viernes, 15 de noviembre de 2019

Tones and I - La canción que no permite que Dua Lipa sea número 1


¿Pero quién o quiénes son los tales "Tones and I" que con esa canción, "Dance monkey", no permiten que el trallazo nuevo de Dua Lipa se corone en lo más alto de la lista de singles del Reino Unido?

Bueno, esta entrada en el blog es de las que nos hacen situarnos en el momento actual (que llevamos unas cuantas publicaciones de revival que parecemos los de "Qué pasó con..."), y es que ha sido tan apabullante el éxito de este "Dance monkey" allá donde se ha publicado, que se hacía raro no haber escuchado la canción o haber hablado de ella antes.

Sí, "Tones and I" sólo es una. Realmente es el proyecto musical de Toni Watson, una australiana de voz muy particular (y pronunciación muy marcada, a lo Sia) que ha roto varios records con este tema en su país natal, y que ha acumulado números 1 en Austria, Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Italia, Suecia, Noruega, Alemania y un largo etc.

"Dance monkey" ha sido un sleeper en toda regla, publicado en Mayo, lleva meses triunfando aquí y allá, y después de 12 semanas en las listas británicas, ahora se mantiene desde hace unas cuantas en lo más alto. Todo esto, seis meses después de haber salido a la luz.  Dua Lipa no es capaz de arrebatarle el cetro.

¿Qué tiene "Dance monkey" para petarlo así? Lo primero, inmediatez. Comercial hasta avergonzarte, es una canción que puede gustar (y que se la aprendan) niños de tierna edad y sonar en un bar y hacerte mover ligeramente los pies - no es un rompepistas, claramente -, un sonido de producción elemental de computadora, sin apenas capas, y sobre todo, la fuerza de la voz de esta chica que escupe las palabras. En palabras de su creadora, trata sobre las (altas) expectaciones que tienen de los artistas y que se les exige más de lo que pueden dar (como bailar, cuando no es lo tuyo).

Nos recuerda un poco al efecto de Lil Nas X y su "Old town road", canciones hipersencillas que por lo que sea, conectan con la gente y su efecto viral transciende fronteras, peligrando ser etiquetados de "Super One Hit Wonder". Muchos matarían por un éxito así, es cierto, pero veremos qué más tiene que ofrecer esta chica al mundo y si es flor de un día.

En el clip, aparece caracterizada como un simpático ancianito que después de tomarse sus pastillas, se anima demasiado en un partido de golf.

Si no la conocéis y queréis al menos saber cuál es la canción más famosa ahora en este planeta (digámosle cultura general, más que nada) dale al play

No hay comentarios:

Tones and I - La canción que no permite que Dua Lipa sea número 1

¿Pero quién o quiénes son los tales "Tones and I" que con esa canción, "Dance monkey", no permiten que el trallazo nu...