jueves, 17 de noviembre de 2011

Beginners - Empieza la vida



La última película de Mike Mills es una oda a la vida, a la vida que se disfruta, que no deja que nos consumamos y que nos lanza hacia delante.

Padre e hijo, Hal (Christopher Plummer) y Oliver (Ewan McGregor) han estado siempre confundiendo sus deseos y aspiraciones hasta que algo les hace explosionar. Hal es gay, ha estado casado toda su vida reprimiendo su homosexualidad. Ha sido feliz, lo quiere dejar claro, ha querido a su mujer como a nadie, pero no ha podido experimentar el amor verdadero en todo su esplendor.

Oliver abandona a las personas, huye del compromiso, ha tenido varias relaciones con chicas y cuando ha llegado el momento del asentamiento, ha salido por piernas. Con 38 años y tras el fallecimiento de su padre, algo cambia en él. No deja de pensar en lo que ha sido el matrimonio de sus padres y tras ser testigo de la felicidad que su padre pudo vivir en los últimos años de su vida, cuando le reconoce que es gay tras haber fallecido su madre, se da cuenta de los errores cometidos en el pasado y analiza su comportamiento. Aquello que en su día parecía lo más sensato, huir de los problemas aún cuando ni siquiera se habían producido, ahora lo atribuye a equivocaciones.

Oliver conoce a una chica en una fiesta de disfraces. Ella se marchó de su casa con 16 años y ha vivido en infinidad de sitios. También rechaza los lazos afectivos, ha dejado todas sus relaciones y valora su estado de libertad como lo que más.

Se encuentran dos personas que se necesitan, que imploran el contacto humano, se gustan y se entienden, pero hay algo en ellos que les impide estrechar su relación, y es esa experiencia acometida en los días atrás lo que les provoca no luchar por lo que quieren.

El padre de Oliver no se rindió, buscó la felicidad hasta el último minuto de su vida. Quería encontrar leones pero se conformó con una jirafa. Así se lo dice a su hijo, y lo que vale para el padre vale para Oliver.

Lo que más nos atrae en el mundo es un león, fuerte, seguro, protector, hermoso. Si se nos cruza por la estepa una jirafa, con todos sus defectos y virtudes, ¿por qué no vamos a aprovechar esa oportunidad? Hal ya no está para leones, así lo reconoce y así se lo hace ver a su hijo.

En "Beginners" todos empiezan a amar a una edad tardía, empiezan a reconocer el verdadero significado del amor, lo que significa dar y recibir, valorar ambas acciones.

Oliver contempla a Andy, la pareja de Hal, un chico algo desequilibrado y promiscuo que sin embargo quiere mucho a Hal. A Hal eso le basta y es lo que más feliz le hace, estar con él, con su jirafa. Oliver comienza a plantearse sus valores.

¿Hasta cuándo vamos a estar fugándonos de la cárcel del compromiso? ¿Qué me hace retenerme a tu lado? ¿Puedo empezar a disfrutar de una vez por todas?

Oliver no quiere forzar a la chica para que viva con él, si ella se quiere marchar que se marche. Más tarde ella le pregunta, ¿pero por qué me dejaste ir? Yo me hubiera quedado.

Hay una historia preciosa tras "Beginners", a pesar de encontrarnos con sus personajes en horas bajas. La historia de Oliver y la chica francesa es bastante más compleja que la de Hal, por eso el director les dedica más metraje. Aún así, nos quedamos con ganas de conocer más a ese hombre que tuvo que ir a un psicólogo para tratarle su "enfermedad" y que su único contacto con el mundo gay fue en unos baños públicos, lo cual reconoce era una actividad bastante peligrosa en esa época.

El guión no deja cabos sueltos y nos da explicaciones a todo lo que se nos esté planteando. Cómo era su madre, cómo era su padre, cómo era el mundo en los 50, cómo es en el 2003, cómo se besaban las parejas, cómo eran los actores, así fumaban, así disfrutaban, éste era el presidente...

Nunca es tarde para empezar a vivir...

2 comentarios:

iaGo dijo...

Tiene buena pinta, la tengo pendiente desde hace tiempo ya.

archer dijo...

Pues aprovecha que está filtrada en dvdrip. Para estos días grises es idónea. Saludos!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...