sábado, 17 de marzo de 2018

Belinda Carlisle - La artista que tocó fondo y se alejó del mundo




2017 apuntaba como un buen año para los seguidores de Belinda Carlisle.

Cuando se hizo público que un nuevo disco de la cantante de California iba a ser publicado (y no iba a ser la recopilación número ciento veinte), los pacientes fans que todavía adoramos sus viejos discos, creíamos y confiábamos en que un álbum de música pop estaba en puertas.
No fue así, la decepción en las redes fue evidente cuando Belinda, que lo último que había grabado era un disco de versiones clásicas en francés llamado "Voilá" en el 2007 y que había dejado pasar ni más ni menos que 21 años desde lo que podemos considerar su último disco convencional, "A woman and a man", anunciaba a bombo y platillo que su eminente álbum iba a versarse en cánticos tradicionales inspirados en el Yoga Kundalini que llevaba años practicando...
Menudo jarro de agua congelada que nos había echado por el cuerpo.

Todo apunta a que la Belinda que despuntó con sus canciones pop rock no volveremos a verla, para desgracia nuestra. No hay más que leer esta entrevista para comprobar que reniega de alguno de sus trabajos, sobre todo el último en esta vertiente, el antes mencionado "A woman and a man".

El año pasado también se editó una edición especial por el 30 aniversario de "Heaven on earth", que tampoco es que ofreciera un llamativo material nuevo porque todas las canciones que no aparecían en ese disco y que se grabaron por la época, ya han sido conocidas a lo largo de los años y lo más que podían incluir, era alguna versión trasnochada que poco valor aportaba al conjunto. La reedición pasó con más pena que gloria, y los seguidores seguíamos con más ganas de Belinda, de aquella Belinda que nos enamoró.

Por lo que en resumen, el 2017 no ha sido un buen año para sus seguidores.



"Desde las rompedoras Go-Go's a una exitosa carrera en solitario por todo el planeta, Belinda Carlisle ha vivido su vida en el carril de aceleración superando el abuso de sustancias con meditación, mantras y Yoga. "Classic Pop" se cita con la icónica cantante de California  mientras celebramos el 30 Aniversario de su "Heaven on Earth" y edita su primer disco nuevo en una década".


“Puede que no lo aparente, pero tengo un corazón punk rock. Quien soy se lo debo a Iggy Pop. Cuando ví la portada de “Raw Power” -  eso cambió completamente mi vida – “


Así que, para Belinda Carlisle todo comienza con el lápiz de ojos de James Newell Osterberg Jr. mirando amenazantemente a un lado en aquél disco junto a The Stooges de 1973.
Quizás podamos encontrarnos más paralelismos, también. Como el icónico cantante, Carlisle ha peleado por conformar su música fuera de los estereotipos del negocio, batallado varias adiciones y emerge en estos últimos años como alguien en paz consigo misma.

La entrevista se produce en un estiloso hotel de Londres, Belinda simultáneamente repasa su carrera mientras mira al futuro. Una reedición por el 30 Aniversario del muy amado por el público LP “Heaven on earth” está a punto de editarse, el mismo día que su nuevo disco en una década, “Wilder shores”, un álbum de cánticos ligado a su práctica de 20 años del yoga Kundalini.

Pero primero, pulsemos el botón de rebobinar. Todo comienza con el punk, según Belinda, y la cruda y emergente escena de Los Angeles para ser exactos.
Belinda era una intérprete destacada en el territorio escabroso y compacto del punk de LA a finales de los 70. Después de salir huyendo de su casa y aventurarse en las drogas, encontró su objetivo en el floreciente panorama punk de locales como el “Whisky A Go Go” y “The Masque”.  Adoptando el mote de “Dottie Danger”,  flirteó con la batería en The Germs, junto a Pat Smear (que colaboró con Nirvana y actualmente, con los Foo Fighters), pero acabó dejando la banda debido a problemas de salud sin llegar a hacer una contribución significativa.

“¿Existe un universo alternativo donde Carlisle está tocando en locales llenos de escupitajos y serrín vestida de punk?
“Oh, Dios mío, así es mi alma. Soy contraria por naturaleza – explica – Así es justo como soy yo. Es curioso que cuando estaba en la escena punk de LA solíamos ver a los White Sikhs con sus turbantes y pensábamos que eso era totalmente punk -  y algo así es en lo que yo he terminado – “


RABIETAS DE ADOLESCENTE

A pesar de parecer el típico acto de rebelión adolescente, Belinda se involucró realmente en la escena por la música en sí, no por unos padres que la condujeran a ello.

“Cuando estaba en el instituto, íbamos a las tiendas de discos en el Boulevard y esperábamos a que se publicaran los nuevos ejemplares de NME y Melody Maker, que salían cada dos meses, y poder ver las fotos de los Sex Pistols y todo lo que procedía de Londres. Esa tienda cambió mi vida. Crecí escuchando la radio de California y entonces todo cambió  - empezó cuando ponían a The Doobie Brothers, Seals y Crofts y los Eagles –  Me siguen gustando ahora pero por entonces no era capaz de apreciarlos debidamente -  Era un rollo.
Después llegaron Roxy Music – pude ver a bastantes de los que tocaban en Los Angeles por aquella época durante mi juventud.
La escena punk de LA éramos solo 50 chavales o así. Cuando The Police – que por aquel entonces eran punk – llegaron a la ciudad, apenas había nadie en su concierto. Nadie conocía esa clase de música, que fue sin embargo creciendo bastante rápido en locales como The Masque y otros clubs pequeños.  Entonces el Whisky empezó a contratar bandas de punk. 


“Ésos eran los tiempos en los que Van Halen estaba actuando en el Whisky. Recuerdo a Eddie Van Halen y su hermano Alex en sus espectáculos atronadores saltando por el escenario y gritando al público “Que os jodan! Sois todos un montón de fracasados!” y nosotros les chillábamos respondiendo “Que os jodan a vosotros!”.  Decían que nuestra música era una mierda, etc…


“El mundo del punk de LA estaba más enfocado al arte – era un poco más reducido que en Nueva York. Nueva York es un sitio duro. Pudo ser a finales de los 70. Existía un cierto grado de cólera allí pero no era en absoluto sobre política. Estábamos intentando ser ingleses con esa rabia impostada”
“No había nada por lo que estar cabreados en la California de finales de los 70, a no ser que procedieras de una familia disfuncional”.

Ah, esa palabra, “disfuncional”.
La vida de la familia Carlisle estaba lejos de ser considerada idílica, y su decisión como adolescente de abandonar su hogar la dejó en la búsqueda de una nueva dirección.
Después de ese breve flirteo con The Germs, quiso hacerse un nombre formando una banda con Jane Wiedlin y Charlotte Caffey a las guitarras, Margot Olavarria al bajo y Elissa Bello en la batería.

The Misfits pronto se convertirían en The Go-Go’s y la historia de la banda de chicas que más ha influido en los tiempos estaba a punto de arrancar.


CONVERTIRSE EN UNA GO-GO

El apoyo a la banda en sus actuaciones fue instantáneo, pero conseguir un contrato discográfico les costó bastante más. Belinda experimentó por primera vez un sexismo denigrante y un conservadurismo en la industria discográfica de Estados Unidos de la que fue complicado desprenderse.

“No teníamos ni idea de qué hacer, cómo conectar nuestras guitarras a los amplificadores. Empezábamos de cero”, Carisle añade con una mueca, “Ensayábamos en The Masque y compartíamos un local de ensayo con The Motels. Todas las bandas nos acababan dando lecciones “Oh, esas pobres Go-Go’s…” .  Ensayábamos todas las tardes al salir del trabajo. El primer concierto que dimos, fue de tres canciones – y la primera canción la tocamos dos veces – Nunca tuvimos problemas en el comienzo, siempre teníamos público, supongo que porque éramos una atracción, teníamos bastantes seguidores. Nadie nos quería contratar ni cuando las entradas para un concierto de Go-Go’s se agotaban”.

 

MILES ENTRA EN ACCIÓN



IRS Records era un sello discográfico dirigido por Miles Copeland (el padre de Stewart, miembro de The Police), y gracias a ellos el mundo pudo descubrir a R.E.M., The Bangles, Berlin, The Cramps, The Dead Kennedys, la banda de su hijo, por supuesto, y a las Go-Go’s.

“Miles vio el potencial. Teníamos sueños de ser fichadas por CBS o EMI, pero no. Fue en IRS. Lo que finalmente fue algo tremendamente bueno. No esperaban ni por asomo en que vendiéramos tantos discos”
“Tuvimos que fijar un acuerdo por nuestros beneficios para que ellos no los gestionaran en su totalidad. Fue una auténtica explotación. Al final fue todo bien pero en su momento, tuvimos que recurrir a la justicia”.
“Fue todo muy borroso. No teníamos tiempo libre. No sabíamos que no podíamos negarnos a ciertas cosas y estuvimos en la carretera dos años y medio. Estuvimos aquí durante tres meses en ese tour. Luego volvimos a Nueva York y grabamos “Beauty and the beat”




“AND THE BEAT GOES ON”

Uno de los más exitosos debuts de todos los tiempos, “Beauty and the Beat”, alcanzó lo más alto de las listas de Estados Unidos durante seis semanas en 1981, despachando una impresionante cantidad de dos millones de copias en ese periodo. Éxitos clásicos llegaron rápido con “We got the beat” y la co-escrita junto a Terry Hall “Our lips are sealed”. La oscuridad pronto empezó a descender mientras el caos se prodigaba. The Go-Go’s pronto obtuvieron una dudosa reputación como animales de fiesta descontroladas, mayor incluso que la que arrastraban sus contemporáneos masculinos por la bebida y las drogas. Carlisle era una imperdonable dominadora.
Pese a problemas internos en la banda y que el abuso de sustancias hacía de las suyas, una malhumorada continuación como fue “Vacation” llegó un año después como presentación del disco de 1984, “Talk show”


“La banda empezó a resentirse después de la salida de Jane. Era una de las miembros fundadoras y principales compositoras. No podían seguir The Go-Go’s sin Jane”, añade Carlisle.
“Había montones de drogas por todos lados, esto está bien documentado. Montones de problemas nuestros salieron a la luz y provocaron mella en la banda. Intentamos sustituir a Jane pero no funcionó así que acabamos separándonos”.

Parte de la acritud original que demostraba la banda era hacia la propia Belinda, por la atención que recibía como líder. Después de un show en el festival de Rock in Rio en 1985, Carlisle y la guitarrista Charlotte Caffey decidieron darse un tiempo. Naturalmente, el mundo estaba esperando que Belinda empezara su Carrera en solitario. Justo un año después, los estilistas estaban al mando y una artista de aspecto fresco y un pop amigable había nacido.

“Fue muy intimidatorio empezar yo sola. Tuve que asentarme y saber dónde tenía los pies metidos. Me llevó mucho tiempo, ahora es como montar en bic.
Puedo poner la marcha y adelante.  Estaba realmente insegura por salir ahí fuera y ser el absoluto centro de atención. No podía compartir impresiones con otras personas en el escenario.”

En 1996 salió “Belinda”, la apuesta de Belinda para empezar su progresión como artista en solitario. El disco, donde destaca el Top 3 “Mad about you”, incluía una colaboración con Lindsey Buckingham, de Fleetwood Mac, “Since you’ve gone” y continuaba su relación con Charlotte Caffey, “Ella es una compositora impresionante y fue un gran apoyo para mí cuando la banda terminó. Fuimos siempre amigas íntimas, unidas por la sobriedad. Yo intentaba estar sobria y ahí estaba ella para ayudarme”. 

“Habían montones de razones diferentes de por qué tenía sentido trabajar juntas. Nos entendíamos. Ambas nacidas y criadas en California, por lo que compartíamos la misma sensibilidad hacia algunos temas. Nos gustaba la misma música y nuestra relación era muy intuitiva. Ya hace que nos conocemos 40 años”.


Si “Belinda”, el disco, fue una sutil aproximación al éxito, no fue hasta su segundo intento, “Heaven on earth”, (1987), que conectó a Belinda con la estratosfera del pop en donde comenzó a codearse directamente con Madonna y Whitney Houston luchando por el título de la estrella femenina más importante de los 80. "Heaven is a place on earth" es la única canción de Belinda que consiguió situarse en el Número 1 en la lista del Billboard americano. 

El estrellato se magnificó, pero las dudas internas persistían. Belinda todavía estaba combatiendo sus adicciones.



CURIOSIDAD:

¿Sabíais que "Heaven is a place on earth" es una pieza fundamental en el argumento del aclamado capítulo "San Junipero" de la serie "Black Mirror"?









“Fue bastante complejo todo, me estaba preguntando “¿Realmente soy merecedora de todo esto?”. Me sentí como una impostora durante años especialmente en mis primeros discos en solitario” – Carlisle explica – “Recuerdo una actuación en Manchester, en el “Heaven on Earth Tour”, y mirar por la ventana del recinto y pensar “¿por qué demonios ha venido toda esta gente a verme?”. Todavía tengo el potencial para hacerme eso a mí misma pero no tanto como por entonces. Aún puedo hacer un show y concentrar mi atención en mí pensando que no estoy pasándolo bien, aunque en los últimos quince años finalmente he conseguido sentir algo como “pues sí, esto es para lo que he nacido”. 




UN CAMBIO SE AVECINA

La fase de pop imperial de Belinda continuó con el éxito de “Runaway Horses” (1989) y su cuarto disco, “Live your life be free” dos años después. Aunque el esterotipo impostado que su discográfica quería de ella, como una mujer portentosa procedente de las playas de California, empezó a perder su lustre para Belida.


“Justo después “A woman and a man” (su disco de 1996), fue despedida de mi compañía discrográfica. Sucedió en mi 40 cumpleaños!. Fue lo mejor que me podía haber ocurrido, llevaba mucho tiempo en esa carrera, desde que tenía 18 años, y me encontraba todavía devorada por mis adicciones.
Ese último disco es espantoso – ni siquiera puedo escucharlo - . Puede que haya un par de canciones decentes pero la mayor parte no merecen la pena. Estaba atravesando un montón de asuntos personales y tenía que ordenar mi vida primero.


Mi familia y yo nos mudamos a Francia en 1994. Mi hijo nació el día de los altercados en LA en 1992 y eso plantó una semilla. Mi idea de tener una vida exitosa nunca ha sido poder conducir un Mercedes o vivir en una mansión – Tengo cero deseo por eso. Mi marido piensa lo mismo que yo. Es más sobre la libertad y nada más. Mi marido trabaja en una agencia de talentos de Hollywood  y fuimos para el 40 aniversario del mandamás  a un club de campo enorme y me puse a pensar “¿así es cómo vamos a terminar?”
Me dejó bastante deprimida.
Estábamos leyendo libros de Peter Mayle (el autor británico de entre otros “Un año en la Provenza”) y viendo “Atrapa a un ladrón” ininterrumpidamente, y entonces pensamos en el Sur de Francia. Nos dimos seis meses para mudarnos allí y estuvimos 22 años.
 







LLENA DE PROMESAS DEL ESTE

Bangkok ahora es el hogar de Belinda, “es como Disneylandia y el Salvaje Oeste juntos! Muy mental”, dice. “Es una ciudad insólita porque es una metrópolis hirviente, pero también Budista y muy relajante. No hay nada de la agresión y la exasperación propia de las ciudades modernas.  Disfrutamos del beneficio de los dos mundos. Me encanta Asia. Es excitante y amo la energía que existe aquí”.

Ausentada del mundo pop – al menos en el estudio – Carlisle todavía interpreta su cancionero repleto de éxitos a los fans que acuden a sus espectáculos en directos por todo el mundo.
Le apetecía un cambio en su dirección musical. Después de 11 años publicó “Voilà”, un disco en francés en donde reinterpretaba canciones clásicas del que por entonces era su país de adopción.

“Han pasado 20 años desde mi último disco de pop al uso. “Voilà” tenía sentido cuando estaba viviendo en Francia y siempre sentí que dentro de mí tenía una latente “chanteuse”.
Estaba representando un papel mientras cantaba esas letras”
“Los últimos 20 años de mi vida – y especialmente los últimos 15 – me he visto cantando e involucrándome en otros estilos de música diferentes. La música devocional es sobre todo lo que escucho ahora: Maria Callas, Fleetwood Mac, algo de Depeche Mode… todavía me apasionan”.




CÁNTICOS POR MILLONES

Ahora llega “Wilder shores”, el trabajo más experimental de Carlisle hasta la fecha, que incluye siete mantras hábilmente moldeados a las formas del tradicional Pop del oeste. “Intenté hacer este disco hace cinco años y no hubo manera de que funcionara. No estaba preparada para esto porque no se trata sólo de cantar, es otra cosa diferente. En algunos aspectos, fue incluso más complicado que “Voilà”. Estuve yendo a clases de Kundalini hasta por dos veces y pude aprender los efectos del mantra.
Entonces tuve que encontrar los cánticos que a mí más me transmitían – ha sido un proceso de unos tres años.
“El tipo de Yoga y canto que yo hago es bastante complicado porque hay miles de mantras y posiciones de manos y brazos que usas combinadas con los mantras y técnicas de respiración.
Es una ciencia probada. Pronunciando las palabras correctamente activas tu sistema de glándulas presionando los puntos meridianos de la parte superior de tu boca.
“Nunca podré ser una cantante tradicional devota. Soy una cantante de pop. Eso es lo que sé. La única forma de hacer que este disco funcionase para mí era coger los repetitivos mantras  y plasmarlos en una canción con formato pop donde hay un verso, un puente, el estribillo y a veces un “middle eight”.

“Nunca aprendí a tocar un instrumento y debería haberlo hecho. Podría haber escrito un montón de canciones. Me quedé en uno de los primeros acordes. Ahí acabó todo para mí. Pasados los años, mis contribuciones ha sido sobre todo textos – en “Wilder shores”, sin embargo, son todo melodías”.
“Los mantras tienen un montón de poder tras ellos y tienen la habilidad de cambiar la atmósfera energéticamente – se ha comprobado – Lo que yo espero – especialmente en este mundo loco – es llevar a la gente a la práctica.
Éste es un álbum pop, aunque, confío en que le aporte curiosidad a las personas.
A algunos fans les gustará, otros ya han dicho “Espero que el disco sea en inglés”. Este disco obviamente no es para todos y no tiene intención de serlo.

MEDITACIONS SOBRE TRUMP

Carlisle puede que lleve más de dos décadas sin vivir en los Estados Unidos, pero mantiene una pasión y un sentido inconfundible de la política sobre lo que pasa en su país. El ascenso de Donald Trump es una causa particular por la que se preocupa:
“Tener un hijo gay me ha hecho ser más socialmente y políticamente activa. No me gusta dónde se dirigen los Estados Unidos.
Creo que “Wilder shores” podría ayudar. Puede sonar cursi, pero realmente lo pienso.”
“Cuando te asientas y consideras todo por hecho, es cuando llega un monstruo a tu oficina y te das cuentas de lo afortunado que eras y que vas a tener que luchar para conservarlo”.
Si eso ha hecho que la gente se conciencie más, entonces algo positivo podemos sacar.
“Regresé a la Meditación Transcendental después que de Trumpo ganara las elecciones. Necesita toda la ayuda que pudiera obtener para asumirlo! –
Con el Yoga y los cánticos cambias la perspectiva de tu mundo. Cambia tu estado de mente, te pone en sintonía con todo lo que te rodea. También es capaz de calmar la ira de la política.


El estilo de vida de Belinda también ha dado un vuelco en los últimos años. La bebida y las drogas son historias pasadas. La cantante lleva sobria  desde mediados de los dos mil, “Ya ni pienso en el asunto. Cuando lo dejas definitivamente, ya está. Puede tener cerca a gente bebiendo y fumando pero no puedo soportar a gente tomando cocaína. Me hace sentir muy a disgusto. No lo extraño. Hace mucho que lo saqué de mi vida.

“El programa de los 12 pasos me fue de gran ayuda, pero no ha sido hasta que el Yoga y los cánticos han entrado en mi vida que todo ha alcanzado un nuevo nivel.
Si siempre estás intentando luchar contra la mera, finalmente acaba volviendo a ti”.


2 comentarios:

MIDAS dijo...

Menudo homenaje le acabas de hacer a la Carlisle. Uno de esos posts larguísimos de los que ya nadie hace. Ni siquiera yo.

Y la verdad es que después de todo lo leído, solo he entrado para hacer un chascarrillo. Porque yo no tenía ni zorra idea de que el último disco iba sobre mantras, ni había leído nada sobre él. Imagínate mi cara cuando lo puse y comenzó a sonar. Estuve dándole al Shazam para ver si me había equivocado de disco y todo. Un mojón como un piano es poco, comparado con semejante engendro. Pero mira... Echas un vistazo atrás y se lo perdonas todo.

archer dijo...

Gracias Midas, es un ejercicio que por un lado me viene muy bien porque traducir una entrevista me ayuda a mejorar mi inglés, así que lo miro por ese lado.

Está tenido muy buena acogida este artículo. Hay poca información de Belinda en español y por eso me animé a escribirlo.

Lo del "Wilder shores" tienes razón, es infumable. Hemos perdido toda esperanza de volver a ver a Belinda haciendo un disco de pop al uso.
Ella es la primera que admite que no va a volver a pasar por eso, demasiados traumas de la última vez. Prefiere vivir de su repertorio, hacer modestos conciertos que sigue llenando pero no va a ofrecernos nada nuevo.
Imagínate que este "Wilder shores", a modo de regalo, incluía una versión innecesaria de "Heaven is a place on earth" que a su vez incluyó en el disco de 30 aniversario... y es lo más cercano que vamos a tener de lo que era la Belinda Carlisle que todos conocemos.
Tenía altas pretensiones con este disco, y seguro que por lo que cuenta, le ha costado horrores grabarlo. La preparación de las canciones, la vocalización, los arreglos... Ella quería que el disco concienciara a la gente y les acercara a esta práctica de Yoga, y los fans no están por la labor. Si ella se ha vuelto mística y trascendental, es cosa suya. Pero por muy seguidor que seas, este disco no hay por donde cogerlo. Ya el "Voilà" costaba lo suyo, imagínate esto.

Tones and I - La canción que no permite que Dua Lipa sea número 1

¿Pero quién o quiénes son los tales "Tones and I" que con esa canción, "Dance monkey", no permiten que el trallazo nu...