lunes, 25 de junio de 2012

Love of Lesbian - Wio, antenas y pijamas



"Wio" es uno de los cortes más interesantes del nuevo disco de Love Of Lesbian. En alguno sitios, no me suena haberlo visto en el cd, la llaman "Wio, antenas y pijamas".

Tiene una de las melodías más efectistas del álbum, y la producción realmente es notable, haciendo un juego de trucos en el que simulan interferencias, saturación de ondas o pérdidas momentáneas de sonido.

"Wio" para empezar, se trata de una aplicación para móvil. La Wikipedia lo describe así:

"WiO is a free mobile application[1] that enables users to receive information, as well as various deals and discounts, from the brands they see advertised in television commercials and programs"

¿Tendrá algo de relación con lo que han escrito Santi Balmés y los suyos? Podría ser, algo deducimos cuando canta "Oigo radios clandestinas en un cóctel agradable de noticias. Menos las tuyas". Las letras de Love of Lesbian pueden ser claras como el agua o esconder mensajes crípticos difíciles de descifrar. Tampoco creo que sea algo consensuado, es simplemente una idea que van exponiendo con palabras confusas y posiblemente no quieren aportar ningún verdadero significado de fondo.

Definen "Wio" como una llamada que siempre se produce a la misma hora, a las diez menos cuarto, y que le incita a echarse a la calle y perder la cabeza. Podría ser una analogía al efecto que la tecnología está teniendo en las personas, el paroxismo que mostramos hacia los móviles y demás cacharritos, esa excesiva dependencia, ese amor pasional sin medida.

El anonimato es más convincente en la noche, y la gente se crece en la comodidad que nos da el hecho de no revelar nuestra identidad. "Para públicos y obsesos que en la noche se sinceran y se crecen. Qué valientes." indica Santi, admitiendo que estas personas prefieren mantenerse en la oscuridad, en ese anonimato, para conocer a otros, sincerándose, mandando señales, ¿puede ser a través de su concepto inventado Wio?.

El ruido al que se hace mención a lo largo de la canción podría ser esa comunicación incesante que nos tiene interconectados. Nos creemos que lo tenemos todo así, que incluso podemos escuchar el sonido del mar si acercamos la oreja. Es un ruido que todo lo ve, hasta el silencio.

Por eso, si alguien osa gritar te amo en un balcón, se puede considerar como una interferencia. Hay que echarle la culpa a alguien o a algo, qué tal al viento solar.

Tenemos que huir, antes de las diez, antes de que ese sonido vuelva a irrumpir en nuestras vidas. Necesitamos despejar nuestras cabezas o nos vamos a volver locos. Espero tus noticias, me llega de todo, menos las tuyas. Tú, sí, tú, no acabas de aparecer. Ese ruido está acabando con la cordura de las personas hasta el punto de aceptarlo como lo único que conocemos, que sabemos.

Hay que destruir esa antena gigante. Hay que acabar con ella.

Esto es una interpretación libre del texto de Love of Lesbian. Luego que cada uno saque sus propias conclusiones.



Wio, siempre me viene ese ruido a las diez menos cuarto cuando llegan esas ondas de manera puntual.
Oigo radios clandestinas en un cóctel agradable de noticias.
Menos las tuyas.

Wio, sé que la culpa la tiene esa antena gigante.
La instalaron sin permiso y hace el alma estallar.
Al igual me he vuelto loco y a mi edad me ha dado por oír mil voces.

Y sé.
Si acerco el odio no podré escuchar el mar.
¿Lo ves?
Tan sólo aquel ruido que aceptamos por verdad.
Y si el ruido es, todo lo que se.
Un ruido que, hasta el silencio ve.
Huyamos hoy antes de las diez.
Si huimos hoy, no enloqueceré.

Wio, constelaciones de gente como un planetario de cien labios que se ignoran en sistema dual.
Para públicos y obsesos que en la noche se sinceran y se crecen.
Qué valientes.
Wio, alguien en una terraza gritando te amo.
Una suave interferencia culpa al viento solar.
Un poema embotellado que en estéreo ha aterrizado en mi inconsciente.

Y sé. si acerco el odio no va a aparecer el mar.
¿Lo ves?
Tan sólo aquel ruido que aceptamos por verdad.
¿Lo ves?
Si somos dos islas en un mar que es gris ciudad.
¿Y quién?
¿Quién de los dos se atreverá a hablar?

Y si el ruido es, todo lo que sé.
Un ruido que hasta el silencio ve.
Huyamos hoy antes de las diez. Si huimos hoy, no enloqueceré.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Buen análisis.
Fin de la interferencia.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...