domingo, 24 de octubre de 2010

Meredith Brooks - Nunca abandonarás la ciudad del pecado



Cuando Meredith Brooks desembarcó en 1997 con su guitarra, su potente voz y una fuerte imagen, no fue casualidad. En esos años un boom de artistas femeninas (Tori Amos, Lisa Loeb, Liz Phair, Natalie Merchant, Shawn Colvin, Sheryl Crow) reivindicaban la música como herramienta para expresar su lado salvaje.
Habíamos dejado a un lado los estereotipos femeninos en donde ellas no encontraban un hueco en el rock y de repente parecían salir por todos lados chicas que llevaban los pantalones, que clamaban al cielo sus derechos y sin olvidar su condición, exigían que se las considerara como estrellas del rock.

La mayoría ha resistido correctamente el paso del tiempo y gracias a ellas el pop femenino adquirió otro cariz, algo que han heredado muchas de las contemporáneas. Han sabido aprovechar sus armas empezando por su físico para vender unas canciones que ofrecían visiones nuevas, dotadas de una gran sensibilidad y con una percepción antes no vista en el rock. Ha habido ejemplos previos muy puntuales pero la oleada que aconteció en la parte final de los 90 fue algo insólito.

De esta avalancha surgió, como decimos, Meredith Brooks y "Bitch" y su declaración de intenciones dió la vuelta al mundo con muchísimo éxito. Aunque su nombre rápidamente fue muy popular en el sector, el esplendor de ese éxito opacó el resto de su repertorio.

En 1999 editaba "Deconstruction" y ese fue el principio del fin de Brooks. A pesar de que ella sigue en activo (tiene planeado para este año un disco nuevo) y ha seguido trabajando incesantemente, Brooks no repitió ni por asomo la hazaña de "Bitch". Efectivamente, es una One Hit Wonder.

Si conocéis un poco su repertorio, sobre todo, ese segundo y vapuleado disco, quizás os hayáis encontrado como yo, que entre mucho tema regular del montón hay uno que sobresalía enormemente: "Sin city".

Para escucharlo os tenéis que por un momento imaginaros a Bruce Springsteen (otro gran escritor sobre perdedores y misiones imposibles) y ahondar en ese mensaje lacónico y pesadumbroso que nos presenta Meredith.

Qué decir que es uno de los mejores textos escritos por la americana, y qué decir que su melodía es de las más redondas. Un estribillo con mucha fuerza, unos coros grandiosos, un puente de guitarra excelente y una parte final en la que uno queda impactado. Nunca podrás abandonar la ciudad del pecado, donde tú eres el rey; remata el fantástico estribillo y ahí, concisamente, lo engloba todo. Ciudades de cocodrilos, serpientes y fieras, todos intentan hacer daño, arañar en tu piel, nadie comparte el pastel y sólo nos preocupamos de nuestro interés personal.

Los pecados nos persiguen, la sangre no se borra de tus manos, puedes cambiar tu nombre pero la sensación de culpa sigue ahí. Cada uno de nosotros tiene algo de lo que lamentarse y podemos mirar hacia otro lado, pero al final del día el reflejo de tu rostro sobre el cristal es más fuerte que tú.

Nunca abandonarás esta ciudad mientras tú seas el rey, repito, y Meredith plasmó en su composición la culpabilidad, el arrepentimiento y la hipocresía con mucho atino.

Espero que os guste la canción que he querido rescatar.




In this town of pain
You could be the lucky one
Fate turns on a dime
The only thing that will change
Are the lights when they get brighter
They replace the sun

Out the door, you get burned
And there is no way back in
You've got nothing
Snake eyes, the house always wins

[Chorus:]
A drowning man does not die silently
You can feel the final warning
And the black money follows
Through the veins of the shallow
Change the name to protect the guilty
You'll never leave Sin City
Where you are king

In this room of shame
You could sink this town
And breathe another day
The mirror faces you
You cannot look away
Blood is on your hand
The streets will be the same
Under your feet like quicksand
Touch the face where a kiss of hope can last

[Chorus]
Ooohhh where you are king ooohhh

A drowning man does not die silently
You can feel the final warning
And the black money follows
Through the veins of the shallow
Change the name to protect the guilty
You'll never leave Sin City

Just one kiss from the shadow
Will be the touch of an angel
Just one kiss is all that you need
If you never leave Sin City
You never leave Sin City
You never leave Sin City
Where you are king

Just one kiss ohhhh-oh-oh-oh
Where you are king [repeat]


5 comentarios:

MIDAS dijo...

¿Sabes por qué esta canción destacaba del resto en ese álbum? Muy sencillo, fue compuesta para la película "Snake Eyes" de Brian de Palma en 1998 y se incluyó en el disco de rebote. Ya sabes que deconstruction iba por otros derroteros muy distintos con aquel dueto con Queen Latifah tan decepcionante y creo que "Sin city" ni siquiera llegó a ser single -Si la peli hubiese funcionado mejor, probablemente habría tenido una mayor repercusión- Una lástima...

Resumiendo, que "Sin city" es lo mejor del disco, porque no tiene nada que ver con el disco. Triste ¿Verdad?

archer dijo...

Gracias por la info, Midas. Mucho después de comprar el disco, supe que esta canción era parte de esa película (en la letra mencionan hasta el nombre, "snake eyes"), pero no sabía que la habían metido en el disco para rellenar. Es lo que comentaba sin saberlo, que esa canción desentona del resto.

Efectivamente, es lo mejor del disco porque no tiene que ver con el pop facilón que es el resto del disco, aunque alguna canción salvable podemos rescatar, tampoco vamos a ser tan radicales.

Ivan dijo...

Que casualidad! hará unos 5 años que no escucho ese disco, y justo hace un par de semanas me lo puse y ahora lo comentas! estoy de acuerdo, Sin City es la mejor canción, aunque también hay otras decentes, a mi me gustó mucho Shout.

Aparte de la calidad de las chicas rockeras "comerciales" de hace diez años, muchas de ellas casi desaparecieron porque era su hora, y tras 4 o 5 años de acaparar las radios (desde 1995 y el Jagged Little Pill de Alanis), la gente se cansó. Le ocurrió a muchas de las que y, aunque muchas siguen publicando, lo hacen a menor escala, desaparecieron de la música "global" y de la radio fórmula. Ejemplos de chicas que publicaron entre 1999-2001 y que sufrieron "este efecto 2000": Meredith Brooks, Tracy Bonham, Paula Cole, Abra Moore, Liz Phair, Billie Myers, Fiona Apple, Natalie Imbruglia, Joan Osborne,...

Anónimo dijo...

Meridith Brooks, recuerdo a esta solista cuando surgio con mucha fuerza. Si no me equivoco ella habia fundado un grupo llamado The Graces, junto a Charlotte Caffey (The Go-Go's) y Gina Ciambotti (corista de Bruce Springsten, luego se lanzo como solista. No se supo mucho mas de ella a nivel comercial despues de Bitch. De todas maneras no se si muchas de las chicas actuales toman este estilo. A mi me recordaba un poco a Sophy B Hawkings, por su musica...

archer dijo...

El pseudorock femenido siempre vende. No hay nada más cautivador que ver a chicas guapas agarradas a guitarras eléctricas, y eso sigue siendo un aliciente a la hora de hacerse con un disco. Luego están las que quedan bien en foto y poco más y las que tienen algo más que decir, que son muchas, gracias a Dios. Charlotte Caffey escribió alguna canción con ella para "Deconstruction", no sabía que había pertenecido a un grupo con ella. Gracias por el dato. Si es que de todo se aprende y los comentarios tan oportunos como estos son de agradecer.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...