miércoles, 25 de noviembre de 2009

Aqua vuelven góticos, diez años después



Ya hace 12 años de aquel "Barbie girl", ese gran hit que dió popularidad al divertido grupo danés Aqua. Mezclando vistosos videos caricaturescos con pop chicloso de fácil digestión, Aqua publicó únicamente dos discos de estudio para después ser tragados por un agujero negro del espacio. Su vocalista, Léne, sacó un disco en solitario que sólo se lo compró su familia y vecinos y de los demás poco se supo.

El 2009 ha supuesto la vuelta de la banda, que han publicado un grandes éxitos que tenían pendiente con la compañía, en el que han incluído tres temas nuevos. Eso sin mencionar una nueva grabación de próxima publicación: un tema navideño titulado "Spin me your Christmas".



Poco a poco se han ido animando con esto de meterse en el estudio hasta anunciar tercer disco completo para el 2010.
Lo primero que escuchamos tras anunciar su regreso fue "Back to the 80's", una pomposa canción insípida que no había por dónde cogerla, con la que todos miramos hacia otro lado y los enterramos en el olvido más si cabe, tal y como hicimos con las Spice Girls en su regreso reciente y aquella bazofia que era "Headlines".

Lo que no nos esperábamos era el nuevo single que extraen de su colección de éxitos, "My mamma said", que está a mil años del primero y que, continuando con las comparaciones con las chicas picantes, no es ni por asomo un "Voodoo".
Se trata de una oscura canción muy bien producida que justifica su "comeback". Un medio tiempo casi tan bueno como fue aquel "Turn back time", en su más pura línea de europop con arañazos electrónicos sinuosos y pianos maquinizados, cuyas partes vocales están muy bien traídas y que se complementan a la perfección. Al principio me pareció algo flojo, pero es después de descubrir su puesta en imágenes cuando me han convencido: No han vuelto para hacer caja, tienen algo más que ofrecer.

Los coloridos Aqua que como si fueran comics o dibujos animados, presentaban cada uno de sus singles, han adquirido un aspecto siniestro y lúgubres. Vestidos de un pulcro negro, con miradas lánguidas, los componentes del grupo se sientan a comer, en una mesa situada en una habitación que recuerda a películas de Bergman o Kubrick. Aspecto tétrico y gestos contenidos que se ven intercalados con escenas en las que se les ve corriendo, como huyendo de aquella escena desagradable. No falta detalle, las sirvientas arrinconadas, las hojas secas esparcidas por el suelo, unas enormes uvas negras sobre la larga mesa, cucarachas a sus anchas entre los cubiertos, un líquido en las copas que no se atreven a probar...

"My mamma said" nos deja un buen regusto, por lo que, si van a sacar disco en el próximo año, habrá que tenerlos en cuenta. Llevan diez años sin hacer nada juntos, y ya era hora de que se reunieran exprimiendo lo mejor de cada uno como grupo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...