jueves, 29 de diciembre de 2011

Stars - Rodeados de corazones muertos



Ay, la Navidad... esa época del año en la que se supone que afloran los sentimientos más humanos y nos volvemos mejores personas. Como digo, se supone.

Mi Navidad anterior fue bastante triste, mi padre estaba ingresado y nos tuvimos que tomar las uvas en el hospital. Al menos estábamos con él.

Ahora afrontamos nuestra primera Navidad sin él y con mi pobre madre en unas condiciones anímicas lamentables. La pobre sufrió una aparatosa caída hace unos días y se rompió el brazo izquierdo y se magulló un ojo. Parece un oso panda.

Pensamos que somos lo suficiente fuertes para superar los obstáculos que se nos presenten, y yo sólo pido al 2012 que me dé un poco de tregua, que me siento exhausto.

Estamos rodeados de corazones muertos que no palpitan si no es por sí mismos. Qué triste es encontrarlo en el seno de tu propia familia. Priorizamos, escogemos y actuamos. La máxima prioridad para algunos somos nosotros mismos, y eso es algo que me deprime. No sabemos qué pasará mañana, cuando el café esté amargo, como cantaban Esclarecidos. Para toda acción hay una reacción igual o en mayor medida.

Mi madre ha estado llorando. Porque se siente sola, porque hay personas a las que ella quiere mucho que no la acompañan cuando más las necesita. Llora de impotencia, de soledad, de rabia. Yo la entiendo y la consuelo.

No espero que la gente actúe de la misma manera que hago yo, pero ¿dónde quedan los sentimientos de las personas? No hay que mirar atrás y ser vengativos, hay que dejarse los reproches a un lado, almacenados en el armario. Son vestidos de fiesta que sólo tienen que lucirse en las fiestas.

Nos hemos vuelto egoístas, hipócritas, inhumanos. ¿Es esta la sociedad que estamos formando? Tenemos que saber que lo más importante somos las personas, el estar con nuestra familia, el cuidar de nuestros mayores como ellos han cuidado de nosotros.

Es complicado reanimar un corazón muerto. Y están por todos lados.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...