miércoles, 4 de septiembre de 2019

Mika - "Tiny love" es su gran canción de regreso


Ha llegado tarde, pero ha llegado. La gran canción que estábamos esperando los fans que nos enamoramos del Mika del "Life in cartoon motion", por fin está aquí.

"Tiny love", el segundo single de "My Name is Michael Holbrook", su quinto disco, que saldrá el 4 de Octubre, es lo más épico que ha grabado nunca. 

Después de arrasar con su disco debut en el 2007, todo el camino recorrido por el libanés, perdiendo algunos fans mientras tanto con discos más modestos como eran "No place in heaven" o "The origin of love", ha culminado en el que apunta ser su mejor trabajo hasta la fecha, como así demuestran los dos adelantos mostrados, "Ice cream", y sobre todo, que es en la que nos vamos a centrar aquí, "Tiny love".

Sin duda, ésta debería haber sido la continuación a ese enorme éxito que obtuvo con "Grace Kelly", "Relax" o "Love today", mucho más en la línea correcta de sucesión, que lo que fue aquél histriónico "We are golden" que presentaba su segundo largo y que a algunos nos dejó algo fríos.

"Tiny love" es Mika en una habitación llena de energía con Elton John y Queen, sus grandes influencias artísticas. Sentados juntos al piano y revoloteando durante toda la canción, comienza Mika hablando de este pequeño amor, sin artificios de ningún tipo, un amor que pasa desapercibido para el mundo pero que dentro de sus corazones se hace enorme. 




Tiene segundos memorables (como ese "But now I'm dancin', dancin', dancin', dancin'. Don't care who can see me dancin'") en donde Mika retuerce su voz, o el estribillo tan efectivo y directo, reforzando la enormidad de su "tiny love", y sobre todo, el punto mágico e inesperado de la canción, donde definitivamente nos roba el corazón, es en el puente. 
Un apenado Mika se arranca la piel y las vestiduras para desnudar hasta su identidad, declamando con toda la sensibilidad de la que es capaz, que se llama Michael Hollbrook y nació en 1983, no está perdiendo la cabeza, sólo se trata de lo que le provoca la otra persona... y cuando interpreta "you get me high on a tiny love",  subiendo su voz precisamente en el "high", es cuando caemos rendidos y prendados a este "Tiny love". Maravilla auditiva.

El videoclip refuerza a la perfección el mensaje que imparte la partitura, que en los pequeños detalles podemos encontrar grandes momentos, sólo es cuestión de la perspectiva desde la que miremos. Y el hermoso puente que antes he mencionado, en imágenes es más sublime si cabe.

Mika merece volver a lo más alto en las listas mundiales con este nuevo disco.
Realmente aquí ha demostrado ser el gran cantautor e intérprete que todos veíamos cuando inició su andadura y que ansiaba demostrar cuánto de enorme es su potencial como artista. 

Nos hemos vuelto pequeños escuchando esta pieza colosal.


NOTA: 9  /   10



No hay comentarios:

Tones and I - La canción que no permite que Dua Lipa sea número 1

¿Pero quién o quiénes son los tales "Tones and I" que con esa canción, "Dance monkey", no permiten que el trallazo nu...