lunes, 1 de marzo de 2010

Basia Bulat - Un corazón para compartir



Repetidas son las mencionas de artistas canadienses que se producen en el blog. Que si los Hidden Cameras, que si Avril Lavigne... pues ahora es el turno de la Tracy Chapman canadiense, como me gusta llamar a Basia Bulat.

Aunque comparten una similitud en la voz casi idéntica, Basia es una diminuta fémina rubia blanca como la leche que poco tiene que ver con la Chapman. En su estilo a veces se cogen de la mano y otras se producen gestos de indiferencia, porque Basia es lumínica mientras que a Tracy le gusta sentarse a jugar en la oscuridad la mayor parte del tiempo.



Lo que Bulat nos presenta navega en el folk de raíces americanas sin llegar a la sumisión absoluta, porque es fácil constatar en sus canciones que le gusta reflejarse en los sonidos de la vieja Europa. Su folk de empaque no conserva ninguna huella de country, aunque el toque "americana" sea palpable, sino que se alimenta de raíces irlandesas o folk de centroeuropa o podría ser nórdico.

No hay más que verla con ese extraño instrumento llamado Autoarpa del que se acompaña en casi todas sus composiciones, el cual no se trata de un arpa como indica su nombre, sino de una cítara con acordes, pero que suena parecido a un arpa.

Ahora Basia acaba de publicar con Rough Trade Records su segundo largo, "Heart of my own", una serie de canciones escritas en carreteras durante su última gira, y que nos presenta a una confiada Basia con más autoridad que nunca, y donde se apreciaba timidez ahora vemos determinación, y para prueba un botón, el primer single "Gold rush". Que por cierto esta canción me recuerda mucho al clásico "Say a little prayer for me".



Escuchando este album me hubiera decantado más por las joyas que alberga, como "Go on", "Run" o la propia "Heart of my own".

Ya sabéis, cuando agarra la guitarra pensad en Tracy Chapman y cuando coja esa autoarpa imaginaros en los acantilados más recónditos de Irlanda.



Su música se hizo muy popular en el frío Canadá por la incorporación de un par de temas suyas de su primera obra, "Oh my darling", en anuncios comerciales y aunque pocos la saben identificar aún, Basia espera reafirmarse como una interesante propuesta, capaz de ofrecer un directo apabullante, gracias a su portentosa voz y su habilidad con varios instrumentos.

"Heart of my own"
te va ganando poquito a poco, y aunque yo veía claros los dos primeros tracks como singles, puesto que son los que primero se te graban en el cerebro, vas descubriendo los preciosos arreglos que decoran "I'm forgetting everyone" o "Sugar and spice", deliciosamente producidos.

Son sus momentos álgidos como en el primer sencillo o con "If only you", con toda la banda detrás, cuando Basia acapara la máxima atención del oyente, o con la potente percusión que se puede escuchar en "Go on", y en sus tiempos lentos, quizás demasiados en el disco, nos dispersamos más con nuestros propios pensamientos.

Todos los que sepan apreciar una voz femenina fuerte y con personalidad y que además amen el folk de mezclas, como he explicado en el primer párrafo, tendrán que ser fuertes si no quieren caer en las redes que ha tendido Basia Bulat.

Un corazón que ha decidido compartir con todos nosotros.


En este video, Basia se acompaña de una violinista y un batería, (sólo dos músicos a pesar del estruendo que levantan), en esta sentida interpretación de "Gold Rush". No podemos hacer otra cosa que quitarnos el sombrero ante tan magnífica voz e impetu.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...