lunes, 2 de septiembre de 2019

Hoy pongo música yo: Sheryl Crow




Imaginad que invitáis a Sheryl Crow a cenar a vuestra casa, y una vez allí, antes de empezar, le pedís que os pinche algo de música, lo que le apetezca.
Que escoja 10 canciones que considere las mejores de siempre.
¿Cuáles elegiría?

Hace unos cuantos años, la revista Q seleccionó las 1001 mejores canciones de la historia, y varios artistas se decantaban por diez. Sheryl entre ellos.

En el blog ya compartimos la playlist de Daniel Radcliffe, en el primer capítulo de esta serie. 

Estas son las canciones que Sheryl Crow seleccionó para Q:



Empezamos por una pieza jazz instrumental de Miles David, perfecta para entrar en ambiente, ir descorchando las botellas y dejarnos llevar por ese maravilloso saxo.
"Blue eyes crying in the rain" de Willie Nelson es una suave tonadilla country que denota las influencias de este estilo que siempre han estado presentes en las composiciones de Sheryl, más que nunca en su nuevo trabajo, "Threads".
Cambio total con una polonesa de Chopin. La norteamericana no oculta su amor por la música clásica.
Toda cantautora que se precie ha demostrado su pasión en algún momento por Joni Mitchell, gran referente de toda escritora acústica.  Sheryl escoge este tema del disco de mismo nombre publicado en 1976, "Hejira".
Un año antes, en 1975, se publicaba el álbum homónimo de Fleetwood Mac, y la Crow rescata "Rhiannon", un tema potente con el que seguramente Sheryl se haya sentido muy inspirada.
Es lo más cercano a su estilo que ha elegido en esta playlist.


Bob Dylan no podía faltar aquí. al que considera el mejor compositor de todos los tiempos y con el que ha tenido la suerte de tocar en algún evento. ¿Si tuviera que mencionar una única canción suya? "Every grain of sand" sería la afortunada.

En la foto que encabeza este artículo aparece Sheryl con Johnny Cash. Una historia de amor que se remonta desde hace años. La interpretación que Cash hizo del tema de Nine Inch Nails, "Hurt", dejó enamorada a Sheryl, y para colofón, Johnny interpretó "Redemption day", tema que se incluía en el segundo disco de la americana, que para ella fue uno de los momentos más importantes de su carrera como compositora.

La recientemente desaparecida Aretha Franklin entonaba las canciones gospel como "Amazing grace" de forma única. Este disco, de 1972, fue grabado en la iglesia baptista de New Temple Missionary.
La espiritualidad de su melodía, y con la incomensurable voz de Aretha, probablemente acompañe a Sheryl en los momentos más delicados.

Ralph Stanley y su bluegrass "Angel Band" es otra elección que demuestra los orígenes de la de Misuri. Se siente como en casa.

 Terminamos con un clásico entre clásicos. ¿Puede ser una de las mejores canciones jamás escritas? "Yesterday", esa canción con la que amaneció una buena mañana Paul McCartney, es un claro referente en la intérprete de "All I wanna do".

¿Hemos disfrutado de la cena escuchando la música que ha pinchado Sheryl Crow? Seguro que sí.






2 comentarios:

Comentarista Local dijo...

Muchas gracias por la entrada.

Llego aquí desde Exquisiteces, y desde cierto aprecio a la música de Sheryl Crow que lleva acompañándome tanto tiempo.
La selección diría que no sorprende nada: refleja muy bien sus referentes a la hora de componer, y de todas y cada una termina siendo deudora. O visto en positivo, hay mucho mérito en esos sonidos que te recuerdan a artistas tan variados como Miles Davis, Jonhy Cash o Fleetwood Mac.

Disfruté mucho sus primeros años, y especialmente sus segundo y tercer álbum.

archer dijo...

Gracias por el comentario!!

La selección no sorprende y veía muy propio recuperarla ahora, porque muchos de estos artistas que ella siente como referentes son los que ha incluído en su nuevo disco.
Yo también disfruté más de sus primeros discos, y de los últimos "Be myself" y "Detours" tienen varias canciones salvables.
De este último no puedo opinar porque he de escucharlo con detenimiento.

Ariana, Miley y Lana - Las nuevas Ángeles de Charlie

Aquí tenemos una colaboración que parecía inverosímil, y que seguro, de no haber sido por los suculentos ingresos que ha recibido cada un...