miércoles, 7 de marzo de 2012

Katie Melua - Vuelta al blandiblú



Si cometer riesgos en una carrera es peligroso, más lo es volver con el rabo entre las piernas para seguir desempeñando tus repetitivas funciones. Puedes llevar años realizando el mismo y aburrido trabajo, el cual te da estabilidad y dinero a fin de mes. Lo que pasa es que tenemos ambiciones, y no hablo de una finca a lo Pantoja, ambiciones de verdad. Queremos llegar más lejos. Progresar. Buscamos otro trabajo que alimente nuestras ganas de avanzar en la vida.

Pasa el tiempo y la jugada nos sale mal. Todos nuestros amigos aplauden la hazaña pero estamos ganando menos dinero y parece que la aventura no está siendo del todo satisfactoria. ¿Volveríamos al primer y rutinario trabajo sólo para recuperar la estabilidad?

Eso es lo que ha hecho Katie Melua.

Ella había conocido el éxito masivo con su segundo disco, "Piece by piece", sobre todo con la canción "Nine million bicycles". Cómo una canción tan ñoña pudo arrasar en todo el mundo sólo nos lo podemos explicar con la teoría esa de que el azúcar a todos nos gusta de vez en cuando, pero únicamente es conveniente en pequeñas dosis.

Katie es entrañable, con esos grandes ojos, ese pelito rizado tan mono y esa cara que le gusta poner de estar a punto de llorar. Dan ganas de acogerla en tu casa, darle un plato de fabada y ponerla al lado del calefactor, mientras la acaricias el pelo y le dices "Venga, que todo pasará..."

Es inclasificable, no sabemos si le gusta el jazz, el folk, el pop, lo new age... Ha practicado la confusión sin querer involucrarse de lleno en nada. Lo único que tienen en común sus canciones es el edulcorante, el cual parecía que se estaba agotando cuando publicó "The House".

En este disco William Orbit le arrebató la manta a Katie, le dió una patada al calefactor y le dió a comer cosas exóticas. La crítica aplaudió el gesto, muchos fans lo rechazaron. ¿Pero qué iba a hacer Katie cuando para contentar a las masas, sacó un disco como "Pictures" copiando los mismos trucos que ya había hecho con "Piece by piece" pero sin acierto? Ella ya había cumplido un periodo, quería desarrollarse como autor. Y bien que hizo.

Ahora es cuando Katie abre mucho los ojos como el gato de Shrek y pide que la perdonen. Vuelve con un disco en su mayoría versiones que retoma el camino trazado por los tres primeros.

"Secret symphony" es un pastel bien cargadito de azúcar gracias a su voz melosa, su orquesta de Disney y su percepción de la melodía. Tenemos versiones de Ron Sexsmith o Fran Healy. Todas pasadas por la fábrica de chocolate Wonka.

El chasco más grande le está viniendo de las críticas, que recuperan la palabra "blanda" y anotan una nueva, "cobarde".

Los de Q, implacables, le dan sólo una estrella al disco. Una de 5.


"El disco "The house", producido por William Orbit, puso a Katie Melua en una genuina posición, desechando las acusaciones de blanda para siempre. Ahora, en un movimiento que desafía el entendimiento racional, ha regresado.
Con su manager Mike Batt reubicado como productor, ha puesto capas de azúcar sobre todo, con brillantes orquestas sin competencia que incluso Katherine Jenkins podría considerar que desprenden demasiada gelatina. El track del título, "Moonshine" de Fran Healy o "Gold in them hills" de Ron Sexsmith, nos liberan en parte de la indigestión, pero la versión indescriptible de "Nobdoy loves you when you're down & out" es un punto bajo en su carrera. ¿Cómo ha podido pensar alguien que esto era una buena idea?"


3 comentarios:

MIDAS dijo...

Ya te comenté lo que pienso de esta vuelta atrás, no me gusta un pelo. Creo que Melua ha preferido ser Barbra Streisand ante que Kate Bush que son los dos iconos que me vienen a la cabeza si comparo toda su obra (Streisand) con "The House" (Bush) y como comenté en mi blog "The House" sacaba un lado oscuro suyo que no habíamos visto y que hubiese estado bien que explorase un poco mas en futuros trabajos. Pero está claro que un disco como "Secret Symphony" se va a vender mucho mas porque su voz suena preciosa y es ese disco que le puedes regalar a tu padre, madre, abuelo o abuela. Vamos, que ahora mismo se diferencia poco con "IL DIVO" -Con lo que nos gusta a ti y a mi "IL DIVO"...- Una pena, si señor.

archer dijo...

Yo me apuesto contigo a que este disco no se vende nada. Ya verás. No se lo compran ni los abuelas. ¿Por qué? Porque la abuela no tiene ni idea de quién es la Katie Melosa y ahora no se la van a meter. Lo peor que puede hacer una artista es confundir a su público, y saltarse varias generaciones. Eso no le sale bien a nadie, que se lo digan a Gloria Estefan.

yukie dijo...

Yo también hubiese preferido que siguiera experimentando con el pop como ya hizo con "The House". A mí este disco me ha gustado, lo llevaba esperando mucho, pero para las altas expectativas que siempre tengo con Katie Melua, conmigo no ha acabado de cumplir. No es que no me guste la vuelta a su estilo "Eva Cassidy", pero es que la venita a lo "Kate Bush" le quedaba estupenda, y con mayor madurez podría haber dado algo muy interesante.
Como trabajo musical, es bueno. Pero le sobra muchísima azúcar (personalmente, su disco más tedioso junto con "Call off the search") y le falta más garra y, sobre todo, mucha más picardía como, por ejemplo, "The Flood" o "A Moment Of Madness".
Yo también creo que va a ser su disco menos vendido.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...