lunes, 26 de noviembre de 2007

CROWDED HOUSE - La Riviera, Madrid, 30 de Septiembre



Artículo publicado en Rockdelux, nº 256:

La vuelta a los escenarios de la banda australiana después de más de una década venía aquí avalada por las radiofórmulas de la nostalgia; pero antes de encontrar el secreto para penetrar en ese mercado, Neil Finn fue algo así como el Nick Lowe de las antípodas, un elegante artesano de canciones pop capaces de dar en la diana del corazón. El concierto empezó con el grupo tan impecablemente trajeado como sus interpretaciones de "Mean to me" y "World where you live", los dos temas que abrían su álbum homónimo de debut en 1986. Pero, tras el baladón "Fall at your feet", la cosa cayó en una profunda sima de aburrimiento hegemonizada por un exceso de cortes del reciente - e insulso - "Time on earth". La recuperación llegó en la media hora final, donde encadenaron todos los temas que esperaba la multitud ("Don't dream it's over", "Weather with you", "Distant sun", "Locked out" y un magnífico "Four seasons in one day") junto a clásicos más privados como "Something so strong", "Better be home soon", "She will have her way" e "Italian plastic" utilizado como homenaje al batería Paul Hester fallecido en 2005. La recepción del público fue tan intensa que estiraron los bises regalando una versión fuera de programa: "Don't fade away" de Buddy Holly.
DAVID SAAVEDRA


Aquí el escritor creo que se ha limitado a escuchar ese recopilatorio tan lucrativo como fue el "Recurring dream" y a desconocer factores fundamentales de la carrera de los de las Antípodas.
"She will have her way" fue el primer single del album en solitario de Neil Finn, "Try whistling this", no forma parte de la discografía de Crowded House. Creo que debería haber hecho esa puntualización.
El disco "Time on earth" no me parece insulso, quizás sea más enrevesado y complicado de aceptar que sus predecesores, pero hay temas que se podrían encontrar entre sus mejores, como "Don't stop now", "She called up" o el mencionado en un tema anterior "Pour le monde".
Es uno de los mejores discos de retorno del año y no desmerece a la discografía de Crowded House.
Uno no se puede limitar a dedicarse en exclusiva a sus grandes éxitos, por muy grandes que sean, sobre todo cuando tienes material reciente para mostrar, fresco y de calidad.
Ah, y aunque alguno de sus miembros es australiano, Neil Finn es neozelandés, igual que su hermano, que en los inicios también formaba parte de la banda.
No se la puede considerar una banda australiana como en el artículo se comenta.

2 comentarios:

Isa y Ángel (de momento) dijo...

Pues he de decirte que yo estuve ahí. Prácticamente en la tercera fila. Cerca de dos horas vinieron a demostrar para aquellos que tuvieran alguna duda sobre la vida del grupo de Nueva Zelanda (que no australiano como se empeñan algunos) de que siguen estando en pleno auge. Ya sabes que mi opinión acerca del último álbum no es muy buena. Me considero bastante seguidor del grupo, los llevo siguiendo más de 10 años, pero creo que con este último disco han desentonado bastante. Sé que el cd es prácticamente un homenaje a Paul Hester, en cuanto a letras, portadas e incluso hasta la música hace referencia a su persona. Y probablemente esa emotividad y el hecho de que llevaran sin sacar un álbum nuevo desde hace mucho mucho tiempo, hayan convertido a las canciones del Time On Earth en un disco clave de la discografía de los crowded. Te puedo asegurar que en el concierto no desentonaron para nada las nuevas junto con las viejas composiciones. Evidentemente no provocaban los mismos impulsos electrizantes como los clásicos Weather o Don´t, pero es cierto que a mi parecer sonaron mucho mejor que en el disco.
El disco tiene gemas que demuestran la calidad compositora que tiene Neil Finn, Pour Le Monde o el que eligieron como single de presentación Don´t Stop Now hacen que con el paso del tiempo se demuestre que aquellos chicos simpáticos neozeolandeses (tal y como los definió la MTV en el año 89) no desentonen en el mundo actual.No es grupo de masas y seguramente su último cd no pase a las estanterías de mucha gente, pero esa minoría, ese ápice de no descubrimiento hacen que merezca la pena continuar tras los pasos de este grupo.
Angel.

Nahim de Liébana dijo...

Que suerte que tuviste Archer. Somos unos cuantos que tenemos el Woodface como una de la cumbres pop de los 90. Me entristeció mucho que tio tan majo y simpatico como Paul decidiera suicidarse. Creo y corrigeme si estoy equivocado que las tensiones dentro de Crowed House se dispararon por el guitarra que entró sustituyendo el hermano de Neil, tuyo sus diferencias con Paul. Si puedes, pilla el concierto de despedida que hicieron delante de la Opera House de Sydney. Es un muy buen directo. Con la gente conteniendo la emocion y los hermanos Finn llenandonos con sus temazos. Solo una reseña más Archer. Creo que uno de los temas más tristes y más desgarradores que oido nunca es el "Four seasons in one day", pero es que además, es una canción como "una casa de pagés". ¡Saludos!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...