viernes, 23 de julio de 2010

The National - Dolor en el alma y amargura en la bebida



No hay quinto malo, dicen por ahí, y bien es cierto que si uno llega a un quinto disco sin haber deslumbrado comercialmente con ninguno es que todavía tienes que tener algo que ofrecer, algo que parece estar siempre a punto de explotar pero que nunca llega, y sobre todo, una parte reducida y silenciosa del público tiene interés en lo que haces. De ahí nacen los grupos de culto, como podría considerarse a The National.

Para The National y sus cinco miembros, desde que empezaron en 1999 en Brooklyn hasta ahora han pasado muchos acontecimientos que les están llevando poco a poco a conseguir una reputación entre la crítica especializada y a colarse en el corazón de un público que no está acostumbrado a verse forzado debido a la insistencia.

"High violet", el disco de encumbramiento de The National, viene a decirnos lo que parece ser que argumentaba "The Boxer", estamos ante una banda con un don especial para confeccionar canciones, con una personalidad irresistible en la que destaca un enigmático e interesante Matt Berninger, y que rezuman una melancolía que muchos no veíamos desde Elbow o Radiohead.

Como pasa con todas estas bandas, es el boca a boca lo que al final nos hace ajustar en nuestros apretados calendarios una escucha detenida para determinar si realmente son tan buenos como se está oyendo por todos lados. El embrujo de "High violet" es lento, pero con paso seguro. Enseguida comprobamos que estas canciones esconden elementos hipnotizantes, esencias adictivas y mensajes evocadores. Con cada audición lo vamos teniendo más claro, The National no son unos advenedizos ni unos usurpadores de pacotilla, no es casualidad la etiqueta de confirmación de promesa (No me jodas, después de cinco discos!!), y en estas concisas 11 recreaciones llenas de amargura, dolor, miedos y sufrido realismo, se observa una capacidad única y personal que se acaba adheriendo en tu piel y van formando parte de un cancionero inolvidable adosado en nuestras neuronas.

Efectivamente, el oyente acostumbrado a la inmediatez de la música comercial se sentirá un poco confuso y reticente con lo que The National tiene que ofrecer, pero como la banda inteligente que se les presupone que son, han sabido mezclar cortes más directos como "Anyone's ghost" con pesos pesados como "Runaway". Todos y cada uno con una belleza envidiable.



Será por esa agradable producción donde todo se intuye pero nada destaca, los pianos, las guitarras, las baterías, son la comparsa de la grave voz de barítono de Matt, que más que cantar parece estar lamentándose en cada track. Si aparece beodo en el video de "Bloodbuzz Ohio" es porque no nos costaría nada imaginárnoslo con dos copitas de bourbon de más mientras grababa el disco. Su voz vuela entre la melodía, no se ajusta a un parámetro exacto, alarga las vocales a su antojo, calla, otorga, se queja y asiente ante las maldiciones de una vida de huídas infinita, como podemos escuchar en la nombrada "Runaway".

The National están a punto de conseguir la reputación mediática que se merecen, porque este "High violet" realmente debería llegar al máximo de gente. Productos de semejante belleza, tan evidente y en el que, por una vez, todos estamos de acuerdo en que así es, no debería quedarse agazapado sin poder saltar a lo alto. Lo van consiguiendo con paciencia, como corresponde a esos discos que los ingleses llaman "pacers", que están semanas en las listas pero que no acaban de alcanzar los puestos de arriba.

¿A qué suena este críptico? Pues como podréis comprobar, os recordará a veces a The Smiths, otras a The Cure, quien sabe si a Radiohead en su trasfondo oscuro. Para los impacientes, que vayan directamente a "Anyone's ghost", para los que piensan ser capaces de ver más allá, que prueben suerte con "Vanderlyle Crybaby Geeks".

Seguiremos muy atentamente la pista de esta banda, porque aunque descubiertos tarde, no es lo suficiente como para recuperar sus antiguos discos, y si se acercan a la calidad de "High Violet", estamos ante un tesoro en el que no nos habíamos percatado.



EDITO: Compruebo asombrado como parezco el último mono en enterarme de todo, porque "High violet" ha tenido unos charts impresionantes:

#3 en USA, #5 en UK, #2 en Canadá, #3 en Portugal (!!!!!), #4 en Grecia...
¿Y en España qué? ¿Seguimos dándole a la pandereta?

5 comentarios:

atticus' daughter dijo...

The National es uno de esos grupos que tengo en cola para explorar su música, porque lo poco que he escuchado de ellos me gusta, y mucho. Me encanta esa melancolía de sus canciones tan profunda, con esa voz que le viene al canto. Supongo que en su discografía habrá de todo, pero la primera impresión que te dan sin duda es esa. Sí que recuerdan un poco a los geniales Elbow, aunque la voz del cantante de The National a mí personalmente me gusta más. Escuché la nueva canción que pusiste y me parece preciosa. Y como siempre, en España, a la cola musicalmente. En fin... es lo que hay, suerte que algunos sabéis donde poner las miras y nos orientais al resto.

Un saludo!!!

David dijo...

Gran grupo éste. The Boxer me encantó, me pareció de una profundidad pasmosa. La voz es de las que cala y la instrumentación tb es de reseñar.
A lo Elbow efectivamete pero (concuerdo con atticu's daughte) con una voz más carismática incluso.
Incidencia en las listas españolas cero, y si no ya veremos...

LAPOR dijo...

hola. es cierto, este disco es de un conjunto de temas de gran calidad, adictiva por cierto.
el 02:14 de "Anone´s ghost" es de una bellezaaaaaaaaaaa tremenda. aunque mi favorita es "Sorrow", puro terciopelo.
no quiero hacer autopromoción pero hace poco les posteaba tmb por este disco (que esta misma tarde vou a comprar en vinilo) y como siempre es interesante constrastar-yo veo una asociación bastante cercana con otros-, aquí va
http://lapor-la-la.blogspot.com/2010/07/high-violet-de-national-maravillas-del.html
Lo único que me choca de este disco es la carátula...
Respecto a lo de la pandereta: y si fuera rebotica? Quiero decir que el q los grupos no se mediaticen y hagan fenómenos de masas tiene sus ventajas, entre otras la cercanía a ellos. En todo caso sí me extraña que no les ficharan para el PS por ej, pocas luces. o.. tal vez no tienen (aun) (o no buscan) el poso/peso de un grupo mítico. En fin, The national es de una elegancia rotunda, adoro este grupo. chao. volveré.

LAPOR dijo...

por cierto, me encanta el título del post, jeje.y somos varios los que estamos sedcidos por el disco

archer dijo...

Siento la tardanza al contestar. En Agosto uno aprovecha el poco tiempo libre que le queda para marcharse por ahí y alejarse de los ordenadores.

Atticus, en la melancolía que pernocta en sus canciones, obviamente nos viene a la memoria Elbow, pero considero que están más cercas de otras bandas como The Smiths, tirando del hilo. Como siempre, feliz de que te gusten mis proposiciones y cuánta razón, España siempre a la cola. Apostamos menos en lo musical que la Nasa contratando personal.

David, no me comparéis The National con Elbow, son dos voces que bien podrían hacer un dueto en algún disco, qué delicia sería. Me apasionan los dos.

Lapor, genial que inviertas en música y sobre todo en vinilos. Comparto contigo tu afirmación sobre la elegancia rotunda de The National y que el hecho de quede como un secreto su existencia entre los seguidores sea un aliciente más por nuestra parte para seguir ahondando en su música tranquilamente.

Ahora mismo miro tu blog.
Saludos a todos!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...