jueves, 12 de mayo de 2011

Hugh Laurie - El Dr. House saca disco



Demasiado se ha hecho rogar Hugh Laurie en su debut en la música, después de los cameos en "A bit of fry and Laurie" y de su papel como compositor de jingles en la comedia de culto "Los amigos de Peter".

"Let them talk" es el album de blues que le apetecía hacer, y en sus 15 cortes y casi una hora de duración, el Dr. House se despacha agusto con sus versiones de Professor Longhair, James Booker y otros clásicos del género.

Su voz hosca y su buen hacer al piano son motivos suficientes, si a eso le añades que te gusta el blues, para darle una oportunidad a "Let them talk".

Os dejo un aperitivo, "You don't know my mind".

martes, 10 de mayo de 2011

The Reason - De idiotas ni un pelo



Elbow recordaba en una entrevista para Q cómo fue la elección de su nombre, y algunos de sus miembros reconocían que les seguía sin gustar, que les parecía tonto y que les hacía poco identificativos. Puede que a "The Reason" les pase lo mismo, otro sustantivo que pasa desapercibido por su falta de concretación. Más allá de un nombre vulgar tenemos a una banda canadiense que ha sabido con "Fools" encontrar las razones que les hagan permanecer e insistir en la música, y que de una vez por todas les quiten la etiqueta de "underrated".

Como buen amante del rock en todas sus vertientes, desde el progresivo, el alternativo, el pop, el punk, incluso si me aprietas el screamo, que un disco aglutine pequeñas dosis de estos estilos me ahorra la pesada tarea de hacerme recopilatorios variados para viajes y así no aburrirme del mismo palo.



"Fools" tiene guiños a Kings of Leon - cuando el cantante incluso se atreve a evocarlos podemos decir que más que un guiño es una imitación completa -, a bandas como Vertical Horizon, Red Hot Chili Peppers, Dave Mathews Band o como demuestran en el primer sencillo, a Panic at the Disco.

Nada nuevo bajo el sol. Aquí el mérito es otro, han conseguido encoger todas estas influencias y reunirlas en un disco que no suena discordante, extraño o fuera de lugar. La intensidad sube y baja como si te montaras en un ascensor y cada planta fuera uno de esos estilos que antes mencionaba, pero todos como parte del mismo edificio que no tambalea, que se mantiene firme y preparado para los terremotos.

Los más restrictivos seguidores de alguno de estos palos verán como un atrevimiento la hazaña de The Reason y aunque habrá partes que le lleguen, en conjunto les dejarán fríos. Si uno se atreve con la carismática "My love is gone" y sus gritos finales, la divertida "The Ending of us all" -carne de serie de televisión- o la orgánica "Dogs" tendrá que ampliar sus gustos para encontrarle sentido a todo y no parecer un idiota. Ellos han logrado que todo encaje, de idiotas no tienen ni un pelo.

domingo, 8 de mayo de 2011

Peter Gabriel no tiene quién le arañe



Cuando hace un par de años se publicó el disco de versiones orquestales "Scratch my back", de Peter Gabriel, se anunció a bombo y platillo que este proyecto tendría una segunda parte en la que los artistas versionados harían una adaptación de un tema de Gabriel. Así lo informaba el cantante en todas las entrevistas que realizaba, deseoso de poder adquirir público nuevo entre los fans de Arcade Fire, Elbow o Bon Iver.

Se suponía que cada dos semanas se iría lanzando una por una esta devolución de favor, pero se iba posponiendo sin conocer motivos concretos hasta que todo este disco paralelo que se iba a llamar "I'll scratch yours" se ha quedado en humo.

Confirmadas estaban las versiones de Magnetic Fields y Paul Simon. El primero que se desentendió del proyecto fue David Bowie, pero rápidamente fue sustituido por Brian Eno y los que más ganas teníamos de escuchar, Arcade Fire, han acabado desistiendo la petición del inglés.

Por una razón u otra, y quizás por la falta de organización de Gabriel, que debería haber cerrado los acuerdos antes de grabar el disco, "I'll scratch yours" nunca verá la luz.

Lykke Li - Sadness is her boyfriend



No está quedando muy bien la imagen del país escandinavo después de hablar de Friska Viljor y sus vicios confesos y dejaros este clip de Lykke Li, de igual procedencia sueca.

"Sadness is a blessing" es el segundo sencillo extraído de "Wounded rhymes", y el sucesor del formidable "I follow rivers", del cual ya os hablamos en este blog.

Como comentábamos antes, ¿qué es lo mejor que hay para olvidar los problemillas de amor? Lykke lleva la razón a los Friska: sucumbir al alcohol.

Vemos en este cuidado clip dirigido por Tarik Saleh (debe ser muy popular porque en todos los sitios lo destacan, y yo no iba a ser menos), como la sueca se mete en el cuerpo una buena sucesión de tragos ante la mirada atónita de los clientes de un restaurante de categoría, todos estupendamente vestidos pero con miradas lánguidas y vacías. El señor "maduro" que acompaña a Lykke, el actor Stellan Skarsgård, comienza a llorar cuando observa como su "chica" empieza a bailar una canción que Lykke invoca en su mente en la que apunta a la tristeza como su bendición. La chica bailotea vestida de gasa haciendo aspavientos, los comensales prefieren ignorarla, cuando antes la miraban fijamente mientras engullía uno tras otro chupitos de lo que parece vodka. Los encargados del restaurante interceden para calmar a la ebria y espontánea bailarina y es finalmente su acompañante el que la funde en un abrazo consolador, tras varios minutos sin poder reaccionar.

Lykke estará actuando en Madrid el mes que viene en el festival del Día de la Música, y de seguro, será una de las mayores atracciones que podamos ver, más si le da por tomarse unas copitas antes de salir al escenario.

Friska Viljor - Beber para olvidar



Daniel Johansson y Joakim Sveningsson son dos suecos que allá por el 2005 cruzaron sus caminos tras comprobar que tenían algo en común: los dos habían roto con sus parejas y lo llevaban francamente mal. Quién sabe si se conocieron apoyados en la pringosa barra de un bar, llorándole a un vaso de whisky o un chupito de vodka, si su mirada fija en el alcohol les hizo observar su reflejo en alguien que ahogaba sus penas con el mismo remedio.

Daniel y Joakim eran músicos de recorrido incierto y lo que empezó siendo una conversación sobre lo puta que es la vida acabó en una terapia para quitarse todos los males, a través de la música.

Empezaron a reunirse y a beber en compañía y en este estado etílico comenzaron a surgir las canciones, entre los efluvios de las bebidas y el achispamiento de sus mentes. Su actitud era optimista, las melodías que imaginaban eran realmente alegres, para sorpresa propia. Como si fueran los bufones de palacio que deben animar a los consortes con sus divertidas ocurrencias, una música extraída del optimismo emanaba de sus dedos y cuando decidieron ponerle letras se dieron cuenta de algo insólito: eran incapaces de ignorar el dramatismo de su situación y sus palabras evocaban tristeza, rupturas, pesares, y en general, el abandono.

Aquella extraña mezcolanza de sensaciones, inhóspita de primeras, acabó por convencerles de que podía ser efectiva y con el paso de los años, y cuatro discos en el mercado, ha acabado siendo su seña de identidad.

Porque resulta chocante y algo cruel escuchar temas con nombres como "If I die now" o "Die! Die! Die!" que invitan al baile y al brindis, que osan tirar de coros multitudinarios que rememoran tabernas y copas en alto, o violines en estado de gracia y pureza, como un día radiante de luz.

La esencia de su creatividad afloraba en la ebriedad y Friska Viljor fue el nombre que escogieron para recordarse a sí mismos que así, con el puntillo, es como debían componer.

Han debido beber mucho vista la frecuencia con la que editan discos, y deben estar intentando superarlo con todas sus ganas, pues los títulos de sus trabajos recurren al término "comienzo" para exorcizar fantasmas pasados y hacerse un buen lavado de cara.

De "For new beginnings" extraemos este... cómo podemos llamarlo... hermoso tema (si te limitas a escuchar la música) pero amargo texto (si entiendes lo que dicen).

"If I die now":

sábado, 7 de mayo de 2011

Crash Test Dummies - Realmente hermoso



Los CTD tuvieron el honorable placer de ser los protagonistas de un capítulo de nuestros ONE HIT WONDER, y lejos de conformarse con que el público les pida en cada actuación que repitan su "Mmmm mmm..." hasta confundirse con mugidos, Brad Roberts y su proyecto ha editado el mejor disco de la formación desde ese "God shuffled his feet".

Se trata de "Ooh lala" y contiene 11 variopintas canciones de diferentes estilos en los que predomina un exceso de lentos que se alejan del pop multifuncional que confeccionaban.

Escuchad este "And it's beautiful", que es realmente hermoso:

Anna Calvi - Un debut bien bautizado


(pincha para poder leer)

Anna Calvi, uno de los debuts más sonados de principios del año, bien arropada por Nick Cave y como dice la crítica, con Rob Ellis en la banda, habitual colaborador de PJ Harvey.

Así suena:

Ari Hest - Esperando indefinidamente que algo cambie



"One track mind", una de las gemas más brillantes que se esconden en el disco más solido de Ari Hest, "Sunset over hope street" (2011), habla del desquiebro, el abandono, la ignominia y la ausencia de voluntad.

La grave voz de Ari reprende en sus primeros versos, suena firme y corpórea, un ectoplasma que flota sobre las indecisiones, en un habitáculo con muchas puertas, todas igual de sugerentes. Paternalista, consejera, en un aura triste, abatido. Los años se han acumulado y tenemos miedo sobre qué ficha mover. El caballo en su loco movimiento, el peón en su gesto tímido, la poderosa reina que puede con todos.

Ninguno de esos, "mi chica tiene una mente hacia una única dirección". Ella se desinfla y él toma sus palabras "No creo que sea capaz de cambiar, me siento como si toda la vida lo hubiera estado intentando. Así que si no quieres esperar aquí por mí, mejor será que te despidas".

Él no la ve así, la ve con inquietudes, esperando que algo bueno llame a su ventana, que lleve las riendas de su vida. Ella no se muestre tan convencida, no quiere que nadie se arrastre con ella según venga la marea, ojalá pudiera ser la que aportara al mundo en vez de ser la que consume del mundo.

"One track mind" sólo es creíble en voz de alguien maduro. No nos valen adolescentes con ínfulas de caballeros experimentados, pues con 20 años uno espera devorarlo todo, la vitalidad nos hace que queramos ser futbolistas, banqueros, astronautas, arqueólogos, y si puede ser todo en la misma vida. Con 30 años damos gracias si conservamos un puesto de trabajo en una hamburguesería de comida rápida. Las ilusiones se marchitan a un ritmo vertiginoso y el calibre de nuestras aspiraciones va mermando. Ya no queremos ese cochazo deportivo, nos conformamos con ese coche de segunda mano que vimos en una tienda de ocasión. Vamos siendo conscientes de nuestras limitaciones. El brazo protector de nuestros padres es cercenado y nos sentimos como un corderito abandonado en plena selva.

No hay peor enemigo que nosotros mismos, y eso es de lo que aquí habla Ari. Él tiene una perspectiva muy diferente de la que tiene ella. Él sí ve posibilidades, ella sólo ve detrimento.

Me quedo con esta frase para el recuerdo:

“I wish I could cash out
Instead of just buyin' buyin'”




My baby’s got a one track mind
She never can hold out for just a little more time
Guess she ain’t the steady kind
Always looking to the next thing, always trying to
Cut the line
She gets to feel her hands are tied
She gets to feeling locked in, wonderin' what’s on the
Other side like a
Sun hidden behind grey skies
She says “I don’t think I’m capable of changing
Feels like forever I’ve been tryin'
So if you don’t wanna wait here for me
If you don’t wanna wait here for me
If you don’t wanna wait, then say goodbye”

My baby’s got a one track mind
One that is restless
And so inclined to fly
And one that cannot entwine
With another that reads hers
So well without even trying
Something she can’t deny
She says “Honey the last thing that I want here
Is to keep you drifting with the tide
So if you don’t wanna wait here for me
If you don’t wanna wait here for me
If you don’t wanna wait
Then say goodbye

My baby’s got a one track mind
She says, “I wish I could cash out
Instead of just buyin' buyin'”

Instead of just buyin' buyin'
Cause I don’t think I’m capable of changing
Feels like forever I’ve been trying
So if you don’t wanna wait here for me
If you don’t wanna wait here for me
Yeah honey the last thing that I want here
Is to bring you down beneath the tide
So if you don’t wanna wait here for me
If you don’t wanna wait here for me
If you don’t wanna wait
Then say goodbye

Kate Bush - Antony Hegarty elige su tema favorito



MOJO ha publicado un completo repaso a la carrera de Kate Bush, aprovechando el lanzamiento de "Director's cut", el "nuevo" disco de Kate. Lo pongo entre comillas pues no es más que once canciones reparadas de sus álbums, "The red shoes" y "The sensual world".

Kate, tan reacia a remasterizaciones, compilaciones o reediciones de sus discos, ha trabajado para arreglar las fisuras de canciones que para ella eran imperfectas y el resultado, según la revista, ha sido desigual.

Antony Hegarty participa en este reportaje recordando la que para él es la canción que más le ha marcado de todo el extenso repertorio de la Bush.

Nota: Dato más que curioso el que comenta Antony. Kate Bush no tocaba nunca en directo. Coincido con él en que la música de Kate es para escucharla en la más estricta soledad y si es posible, con auriculares.

"It's actually really hard to choose one Kate Bush song, there are so many I love, but "The kick inside" is a truly great song. I first heard it when I was a 7-year-old kid, living in Holland, and it, and the album (The kick inside, 1978), were esentially the soundtrack to my late childhood. What first impressed me about the song was this magical, interpretive, otherworldly quality; there was theatricality to it and a tremendous sense of self-possesion. There was an obvious value in creativity to it, too; that meant a lot to me in terms of an approach to the world.

As a listener you have a very solitary, intimate relationship with Kate's music; it's something that stays in the bedroom and the living room, something you experience with headphones on. It was never a communal experience. Her songwriting has this helpful, restoraitive quality, a kind of feminine wholesomeness, a helpfulness. That's not something you can say about a lot of artists. She's definitely been a huge influence on me. Of course, she doesn't play live, and my experience was mostly gained as a live performer, so we're very different, but I relate to her as an artist and to her whole approach to the work. She's great!"


viernes, 6 de mayo de 2011

Lissie - Romper el lazo



"Humor me this one last time". Así comienza este trallazo de Lissie que le hizo ganarse sus buenas comparaciones con Stevie Nicks.

De buen humor pone esta canción, que habla, como ya dice el título "Loosen the knot" de liberarse de cargas, como se explica en este caso, una persona que siempre te deja por debajo, que nunca te valora y que jamás admite los fallos. "No one does it better than you", recrimina la americana en un tono sarcástico, mientras con fuerza y decisión decide desprenderse de ese lazo que les une, que los arrastra y que detiene su relación hacia con el exterior.

Una canción con una doble lectura, puede ser enfocada a una relación de las que consumen y te anulan o una amistad en las que siempre uno parece el patito feo. Esa sensación que el texto reporta, de liberación, energía y decisión, es la que se respira en la música. Porque "Loosen the knot" merecía ser interpretada con pasión, con alma y con vigor. Si has elegido romper definitivamente esa relación, que se demuestre seguridad y nada mejor que una buena sucesión de guitarras en pie de guerra y una melodía jubilosa para constatar tu elección.

Hay gente por la que inexplicablemente uno se siente atraído, que te miran, como dice la letra, como si fueras su amante, pero que luego nada de eso es lo que realmente sucede. Por la que parece que sientes una afinidad y los puntos discordantes son evidentes para todos menos para ti. Que te machacan, humillan y te utilizan. Piensas que tu insistencia hará que su actitud cambie, que el lazo se haga más estrecho, que sus sentimientos se enternezcan. Nada de eso sucede con el tiempo y llega un momento en que hay que ser fuerte y explosionar. Sacar las tijeras y destrozar esa unión que, haciendo balance, no te ha reportado más que sufrimiento.

Con la tranquilidad que te dan los días posteriores, uno entiende la posición de Lissie. "Vamos a abandonarlo todo te guste o no". Y así es como debe ser.



Ooh-ooh-ooh…

Humour me this one last time
Think I’ve just made up my mind
Looking at me like a lover does
It’ll never be the way it was

Ooh-ooh-ohh…

Feel that chord that holds us tight
Let’s unravel it tonight

I wanna loosen up loosen up
Loosen the knot
The knot that is holding us
Binding us
Tying us together now

Undermining what I do
No one does it better than you
When you change your attitude
Things will change ‘tween me and you
But the end is comin’ darling and I’m bringing the news

Said I would give it up, toughen up
Like it or not
Baby It’s all that is stopping us
Keeping us together now
Together now

Together now, together now, together, now
Humour me this one last time

Those Dancing Days - Daydreams & Nightmares



Crítica prestada de ROCKDELUX:

El EP homónimo con el que Those Dancing Days se dieron a conocer en 2007 revelaba al joven quinteto sueco femenino como un grupo prometedor: la canción de la que el grupo toma su nombre hacía pensar en un cruce entre el pop luminoso de The Go-Go's y el post-punk de Modettes cantado con voz blue-eyed soul por Linnea Jöhnson, una de las cantantes con las que Stuart Murdoch (Belle & Sebastian) ha contado para su proyecto paralelo God Help the Girl.

Desafortunadamente, ninguno de los cortes de su debut "In our space hero suits" (2008), estaba a la altura de la frescura de su tema fundacional, pero Those Dancing Days continuaban prometiendo, sobre todo en directo, donde hacen gala de una propuesta explosiva resultado de dos años de gira por todo el mundo.

"Daydreams & nightmares", su segundo largo, es una nueva decepción en la que se evidencia que al grupo le faltan buenas canciones para ser más que una promesa.

El mimetismo es la tónica dominante, "Reaching forward", tema que abre el álbum, parece una versión de sus compañeros de sello Bloc Party, y la mayoría de los cortes son deudores en exceso del pop británico de los ochenta, con The Cure como principal referente: "I'll be yours", "Can't find entrance", "When we fade away", como ya lo era "Hitten", de su primer álbum. Sólo el dueto con Orlando Weeks de The Maccabees, "One day forever" y el contundente primer sencillo, "Fuckarias"- título sólo menos horrendo que la portada del disco- animan a confiar en su tercer disco.

jueves, 5 de mayo de 2011

Fleet Foxes - Promoción



5 estrellitas que le han dado al nuevo disco los de MOJO, y salen en la portada del UNCUT del mes pasado y ROCKDELUX de este mes.

Más adelante hablaremos de su disco, esperamos impresiones.

PD: Ya se ha estrenado el nuevo video de Lady Gaga y en el facebook están todos como histéricos colgando el clip, creyendo tener la primicia, como si fuera lo más relevante que ha ocurrido en el mundo de la música en las últimas horas, o en sus soporíferas vidas. Puff.... esta mujer me está resultando muy cansina. Menos mal que confío en que la quedan dos telediarios.

Gavin Friday - 16 años después



Gavin Friday, famoso por sus colaboraciones con U2 en "En el nombre del padre", regresa con un disco que suena francamente bien, y ojito a la portada.

Crítica de MOJO:

4 estrellas


Painting, acting, soundtracks, performing Shakespeare's sonnets with the Garvin Bryars Ensemble - Friday has sailed far beyond mere songwriting since 1995's "Shag Tobacco". But after illness, turning 50, divorce and losing his dad, there's much to fire this follow-up. Like its three predecessors, "Catholic" aims for a torchy, mirror-ball beauty. These are his silkiest arrangements yet, but shadowy undercurrents ensure the tension never lets up. "A song that hurts" gets a gorgeously pained falsetto over luminescent strings. "Blame" would have been ripe for a Johnny Cash cover, seven-minute finale "Lord I'm coming" echoes Peter Gabriel's recent orchestral blue notes while "Perfume" whiffs of louche disco, but mostly "Catholic" is one to stay home with for some sombre reflection.

Emocionante el final del disco, como bien dicen, recuerda a Peter Gabriel y su "Scratch my back", pero es realmente tenebrosa, "Señor, se está acercando" y parece que vas atravesando un túnel y te vas acercando hasta un inevitable fin.


Russian Red - A Fuerteventura



El 10 de Mayo sale "Fuerteventura", la segunda propuesta de Russian Red, o lo que es lo mismo, Lourdes Hernández.

Ecos de los setenta, aromas a hierbas, letras discordantes, coches de colección y pañuelos en la cabeza... a todo eso suena "I hate you but I love you", el primer sencillo extraído del disco, que publicará Sony.

Este revival de sonidos (ya sabemos que todo vuelve) la puede colocar como una alternativa sugerente a los que hayan engullido el disco de Adele como locos y necesiten más dosis de purpurina setentera.

Si te inscribes en su web, te regalan el tema que da título al disco, mientras tanto, y con sus correspondientes subtítulos, puedes escuchar aquí el primer single:

Vetusta Morla - Siguiendo el mapa



Este segundo disco de los madrileños debería colocarles muy, muy alto, en las listas y si nadie lo impide (Manel no lo hará) convertirse en el mejor disco del año y la banda con más repercusión de este 2011.

"Mapas" es una versión mejorada de "Un día en el mundo" y las canciones que hemos ido escuchando, antes de que la propia banda permitiera escuchar en streaming las canciones en su web, nos iban dejando cautivando. Sin perder su esencia, pero con receta mejorada. "En el río" engancha, "Maldita dulzura" te hace reflexionar... los 12 cortes del nuevo disco están en estos días siendo engullidos por miles de personas en este país que necesitaban este disco para alimentar sus ganas de buen pop español.

Como complemento, podemos añadirlo al de Eladio y los Seres Queridos y tendremos una buena combinación de gemas en castellano perfectas.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Eurovision - De vergüenza

Miedito me daba escuchar el tema que han elegido expertos en música como Boris Izaguirre para representar a España en Eurovisión.

Más miedo me da pensar que si esto era lo mejor, cómo serían el resto.

A esta chica le van a quitar lo bailao, su honor y si queda la última, que es lo más probable, las ganas de seguir en este mundillo. No me extraña que dijera que esta canción no la convencía, y si ni a la intérprete le gusta, no digamos al resto.

Los únicos puntos que recibirá serán los de sutura, porque las ostias que le van a dar van a ser más profundas que las que recibió Soraya. Dice que no piensa en negativo, y lo más probable es que si lo permitieran, la votarían en negativo porque esto es bochornoso, ridículo y deprimente. Si algún bar se atreve a ponerla, de seguro que los clientes saldrán corriendo en estampida. Perfecta para vaciar un antro.

No dejo el clip, que es igual de feo que la canción, porque me desprestigia el blog.

Para verlo, aquí:

Vanessa Carlton - El carrusel



El 21 de Junio se publica lo nuevo de Vanessa Carlton, "Rabbits on the run", y el primer sencillo, "Carrousel" ya está en circulación.

Con Stevie Nicks a los coros, "Carrousel" es de esas canciones que tan bien quedan al final de los discos. Apenas un piano y algo de percusión ligera, más propia de la Navidad que del comienzo de verano, se torna amable y complaciente, no deleita ni obnubila (como hacían el "Nolita's fairytale") y te deja insatisfechos. ¿Le falta fuerza? ¿Le sobra almíbar? Arriesgado como primer sencillo, quizás estemos ante una avanzadilla y el real primer sencillo se publicará en breve.

Opinad por vosotros mismos:


Carousel - Vanessa Carlton - 2011 found on Pop

Eladio y los Seres Queridos - Quieren que les quieran



Hablé hace días de ellos y ya me llamaron la atención con su single "La cruz", un tema carismático que ofrecía un soplo de aire fresco al rancio pop español, y ahora después de escuchar su disco completo, "Están ustedes unidos" y de haber buscado información sobre ellos, Eladio y los Seres Queridos no me son tan extraños.

Vienen de Vigo, y orgullosos de sus raíces gallegas, se atreven hasta a incorporar una versión en gallego de "No quiero perderte", uno de los temas más populares de su disco debut, "Esto que tienes delante", publicado en el 2007 bajo el nombre de Elodio y los Seres Queridos.

Elodio prefirió dejarse de juegos de letras, y recuperó el Eladio, Eladio Santos y "Están ustedes unidos" es el resultado de cuatro años de espera y un disco que pretende gustar a los indies que adoren Vetusta Morla o Nacho Vegas tanto como a los que se decanten por la radiofórmula de Amaral o Pereza, una combinación peligrosa si no se alcanza cierto nivel.

De todos ellos hay aquí algo y ésa es la pega más grande del disco, que no es lo suficientemente alternativo ni excesivamente comercial, es una impresión que me recuerda al primer disco de Amaral, pero los zaragozanos tomaron nota y decidieron quedarse en un único lado, sin estar pisando constantemente la frontera.

Los dos primeros cortes del disco, "La cruz" y "Están ustedes unidos", se destacan varios puntos por encima del resto (sin contar con ese precioso "No quiero perderte", que conformaría la triada sobresaliente). Canciones depuradas, con fuerza, gancho, que no dejan indiferentes, con letras políticas de las que despiertan conciencias, y con una producción envidiable.

En el tercer corte, con "Miss Europa", se palpan las ganas que tienen de poder ser mainstream, y lo peor de todo es que lo hacen descaradamente imitando a Pereza, por lo que pierden toda identidad, y ese mismo efecto lo repiten en "Vivir sin miedo".
La potencia y beligerencia del arranque del álbum se olisquea en "Con el corazón en la mano", si no fuera porque su melodía y letra resultan más ininspiradas y corrientes, y del resto, pues una sucesión de cortes medio lentos, amables composiciones pop asépticas que ni molestan ni emocionan.

Son seres que con muchas, muchas escuchas pueden volverse queridos, a base de la repetición, bajando la guardia. Las guitarras eléctricas quedan olvidadas por completo, lo cual es una pena, porque se intuye algo más de mala leche en estos gallegos, y una evidente manifestación por que todos les quieran se siente en conjunto.

Tres temas no hacen un buen álbum, y eso que los tres son de lo mejorcito que he podido escuchar en castellano en los últimos meses, y con tesón e insistencia, acabaré cediendo ante las tibias "Toneladas de la nada" o "Pedimos perdón", pero mi opinión seguirá siendo la misma: la vulgaridad rodeada de piezas destacadas se vuelve aún más vulgar.

El mejor tema del disco, el que le da nombre, "Están ustedes unidos":

martes, 3 de mayo de 2011

The Boxer Rebellion - Step out of the car

"The cold still" sigue marcándonos profundamente, la fuerza de "Step out of the car" no se repite en ningún otro corte de "The cold still", más intimista, pero ni falta que le hace.

Insistimos con ellos, deberías escucharlos:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...