miércoles, 5 de diciembre de 2007

DAMIEN DEMPSEY - TO HELL OR BARBADOS - Un viaje de placer hacia el infierno



Damien espera a su chica en la estación, ella se acerca con una sonrisa en su cara y él rememora en "Summer's in my heart" este momento, repitiendo en su parte final una y otra vez "You and me we're always gonna be together", mientras la música se intensifica, la gaíta se retuerce y la instrumentación te devora el alma.
La pasión con la que canta Damien sus propias composiciones es desmedida, así como la gran variedad de sus registros, lo que le convierte en uno de los intérpretes más sobresalientes del panorama musical actual.
Irremediablemente, su fama se limita a las fronteras de su Irlanda natal, pero el gran Damo, como le llaman sus fans, tiene talento y capacidad para poder llegar a ser una estrella mundial, pero su aspecto campechano y su carácter introvertido le ha llevado a destacarse en Irlanda, el país donde vive, donde actúa y donde se siente agusto y no tiene necesidad de ir más lejos. Algo que le dignifica, pero repetimos, tiene talento para ser una figura enorme.

"To hell or Barbados" es su cuarto album, el título proviene del libro de su compatriota Sean O'Callaghan 'To Hell or Barbados: The Ethnic Cleansing of Ireland', que relata la historia de los 50,000 irlandeses que fueron enviados como esclavos a las Barbados durante la conquista de Oliver Cromwell.

La gran variedad de ritmos de este album es un aliciente para imaginar que estamos ante un recopilatorio variado que nos han grabado, pero que está interpretado por la misma persona. Así confirmamos lo que antes apuntaba, la gran variedad de registros del señor Dempsey.

El viaje a las Barbados comienza con "Maasai", título que ya provoca lo que nos vamos a encontrar, un canto con reminiscencias indias donde Damien se supera vocalmente, teniendo en cuenta la dificultad de la interpretación y la empresa que se ha convencido realizar. Un himno potente que nos traslada a parajes indígenas y que nos deja conmocionados, en shock.
"Killburn stroll" y "How strange" forman un dúo emocional cogidos de la mano, de matices acútiscos, la primera más delicada y la segunda una oda ante la humanidad de "algunas personas", algo que como él reconoce, resulta extraño encontrar.
"Chase the light" es una de las destacadas del álbum, con aires de folk irlandés con explosión instrumental final, una melodía acariciadora y con mucho EMO.
"Your pretty smile", que fue el primer single, vuelve a experimentar con sonidos más étnicos, esta vez viajando a Jamaica, un aire suave reggae y un estribillo pegajoso como chicle barato en un ritmo alegre y revitalizador. La mención en esta canción a varias actrices como Brigitte Bardot o Marilyn Monroe es llamativa, porque no se aprecia en absoluto . Esto es debido a que el inglés con acento irlandés de Damien a veces suena ininteligible y no sabemos si está cantando en inglés o en arameo, ciertamente.
"Serious", el tema que habla sobre el abuso de las drogas, es otra pieza curiosa, mirando más para sonidos indies británicos, donde Damien parlotea con voz grave simulando una coversación y en estribillo se realza con portentoso timbre "Seious, I'm afraid there's a devil in the shade". Sublime final acompañado con violines donde parece que pide ayuda a las fuerzas celestiales, abandonado por los recursos terrenales: "Angel, come and save me".
"Teachers" es otro homenaje al sonido de Bob Marley, donde frivoliza sobre el estado educacional en general "We've got teachers at school, some are wise and some are fool" o "Teachers are teaching or preaching to me??". Damien aquí nos enseña una nueva aptitud de sus variados registros. Profundizamos en las Barbados.
Después la balada por excelencia, "Summer's in my heart", preciosa, profunda y perfecta.
La canción que da título al disco, "To hell or Barbados", toma sus orígenes del "How strange", otra interpretación soberbia con una subida agonizante y un golpeteo final de los siete minutos que invitan a la relfexión.
"City" vuelve a explorar nuevos terrenos, esta vez africanos, una canción maravillosa, con un sonido muy rico. Otra pieza de más de siete minutos que nos recuerda a composiciones de Pink Floyd. Una vez más la voz de Damien, alcanzando notas altísimas, vuelve a ser apabullante.
El disco acaba con "I don't care", la canción más uptempo del disco, con aires de rock punk y dejándonos con buen sabor de boca.

Yo personalmente, hubiera preferido que el disco acabara con "To hell or Barbados", la disposición de las canciones no es del todo de mi agrado. Es una obra que dentro de los varios estilos que perfila, tiene un aire ensoñador triste y un mensaje profundo, así que acabar con esta pieza hubiera sido el mejor remate.

La edición especial de este disco incluye varias canciones más que no desmerecen de las del disco y que ávidamente recomiendo. Un viaje a las Barbados que en ningún momento resulta infernal, pero sí nos advierte que la vida a veces es un plato agridulce.

9,5/10

2 comentarios:

Justo dijo...

¡Esto es una campaña en toda regla! Ya veo que le dedicaste al menos tres post a este artista que yo no conocía, aunque acabo de ver el video que colgaste y me ha gustado. También aprecio su -gran- apariencia, como tú dices un poco a lo jugador de rugby, que contrasta algo con la canción que oí.
Mi enhorabuena entusiasta por este espacio, que desde hace unos días frecuento y que a este paso se convertirá en una de mis fuentes para descubrir la música interesante que se hace. Te felicito por tu buen gusto y tu inquietud y por tu forma de transmitir: tu página es un antídoto contra la pereza y la mediocridad, es un DNI muy interesante.
Un abrazo: ya me iré haciendo con la banda sonora que propones para "Six feet under".

archer dijo...

Sí, ya van tres menciones a Damien Dempsey, y porque me estoy cortando que si no le dedicaba alguna más, jajaja.

Gracias Justo por tus palabras, que viniendo de ti son un gran aliciente para seguir con ganas...

Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...