miércoles, 8 de abril de 2009

Doves y los reinos oxidados



Que Doves han sacado el mejor disco de su carrera lo acabará confirmando el paso de los años y que "Kingdom of rust" es la mejor carta de presentación que podrían dedicarnos es una certeza absoluta.

Registros nuevos y variados es lo que tenemos en estos cinco minutos de canción. Empieza calmada, a suave galope, para acabar adquiriendo velocidad y explosionar en guitarras envenenadas y violines hipnotizantes. Una producción épica, con reminiscencias de los setenta y una vuelta de tuerca a lo que teníamos en la cabeza de Doves.

Intuíamos que algo grande se tenían entre manos, viendo la demora de este cuarto disco que no llegaba nunca y que ya anticipaba ser glorioso con "Jetstream", pero que con "Kingdom of rust" han borrado cualquier duda o entrecejo levantado.

A mí me parece maravillosa y me evoca tantas imágenes que no podría describirlas aquí, pero una sí que la veo con suma claridad: la idea de libertad, de expresión pura y suelta que se agita en el viento y que vuela sin dirección, pero viva y alegre, sonriendo a todo con el que se cruza.

Será quizás que viendo el maravilloso video que le han dedicado, ahora es uno de mis temas clave en el coche, porque me parece perfecto para recorrerse carreteras sin seguir un destino concreto, con el GPS en la guantera.

Recomendadísimo nueva obra de Doves, los Pink Floyd de esta década.



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...