miércoles, 30 de enero de 2008

Recopilación "If you want to sing out, sing out" (1º parte)

Esta recopilación enlaza buena música con imágenes, bien sea porque han formado parte de bandas sonoras o porque de por sí nos traen a la cabeza miles de imágenes, para aquellos, que como yo, sueñen despiertos mientras escuchen ciertos temas.


1- Roy Orbison "In dreams":


Si hubo una voz maravillosa donde las haya, capaz de llegar a registros de órdago y, como decía Bono de U2, parecer que no esté forzando apenas sus cuerdas vocales, esa es la voz del desaparecido Roy Orbison.
Siempre a la sombra del rey, Elvis Presley, Roy no gozaba del atractivo físico ni de la manera de contonear la pelvis de Elvis, pero podía cantar con mucha más maestría que éste. Ahí queda su enorme legado, encabezado por las populares "Pretty woman" o "You got it".
No menos conocido es este maravilloso "In dreams", en esta versión que se presentó para la película "Terciopelo azul". A aquellos que hayan disfrutado de la obra de David Lynch y la tengan fresca en su memoria, recordarán la emblemática escena de Dennis Hopper escuchando emocionado como el personaje de Héctor interpretaba este tema, una secuencia impagable.
La letra de la canción se varió especialmente para el film, así la mención al "sandman" no aparecía en la original. Así mismo, se regrabó contando con la producción del mismo Lynch.



"In dreams" es la mejor cabecera para un disco que pretende hacer soñar, que nos quiere elevar hasta parajes que sólo alcanza la imaginación. En sueños camino contigo, en sueños te hablo, en sueños eres mía todo el tiempo... El canto de Roy coquetea con la música, la seduce y la acaba conquistando, una perfecta sincronización que no alcanza ni los tres minutos.
Termina como sólo Roy puede, con ese falsete seductor que nos fascina a todos.

La escena de "Terciopelo azul":



2- Keane "Leaving so soon":

Keane es uno de los grupos más interesantes que ha dado el panorama británico en los últimos 5 años. Más allá del "Hopes & fears", su debut, demostraron que hay más y mejor vida. Estirando todo lo que han podido su básica estructura de teclados, programaciones y batería, consiguieron emular guitarras, provocar espasmos y atravesar almas con su música.
Quizás la injusticia más grande que les podemos achacar es que no publicaran "Leaving so soon" como single. Este tema lleva la etiqueta de éxito pegada en la frente, con unos "Aaah aaah" adictivos que abren el tema (y lo cierran) y con ese ritmo y esa garra que van añadiendo según avanzan los segundos. "Si no me necesitas, tampoco te necesito yo".



La incesante marcha de este tema, acompañado de esos coros tan logrados, quedaría genial como jingle en un anuncio, algo que por ahora parecen haber desaprovechado.
Por ahora, nos conformaremos con crear nuestra propia película en la cabeza.
No mires atrás.



3- Ben Lee "Ache for you"

"Ache for you" demuestra lo que se puede conseguir con una suave interpretación que no requiera grandes voces, con una melodía ensoñadora y con un piano instigador, golpeando en una pista alterada y rompiendo el tono, "se rompe por ti".
El australiano, como ya comenté en el blog, tiene una facilidad pasmosa para las grandes melodías y con "Ache for you" así lo demuestra.
Un estribillo que encoge, con más imágenes que mostrar que para escuchar, "There's no logic, there's no reason", Ben maneja su voz nasal con fluidez, sin mayor esfuerzo.
Como se describe en la letra, para aquellos que sienten algo por alguien, pero no saben bien los motivos, simplemente, saben que se rompen por esa persona.



Aquí se puede escuchar el tema, en un video de una serie que no sé cuál es, pero que han puesto la canción de fondo:




4- Snow Patrol "Make This Go on Forever":

Si hay un tema que represente la tensión, el malestar en el cuerpo y que pueda producir calambres, este es el tema "Haz que esto dure para siempre" de los fantásticos Snow Patrol. Otro single que se quedó en el camino.
Casi llega a los seis minutos esta agonía, esta espera en un hospital, ese suplicio ante un teléfono que no suena, la impotencia ante lo que se avecina y no podemos contralar.



Un estribillo coral, con aires de Pink Floyd, no se puede ignorar la pesadumbre de la voz de Gary, que agoniza junto al resto del coro. Una composición brutal que sólo presenta un atisbo de claridad en su conclusión, cuando un piano nos otorga notas más alegres aunque continuando con su destilación de tristeza. No durará mucho más.

Una actuación del youtube, grabada con un movil pero con muy buena calidad.




5- Tasmin Archer "In your care"

Si "Make this last go on forever" representaba la tensión, "In your care" nos muestra la rabia y la furia. Jamás nadie ha dicho con tanto odio "Son of a bitch you broke my heart". La frágil Tasmin del "Sleeping satellite" se decuelga etiquetas para brindarnos un tema oscuro y genialmente interpretado, entregando una faceta desconocida. Tasmin nos relata un trauma infantil, una espina clavada, la figura del padre crucificada. "How could you let me down when I'm in your care?", pregunta furiosa la inglesa.
Tiene un aire misterioso, intrigante, aparte de que desprende un aire folk que se ajusta a la perfección con el mensaje.
Jamás debiste hacerla daño.






6- Belinda Carlisle "Where love hides"

La californiana con la voz aterciopelada, la gran Belinda Carlisle, integrante de las Go-gos, demostró en el disco "Real" que no necesita grandes alardes de producción para construir temas reales, con fuerza. Si bien el concepto del disco rodeaba el guitarreo, con "Where love hides" su punto fuerte es la percusión, que se va acelerando con la canción, haciéndose realmente ensordecedora.
Evocadora, llevándonos a selvas vírgenes (¿quedará alguna?), a precipicios, al borde de una catarata, buscan el sitio donde al amor se esconde.
¿Por qué tenemos tanto miedo? ¿Por qué dañamos a aquellos en los que confiamos?, se pregunta una sentida Belinda en este corte, el quinto track de ese "Real".

Desgraciadamente, de este tema no hay videos en el youtube.




7- Chris de Burgh "Snow is falling"


Otra película, pero esta vez de época, algo como "Expiación", "Sentido y sensibilidad" o "Cold mountain". En esta última, nos podríamos imaginar a Nicole Kidman mientras espera a que Jude Law llegue de la guerra, y este embriagador "Snow is falling" de fondo. "And the seasons come and go... "
Chris de Burgh, en su "The road to freedom" quiso incitar diferentes escenas, desiguales atmósferas.
"Snow is falling" es la eterna espera, pausada pero nerviosa. Su increíble orquestación (qué gran arreglos, por Dios!) es el punto a sobresaltar del tema.
"We are calling to be found", eso es lo que ansía...



8- Nilsson "Everybody's talkin'":

Recuperamos la figura de Nilsson en su más conocido tema. ¿Quién no ha escuchado este "Everybody's talkin'", a ver, que levante el pubis (como decían Martes y Trece)?
Escuchar este tema es imaginarse a Jon Voight llegando a Nueva York con su radio, buscando posibles clientes con los que obtener algo de dinero.
Qué gran película "Cowboy de medianoche" y qué gran tema de Nilsson, sencillo, breve, directo y hermoso.



Hace poco pude leer en una entrevista a Dustin Hoffman cómo comentaba que algunas escenas de "Cowboy de medianoche", las grabadas en la calle, se efectuaron con una cámara escondida y todo lo que ocurría (incluído el intento de atropello por parte de un taxista) era verídico. No tenían mucho presupuesto para cortar la gran manzana y liarse a pagar a extras.




9- Hooverphonic "Out of sight":


Si planeara hacer mi propio biopic (qué presuntuoso por mi parte, tampoco es como para contarlo), una de las canciones que incluiría sin duda es este "Oout of sight".
Tuve una relación de seis años y cuando terminó, podía sentir exactamente lo que se cuenta aquí. Ahora esa opinión se ha distorsionado un poco, pero sigue recaparando cierto verismo.



"Six years such a long time, can't give you what you need, something special between you and me". Así lo decían los belgas y así lo sentía yo.
Qué de años seis años, algunos hermosos, otros no tanto...





10- Elbow "Not a job"


Los majestuosos Elbow, a punto de publicar nuevo álbum (¡Bravo!) supieron acercar ese sonido tan particular, realzado sobre todo por la voz de su cantante y que en las más próximas al gran público, como en "Not a job", almacenaba ese complejo y alucinante "Cast of shadows".



Por supuesto, para incluirse en una película británico, o algo como "Sleepers", que rememore acontecimientos pasados, escenas de flashback.
De este tema existen dos videos, aquí os dejo el de la desastrosa pompa fúnebre.

martes, 29 de enero de 2008

LAURA PAUSINI - YO CANTO - Golpe de gracia italiana



Hace poco hablábamos de Elisa, uno de los mayores referentes femeninos en la actual música italiana, en donde, todos estaremos de acuerdo, se alza en el pedestal la imbatible Laura Pausini, tras años de carrera, de éxitos y de muchos premios.

“Yo canto” es una celebración, un homenaje a la música en sí, enfocada desde lo que mejor conoce su intérprete, que son esas canciones de sus compatriotas que en este estupendo álbum ha decidido hacer suyas, con acierto en su gran porcentaje.
Así se suceden temas de Zucchero, Eros Ramazzotti, Tiziano Fero e incluso de los latinos Menudo en lo que es el álbum más variopinto de la Pausini, séptimo ya de su carrera.

La elección de las canciones es acertada y mezcladas forman un puré más que suculento, que encuentra objetivos de todos los colores.
Consigue hacer todos los temas suyos, se los traga y los expulsa como ella mejor sabe hacer, con ese torrente de voz y sensibilidad y esa manera de comunicar y hacerte partícipe de sus emociones.

Tiene gracia que tenga que venir la italiana, con sus traductores pertinentes, a ofrecernos las mejores letras del panorama español, que encuentra su máxima encumbración en “En los jardines donde nadie va” , “Por el camino” o “Destino paraíso”.

Pocos temas pueden provocar indiferencia y resquemor. Aunque el álbum empieza fuerte con esa declaración de intenciones que es “Yo canto”, los dos siguientes cortes son la discordancia del conjunto.
“Dos” suena a descarte de “Las cosas que vives” y descartado lo dejaría yo de este proyecto.“Escríbeme” produce algún que otro bostezo, prometiendo lo peor. Menos mal que con el dueto junto a Juanes “Mi libre canción”, la marcha en pro de la música retoma su camino y enfila hasta cotas de perfección sublime.
Sólo la Pausini se atrevería a incluir una mención a las rosas selváticas o extractos como “Y el velo del fantasma del pasado, cayendo deja el cuadro inmaculado “ en la que es una elegante exposición sobre la resignación ante la decadencia.
“Destino paraíso” podría ser la mejor canción editada en castellano en el 2007, sin exagerar. La interpretación de la italiana merece la más sonora ovación, provocando incluso las lágrimas cuando dubitativa, entona “Yo qué sé, se que tomo el tren que va a paraíso ciudad / Yo me sentaré en mi sitio y tú mirándome a los ojos, me dirás: / Vamos destino al paraíso”. No podemos hacer otra cosa que dejarnos llevar, buscar nuestro propio significado y asistir a una furia espectacular en un híbrido de carisma y emoción.
Proseguimos con “Estrella gemela”, un tema que ya originalmente sonaba impecable, aquí aparece a modo Pausini, quizás un poco recargado, pero dignamente versionado.
“Como el sol inesperado”, de Zucchero, nos deja otra pieza majestuosa, con un mensaje sobre la supervivencia, mezclando compromiso social con eufemismos laborales, colosal en su desarrollo y perfecto en la voz de Laura.
Para aquellos seguidores de su carrera, “Cinco días” les puede resultar de las más familiares, un tema que podría haber englobado ese “Entre tú y mil mares” y que demuestra ese potencial que tiene la italiana en sus cuerdas vocales y que nos deja otras frases memorables como “¿Por qué me siento tan herida que no sé si conviene más curarse o interesa más ahogarse?”. Nos ofrece el típico subidón pausini que se produce después del mismo estribillo, en donde ella sube una octava su canto.
La inclusión de “Y mi banda toca el rock” es todo un acierto. Quizás desentone del conjunto, pero anima tanto y es tan alegre, que la dejamos en el top3 del disco.
Laura jamás se había visto en la tesitura de un tema así, pero visto el resultado debería plantearse incorporar más “rocks” en sus discos.
Junto a “Destino paraíso”, la mejor canción en mi humilde opinión de este “Yo canto”, el momento más sobrecogedor, la melodía más embriagadora es “Dispárame, dispara”.
Ya con ese título, se augura lo mejor. Así es, mariposas, televisiones, límites, Freud... todo da cabida en este entresijo. “No esperes de mí nada, tu corazón he roto, apúntame y dispara”. Tantos años siendo la pobre Laura víctima de sus amores (recordemos “Se fue” o “Inolvidable”) y ahora es ella la que da caña.
Aquí tenemos otra novedad, un desentonante, un particular. “Corazón frágil” deja protagonismo a una guitarra que evoca imágenes nocturnas en moteles de carretera, observando el horizonte con la esperanza de encontrar nuestro sitio.
“Corazón frágil” supone de por sí, una experiencia única para Laura, que rasgando su voz con garra, rechaza cualquier atisbo de fragilidad.
Tiziano Ferro cede su “No me lo puedo explicar” en otro dueto, que suena prácticamente igual que en su producción original. Sus voces se interponen con esmero, pero una vuelta de tuerca al tema hubiera sido mejor decisión.
“En los jardines donde nadie va”, a pesar de su riqueza lingüística, pisa el freno y acaba saturando en su complejidad, en toda su amalgama de imágenes. La brevedad e intensidad de otros cortes se ve aquí alargada y un pelín espesa, pero indudablemente, a pesar de toda su parrafada, es un gran tema... “después... silencios”.
Catorce temas y este amplio disco sigue, “En un cuarto casi rosa” supone la enésima novedad del proyecto. Es el primer himno declaradamente gay de Laura, que sin pelos en la lengua, se pone en la piel de una relación prohíbida, que sólo se produce en un cuarto casi rosa. “Aquí dentro no separarán, lo que Dios ha permitido / por nosotros no decidirán aquí / Acariciáme y no te avergüenzes / Ríe y haz lo que te va y verás que un día de estos lo harás fuera de aquí / Sin miedo y a la luz del sol / Sin evitar ya las miradas / Con valentía y decisión”. Más claro el agua.
Ahora llega el clásico entre los clásicos, “Cuando”, muy popular en todo el mundo, es la mejor representación del buen gusto de la italiana, que la canta con brío y clase.
Acabamos con “Por el camino”, con contundencia, como anuncian su percusión inicial, la canción que va de la mano de “Yo canto”. Ninguna canción podría dejarnos mejor sabor de boca que este “Por el camino”, mezclando un toque Pausini con lo mejor de la música italiana que ha querido reflejar en el álbum.

Muy extenso, este disco tiene pocos descartes, pero haberlos haylos. Quizás sin “Escríbeme” o “Dos” el disco se podría escuchar mejor de carrerilla y no nos dejaría agotados. Podemos decir que se trata del disco más completo de Laura, que nos ofrece caras nuevas que se agradecen y así la alejan del encasillamiento y que como bien dice ella, “una canción no nos podrá cambiar la vida”, pero sí la hará más llevadera.
Grande la Pausini.

7,5/10

Video de "Dispárame, dispara":

LA CASA AZUL - LA REVOLUCIÓN SEXUAL- Crítica de Rockdelux



Este podría ser el año de Guilly Milkyway si se lo propusiera su discográfica, así lo creo yo y así lo afirma esta crítica de Rockdelux que adjunto:

Que llegue a las tiendas un CD sin un solo corte de relleno ya debería ser motivo de celebración. Pero, además, en este tercer álbum Guille Milkyway se ha sabido sacudir la estética retro a favor de un sonido más artificial, plástico y a ratos histriónico. Ahí queda “No más Myolastan”, un pedazo de himno que igual podría dejar contento a un fan de New Order que a uno de Aqua. La Casa Azul suena más que nunca a La Casa Azul, aunque en la canción que da título firmen la mejor apropiación de Dinarama que soy capaz de recordar. Un experimento interesante sería pinchar “Chicos malos” en radiofórmulas de los cinco contienentes. La canción lo tiene todo: melodía majestuosa, estribillo explosivo y un precioso destello de Abba. Se contagia y no te suelta. La enorme cultura de Milkyway da sustancia al nutritivo puré de influencias del álbum (desde las divas de los sesenta hasta el pop japonés, pasando por tótems indies de toda la vida, entre muchas otras fuentes).

El salto se nota también en lo que se cuenta: atrás quedan las historias clásicas de desamor para dar paso a rimas sobre la hipocondría y la ansiedad. El autor ha dicho: “Hablo de lo que me pasa porque no soy bueno escribiendo letras”. Por suerte se inspira en conflictos que sufrimos muchos (emocionales, sociales o laborales, que no son categorías tan distintas). Ojo al comienzo de “Prefiero no”: “Todo el mundo necesita respirar/ no hay quien pueda permitirse no parar / demasiada incertidumbre / demasiada autosuficiencia”. Así de hostil es para muchos la vida en Occidente en el siglo XXI.
Vale, no es Leonard Cohen, pero cuando menos te lo esperas te desarma con una frase sencilla y destemplada. Ahora mismo se me ocurre “hoy me estoy gustando de verdad / sígueme la corriente” (gran retrato de esos momentos de entrañable estupidez por los que pasamos todos).
Otro ejemplo: “Llegas a casa tarde y no paras de hablar / y aunque no lo parezca, quiero que hables más / eso me tranquiliza / ver que no tienes prisa”. En la actualidad no es t an fácil firmar un verso de amor ajeno a los tópicos.

El gran mérito es que no estamos ante un disco deprimente, sino vigorizante. Cuando escucho “Un soplo en el corazón” (Family) me paso el rato pensando en lo sensible e inteligente que es Javier Aramburu. Cuando pongo “La revolución sexual”, mi cerebro funciona menos y mis emociones más. Me siento acompañado. O sea: mejor.

VICTOR LENORE

BROOKE FRASER - ALBERTINE - Enganchada en un bucle



Tiene mérito lo de Brooke Fraser. Es un verdadero hito lanzar un álbum como “Albertine” donde las 12 canciones suenan exactamente igual, son calcamonías unas de las otras y todas se exponen en la misma estructura.
Repite hasta la exasperación una intro lenta, un estribillo en tonos altos, una sucesión de instrumentos que se van superponiendo, un “bridge” que remata el subidón, un corte que calla todo y el final con gorgoritos.
Así, la señorita Fraser, se pasa unos 45 minutos con el mismo ritmo, desplegando su cándida voz y esgrimiendo acordes en la misma sintonía.
Mérito también que ella sea capaz de reconocer sus propias canciones y no las acabe confundiendo, porque “Love is waiting” tiene el mismo estribillo que “Deciphering me”, aunque la primera sea una mala copia en forma de tema soporífero, en excesivo meloso e insulso.
Hay composiciones que de por sí, tratándolas como piezas únicas, son dignas de loa y podrían atravesar el control, de las que podemos nombrar “C.S. Lewis song”, “Shadowfeet” o “Albertine” (evitemas la inocente letra de ésta última).
Lo peor ocurre cuando la propia Brooke se copia a sí misma constantemente, y tenemos otra vez estos temas, pero con mucha menos resonancia.
Luego tenemos el ritmo, ese ritmo pausado y esa manera de interpretar que tiene, que aunque lo haga con gusto y solera, recordando la voz de Paula Cole en muchos puntos, acaba hartando al oyente al estar todo metido en el mismo patrón, sin someterse a un ápice de experimentación o cambio, lidiando siempre en la misma faena.
Líricamente, Brooke se marca algunas frases resultonas, sobre todo en los dos primeros tracks. Es cuando se decanta por hablar del amor con todas sus letras cuando termina suspendiendo asignatura, por lo que “Love is waiting” y “Faithful” pueden provocar la diabetes más aguda.
Ahora, melódicamente, por lo que comento, Brooke debería ampliar sus oídos musicales y escuchar algún que otro estilo musical, así podría variar en sus composiciones y no trabajar siempre con los mismos dos acordes.
Empezar una canción por un estribillo o no subir su voz durante el mismo, meter más uptempos y agilizar su interpretación sin colgarse tanto en las palabras… en fin, algo de variación, que no es tan complicado.
Por lo que “Albertine” es uno de esos discos que poseen un par de canciones resultonas y el resto son puro relleno, donde la única pieza que destaca por su originalidad y su concesión al folk es “Love, where is your fire?”, pero no es suficiente para aprobar un álbum.

Para los que disfrutaron con “Shadowfeet”, no os molestéis, el resto del disco es un refrito de este single:



4/10

lunes, 21 de enero de 2008

ELISA - SOUNDTRACK '96-'06 - El cisne italiano no cruza el mar



A muchos no les sonará el nombre de Elisa y podrán pensar que se trata de una concursante más de Operación Truño o alguno de estos cocederos de pringaos varios de la televisión.
Pues no, Elisa es una cantante italiana que lleva desde el 96 dando guerra en el mundillo musical, aunque su batalla se luche en el país con forma de bota.
Ella intentó hace años abrir sus alas de cisne y desembarcar en España, incluso cantando alguna canción en español ("Come speak to me" era "Háblame"), sin mucha repercusión.
La experiencia no debió ser de su agrado y a la diminuta Elisa le debe bastar con el espléndido éxito que obtiene en Italia, debe tener pocas ansias de expansión.

Pero su caso es curioso e inusual y ninguna cantante italiana ha conseguido una hazaña como ella.
Repasando rápidamente su trayectoria, Elisa comenzó mezclando canciones ñoñas de corte poppy disco insustancial en sus dos primeros discos con algún single potencial.
Ella desde el primer momento apostó por el inglés a pesar de que su mercado principal iba a ser el italiano (por el que finalmente ha tenido que presentar más rendiciones de las que esperaba).
Así, "Pipes & flowers" presentaba una Elisa adolescente pizpireta y divertida, que era capaz de lo mejor y de lo peor. Temas como "Labyrinth" derrochaban chulería (incluído en este recopilatorio) y otros simplemente, flotaban hacia la nada.
De esta álbum, para este "Soundtrack", se ha rescatado aparte del mencionado, "Sleeping in your hand" en su versión mix y "A feast for me".

Siguió ahondando en aguas turbias con el segundo largo, "Asile's world", que ya con ese tonto título prometía lo peor.
Intentó convencer a un público más amplio incorporando elementos electrónicos y emulando a Björk ("Gift" suena a una Björk para todos los públicos) con comicidad y desatino y perdiendo un poco la dirección hacia dónde quería llegar.
Un tanto confusa en este disco, quiso retomar las riendas y domar los caballos salvajes para poder cabalgar una montura que se le acoplara.
"Then comes the sun", aunque vendiera menos, fue esa montura que solapaba tan justamente. Sus composiciones adquirieron un caliz más profundo. Había estado escavando un túnel hacia un destino incierto hasta que llegó a golpear algo con su pala, se había encontrado a sí misma.
Así, "Dancing" te hace una aguadilla y no te deja respirar, "Rainbow" es el tema que siempre le hubiera gustado interpretar a Alanis Morissette, "Heaven out of hell" embriaga en su perfume rico en esencias y "Rock your soul" es el mejor regalo que se le puede dar a alguien un 14 de Febrero.
"Then comes the sun" registra los mejores temas de su carrera. Si algo hay que destacar de Elisa es, claramente, sus sentidas interpretaciones llenas de fuerza, que son capaces de alcanzar las montañas más altas y mantenerse flotando allí, como por arte de magia. No hay más que escuchar "Dancing" para darse cuenta de la elevación de sus cuerdas vocales.

En este punto fue cuando Elisa intentó explorar Europa y se vino para España y con ese disco homónimo de sus mejores temas yo la pude descubrir.
Recuerdo que en un primer momento pensaba que Elisa vestía sus canciones con trajes de Alanis, de Sarah McLachlan, de Paula Cole, era una invitada más a la cena de mujeres solistas cantautoras que por aquel entonces aparecían como de la nada.
Por aquel año, finales de los noventa si no me equivoco, emitían el video de "Come speak to me" en televisión, donde sale Elisa caminando malherida por una carretera tras haber volcado con el coche mientras iba acompañada por su chico.
Todo era felicidad cuando estaban de camino, antes del accidente, pero los motivos por los que volcaron les separan y ahora sólo importa sobrevivir, alejados el uno del otro, pero sin perderse de vista. Finalmente él consigue que alguien le lleve en un coche y la mira mientras se mete en el vehículo. Un buitre planea en el primer plano, en una historia de las que marcan.

COME SPEAK TO ME:



No había conseguido el éxito esperado en Europa, pero la carrera de Elisa estaba encontrando su posición en el mercado italiano. No en vano, junto a la Pausini es la artista femenina más vendedora en este país.

Publicó un disco acútisco, "Lotus", recreando canciones propias con versiones como la del "Hallelujah" de Cohen. Este disco la acabó consolidando gracias a temas como "Broken".

Pocas eran las incursiones en italiano que Elisa se atrevía a realizar hasta entonces. "Almeno tu nell'universo" fue su primera pieza en italiano que no versionara en inglés y que de esta forma aparece en "Soundtrack". "Luce" fue la canción que gracias a San Remo la hizo ganar popularidad en demasía.

Para su siguiente álbum, "Pearl days" contó con la producción de Glenn Ballard, reputado productor de gente como Alanis Morissete (¿casualidad, quizás?) o Anastacia. Su sonido se tornó más rudo, rotundo, más crudo. "Swan" o "Together" eran las más acertadas demostraciones para comprobar que la Elisa de "Gift" estaba mostrando su lado menos amable.

TOGETHER:



Este disco se cerraba con una balada tremenda, "Life goes on", que en inglés resultaba una más del montón de este álbum que carecía del encanto de "Then comes the sun".
Esta balada fue regrabada en italiano con el título de "Una poesia anche per te" y se convirtió en el mayor éxito de Elisa en Italia, llegando al número 1 de singles durante varias semanas.
Imagino que este detalle fue lo que acabó convenciendo a la cantante a cantar más canciones en su lengua natal.
Para la banda sonora de "Manuale d'amore 2" compuso "Eppure sentire (un senso di te)", tema que también cantó en castellano como "Sentir sin embargo", la cual también obtuvo gran éxito.

En este "Soundtrack" además hay temas inéditos que realmente suenan a grandes éxitos.
"Stay" coge lo mejor de "Pearl days" y "Then comes the sun" en una melodía sencilla pero atractiva y los dos temas nuevos restantes son en italiano.
"Gli ostacoli del cuore" es un "Broken" más carismático y "Qualcosa che non c'è" cierra la compilación con desconcierto y falta de confianza.

Para un futuro, todos sus fans esperan un álbum íntegramente en italiano y es algo en lo que debería reflexionar Elisa, puesto que sus mayores éxitos en su país han sido en este idioma, aunque tiene su mérito que cantando en inglés haya llegado tan lejos.

Como retrospectivo, "Soundtrack" es idóneo para que nos acompañe en el coche, en tu ipod durante un vuelo o como fondo en un bar acogedor. Sus canciones son variadas, alcanzando en muchos casos cotas de auténtico pop de calado ("Rock your soul" o "Stay", por ejemplo) y en otros un relleno que abre un parentésis ("Gift"), pero evidencia algo muy claro.

Elisa tiene la proyección, como su canción "Swan", es el cisne que no cruza el mar, pero que podría hacerlo.
Con esa proyección y con el talento como intérprete y su juventud, Elisa tiene mucho que ofrecer y todavía debe estar por llegar lo mejor, como prueban los temas nuevos de "Soundtrack".

7,5/10

UNA POESIA ANCHE PER TE:

domingo, 20 de enero de 2008

Las reinas de los Grammy vuelven...

Alanis y Sheryl, Shery y Alanis, la pareja de mujeres más triunfadora de los Grammy en los 90 y principios de los 00 (o cómo narices se puede llamar esta década??) están a punto de sacar disquito con temas originales, acabando con esos años de nulidad creativa que las acosaba, después de las ineludibles colecciones de greatest hits que han pasado por las listas de ventas tímidamente.


Sheryl Crow o la desazón de su amor con el ciclista:



Durante su relación con el ciclista Lance Armstrong, Sheryl Crow compuso el disco más pomposo y empalagoso de toda su carrera, una ridícula creación llamada "Wildflower" que mostraba toda la falta de creatividad por la que pasaba la americana. La crítica la vapuleó aunque los Grammys, inexplicablemente, siguieron otorgándole alguna nominación, como para no admitir que la antes exitosa Sheryl estaba pasando por horas bajas y que no era tal como ellos creían.
Canciones irritantes como "Good is good" parecían producto de telenovela barata y así, el público mostró su cara menos amable ante su flor salvaje.

Ahora, con "Detours", su nuevo disco tiene la dificultad de poder levantar el vuelo, aunque en muchos casos eso sea un aliciente creativo, un contratiempo que superar. Qué mejor que recurrir a Bill Botrell, la persona que ideó junto a ella el "Tuesday night music club", el álbum que encumbró a la americana.
Conocemos dos canciones, "Shine over Babylon" y "Love is free" y algún atisbo de recuperación podemos apreciar, y aunque esperamos con los brazos abiertos temas de desamor incontenible basados en la ruptura con Lance o letras sobre la vida tras su experiencia con el cáncer de mamá, Sheryl decide dejar de lado esos temas para volverse más reivindicativa que nunca en el "Shine over Babylon" y para dedicar una oda a la vida y a la superación inspirada en los afectados por las catástrofes de New Orleans, como se observa en "Love is free".

Queremos creer y confiamos en que retomará alguna posición y que los Grammys volverán a ser sus aliados.

Aquí el video de "Love is free", primer single oficial:




Alanis Morissette, por debajo hay lo mismo que por arriba



A Alanis siempre le perseguirá la sombra del "Jagged little pill", aunque supo aprovecharse de ella cuando sacó aquella versión de todo el disco en acústico, con la que lo único que consiguió fue quitarle toda la magia a un disco perfecto en su composición original.
Esta regrabación fue un sonoro fracaso, así como su grandes éxitos y ahora Alanis está en una situación en su carrera delicada. Poco a poco se ha ido deslizando por el barranco hasta el más oscuro fondo y el éxito que obtuvo con "You oughta know" o "Ironic" no se vuelve a repetir, y en cierto modo se entiende.
Con sus discos titulados de una manera petulante y absurda en casi todos los casos y unas letras que como documento literario no quedaría mal pero puestas con música resultan pretenciosas y aburridas, ha conseguido que la gente poco a poco la vayan relegando a un segundo, qué digo, a un tercer plano de la liga de artistas.

"Underneath" confirmará esta opinión, ya que la melodía es inexistente y el estribillo con gancho es una fórmula muy manida.
"Flavours of entanglement" es el título del disco (¿qué os decía yo?) y a pesar de cambiar de productor suena a lo mismo de siempre.

El arnés sigue cediendo, Alanis.

Video de "Underneath":

Abra Moore - Sugarite (el video)

En una tienda de discos de segunda mano de Paris pude hallar, con mi consecuente sorpresa, una copia del "On the way" de Abra Moore por sólo 6 euros.
Inconteniblemente la tuve que comprar y así poder disfrutar del disco en la mejor calidad posible y del libreto con las letras, las cuales no podía localizar en ninguna web de la red.
Me sigue sonando maravilloso esta pequeña pieza de la etérea Abra, que se desliza entre melodías folk y sonidos costumbristas utilizando los más arcaicos instrumentos para moldear sus composiciones.

También encontré el video de "Sugarite", añadido en el Youtube por personal de su compañía, que al menos se han molestado en producir un video y en distribuirlo por Europa (recordemos que hacerse con una copia de sus dos anteriores discos es una tarea detectivesca).

Abra, como ya hizo en "Four leaf clover", se rodea de un paraje verde de la naturaleza ofreciéndonos su vertiente infantil, haciendo de "Sugarite" un cuento o ensoñación inocente.
Extrañamos alguna secuencia viéndola interpretar el tema, aunque al menos no se han limitado en juntar canciones sino que se suceden perfectamente al compás del ritmo que se marca.

Apoyemos este tipo de artistas!!

LETRA:

Sugarite, Sugarite, you're on my mind.
Sugarite, Sugarite, all of the time.

Stumbling on my knees through this big world.
Pondering which direction I should take
When every sign seems like the right one.
Am I following my instincts?
am I making a mistake?

Sugarite, Sugarite, you're deep in my soul.
Sugarite, Sugarite, I'm already home.

Following the darkness
It's feeling more like home.
Pining for the lightning
I keep reaching through the rain
I can't help but call your name.

Sugarite, Sugarite, it's been a long, long road
Sugarite, Sugarite, I'm growing old.

Sugarite, Sugarite, you're on my mind.
Sugarite, Sugarite, you're all of the time.

(For Milbie)


VIDEO:

jueves, 17 de enero de 2008

GOmag - Las canciones del 2007

Seguimos ofreciendo las clasificaciones que GOmag ha presentado en su último número, en este caso, para las mejores canciones del 2007.
Por un lado, los temas nacionales y por otro los internacionales, que con el criterio que les caracteriza, se convierte en una más que interesante lista a tener en cuenta para estar a la última en cuanto a referencias actuales:

- Canciones nacionales:

1. Los Carradine "Billy Gragg"
2. Astrud "El vertedero de Sao Paolo"
3. Grande-Marlaska "A partir de ahora"
4. Madee "Transference #2"
5. Manos de topo "El cartero"
6. Prin' La La "Naves que dan vueltas a un balón"
7. Evripidis and his tragedies "It's june again"
8. El Guincho "Costa paraíso"
9. SFDK "Pruébalo"
10. Nacho Vegas y Christina Rosenvinge "Que nos parta un rayo"
11. Fernando Alfaro y los Alienistas "Derringer derrengado"
12. Abraham Boba "La fuga de Alcatraz"
13. Triángulo de amor bizarro "El himno de la bala"
14. Pumuky "El eléctrico romance"


Canciones internacionales:

1. Justice "D.A.N.C.E."
2. Arcade Fire "No cars go"
3. Beirut "Nantes"
4. Low "Murderer"
5. Amy Winehouse "Rehab"
6. LCD Soundsystem "North american scum"
7. Animal Collective "Peacebone"
8. Battles "Tonto"
9. Panda Bear "Take pills"
10. Burial "Ghost hardware"
11. Jens Lekman "Sipping on the sweet nectar"
12. Spoon "Don't you, Evah?"
13. Kanye West "Can't tell me nothing"
14. The Go! Team "Keys to the city"
15. Modest Mouse "Dashboard"
16. M.I.A. "Boyz"
17. Jesu "Lifeline"
18. Heavy Trash "Outside chance"
19. Kalabrese "Not the same shoes"
20. Black Francis "Treshold aprehension"
21. Matthew Dear "Deserter"
22. Alela Diane "The rifle"
23. Simian Mobile Disco "Hustler"
24. AaRON "U turn (Lily)"
25. Flying Lotus "Tea leaf dancers"
26. Digitalism "Pogo"
27. Dntel "Breakfast in bed"
28. Holy Fuck "Lovely Allen"
29. The Field "Silent"
30. Interpol "The Heinrich Maneuver"
31. Caribou "Melody day"
32. Vector Lovers "Endless summer"
33. Klaxons "Golden skans"
34. !!! "Must be the moon"
35. The Horrors "Sheena is a parasite"

Os adjunto algunos videos con alguna de estas canciones, videos que también merecerían estar entre los mejores del año, por qué no.

JUSTICE - D.A.N.C.E.



MODEST MOUSE - DASHBOARD



LCD SOUNDSYSTEM - NORTH AMERICAN SCUM

miércoles, 16 de enero de 2008

GOmag - Los 20 discos nacionales del 2007

Siguiendo con las listas, nos adentramos en terreno nacional comentando los mejores discos que GOmag ha elegido como los mejores nacionales, aunque no todos sean expresamente en castellano. Catalán, euskera, inglés... un abanico de idiomas que otorga riqueza al panorama descorazonador de este país.

1. Madee "L'Antarctica"



2. Astrud "Tú no existes"
3. Lisabö "Ezlekuak"
4. Arbol "You travelled my heart inside out"
5. Fibla "Liants"



6. Nisei "Continents"
7. Aroah "El día después"



8. Grande-Marlaska "El momento de hacer"
9. Los Carradine "Sospechoso tren de vida"
10. Love of Lesbian "Cuentos chinos para niños del Japón"
11. Eedl "Everse"
12. Refree "Els invertebrats"



13. Mala Rodriguez "Malamarismo"
14. Triángulo de Amor Bizarro "Triángulo de amor bizarro"
15. Los Planetas "La leyenda del espacio"



16. El Guincho "Alegranza"
17. It's not not "Bound for the shine"



18. Evripidis and his tragedies "Evripidis and his tragedies"
19. Hidrogenesse "Animalitos"
20. Chacho Brodas "Los impresentables Chacho Brodas"

Ahí queda eso, ni Alejandro Sanz, ni Pereza, ni El sueño del más feo, ni ningún grupo infumable loscuarentero de los que abarcan los premios.
Eso sí, una mencioncilla a Lantana no hubiera estado de más...
Aúna así, una reverencia ante esta revista.

martes, 15 de enero de 2008

GOmag - Los 40 discos internaciones del 2007

Después de mi periplo por Paris, lo que me ha mantenido alejado e imposibilitado para actualizar el blog, volvemos al ataque con otra lista de "lo mejor" de esas que nos gustan tanto.
La más sobresaliente publicación musical del país, GOmag, ha reunido en el número de enero las obligadas listas donde se recoje lo mejorcito de este año que se ha ido.
Con el talante y aire alternativo que les caracteriza, reúnen aquellos trabajos que han sobresalido por su calidad musical, independientemente de la repercusión que hayan tenido comercialmente, así muchas de las obras serán desconocidas para aquellos alejados del mundillo "indie", pero que merece la pena descubrir.

No son el reflejo de mis gustos, pero siempre es interesante saber la opinión de los medios especializados.

Este es el ranking de los 40 mejores discos:

1. Burial "Untrue".



2. Arcade Fire "Neon Bible".
3. Stars of the lid "And their refinement of the decline"
4. Vic Chesnutt "North star deserter"
5. Animal Collective "Strawberry jam"



6. Low "Drums and guns"
7. PJ Harvey "White chalk"
8. Beirut "The flying club cup"
9. Jesu "Conqueror"
10. Panda Bear "Person pitch"



11. Battles "mirrored"
12. NYGz "Welcome 2 G-Dom"
13. Radiohead "In rainbows"
14. Band of Horses "Cease to begin"



15. Common "Finding forever"
16. Amy Winehouse "Back to black"
17. New Pornographers "Challengers"
18. Ben Frost "Theory of machines"
19. Of Montreal "Hissing fauna, are you the destroyer?"
20. Vector Lovers "Afterglow"



21. Matthew Dear "Asa breed"
22. Kanye West "Graduation"
23. The Field "From here we go to sublime"
24. Caribou "Andorra"



25. Justice "Cross"
26. Eluvium "Copia"
27. José González "In our nature"
28. LCD Sounsystem "Sound of silver"
29. Wilco "Sky blue sky"
30. Signal "Robotron"
31. Kalabrese "Rumpelzirkus"
32. Spoon "Ga ga ga ga ga"



33. Akron/ Family "Love is simple"
34. Ghostface Killah "The big doe rehab"
35. The Go! Team "Proof of youth"
36. Heavy Trash "Going way out with Heavy Trash"



37. Fennesz/Sakamoto "Cendre"
38. Iron and Wine "The sheperd's dog"
39. Shellac "Excellent italian greyhond"
40. El-P "I'll sleep when you're dead".

En breve la lista de canciones internacionales y nacionales y la de los discos nacionales.

lunes, 7 de enero de 2008

Algunos discos para descargar

Gracias a la enorme proliferación de blogs que se han convertido en webs de descarga, encontrar hoy por hoy cualquier disco en descarga directo es pan comido.

Así que tomando alguno de estos enlaces y uniéndonos al enemigo, os adjunto links de algunos discos interesantes:

SIA - Some people have real problems:





ELBOW - Leaders of the free world:







STARS - In our bedroom after the war:







CROWDED HOUSE - Time on earth:







LANTANA - Desorden y amor:



sábado, 5 de enero de 2008

NERINA PALLOT - FIRES - Cómo hacer arder un buen fuego


Nerina Pallot tomó buena nota de las faltas que se la indicaron con "Dear frustrated superstar", entre ellas evitar las sobrecargas, y supo corregirlas en lo que fue uno de los mejores discos del 2006, ¿o deberíamos decir del 2005?

"Fires" fue editado por la independiente Idaho Records en 2005 pasando desapercibidamente por las estanterías de las tiendas de discos, pero unos sagaces miembros de Chrysalis a través de la compañía 14th Floor, relanzaron el disco en el 2006 haciendo una promoción como Dios manda, comprobando así lo que alguna vez hemos dicho en este blog: sin una buena operación de marketing detrás, no hay nada que hacer.

Así, los fuegos de la señorita Pallot y el productor estrella, Eric Rosse (trabajó en el alabado "Little earthquakes" de Tori Amos), empezaron a arder con su máxima intensidad.

Al menos se hizo justicia, porque esta colección merece estar entre las destacadas de esta década.
Sonido impecable, preciosista, abrumador. Letras explosivas, imaginativas, ocurrentes. Interpretación sentida y dolorosa. Y no exagero...

Como podría ocurrir con Garrison Starr, Nerina probablemente se codearía con los grandes y los Grammys estarían a sus pies si hubiera salido a mediados de los 90, cuando salían Sheryl Crows hasta debajo de las piedras y las voces femeninas se sucedían en las ondas como plaga imparable.
Nerina, varios años después, ha demostrado con sólo dos discos, estar por encima de la media de todas esas intérpretes clonadas que se dieron y que pocas hoy sobreviven (la misma Sheryl Crow últimamente no hace más que sacar bodrio tras bodrio, aunque los Grammys la sigan nominando, inexplicablemente).

Cuando alguien es capaz de mencionar palabras como "Cumulus Nimbus" o "Phaedrus" en sus composiciones, nos damos cuenta que no nos encontramos ante una letrista al uso.
Cada canción de este "Fires" es una soberbia obra literaria y la interpretación en carne viva de Nerina no hace más que enfatizar esta impresión.

Otro de los fallos que ha podido solventar Nerina desde su primer largo, es su carencia vocal. Aquí, conocedora de sus limitaciones, se ha visto relegada a cantar sólo un tipo de melodías, sin tanta octava de más y hacerlo con el corazón, creyéndose lo que cuenta y hacérnoslo creer.

Al ser un disco de 10, creo que es justificado que lo desgrane corte por corte, ahondando más en su maravillos contenido:

1. Everybody's gone to war:

El mayor éxito de Nerina, la más cercana al gran público, nos expone un conjunto de ideas interesantes. La ceguera de la sociedad ante la importancia de una guerra, la falta de comprensión y de diálogo y el desconocimiento que existe hoy por hoy en la adolescencia, quedena perfectamente retratados en su letra. Porque ir a la guerra no te hace un héroe, por mucho que la cultura americana lo quiera vender así.
Así, Nerina comenta "Todos se han marchado a la guerrra, pero no sabemos por qué se está luchando" y arremete contra los símbolos religiosos en el extracto "Si Dios está de nuestro lado, entonces Dios es un bromista, dormido en su trabajo, sus hijos van cayendo".
La mejor frase de esta canción sin duda sería esta: "For every man who wants to rule the world, there'll be a man who just wants to be free", creo que lo dice todo.
Musicalmente es un tema poppy con pinceladas rock, que perfectamente podría haber interpretado Suzanne Vega y que juega con un estribillo contundente, brillante y un uptempo idóneo como comienzo, para esta protesta claramente referenciada a los últimos ataques a Irak y el envío de tropas, o de salvadores, como muchos de estos militares se ven a sí mismos. Nerina cuenta la historia de uno de ellos, que probablemente esté muerto para Navidades.

El genial video-recreación de una particular guerra, en un supermercado:




2. Halfway home:

La mejor canción del álbum, la más hermosa, claramente. Perfecta desde todos los puntos en que se la mire. Adictiva, bien cantada y con unos coros que harán las delicias de los fans más poperos.
Ante este segundo track, uno ya puede darse por vencido ante la genialidad de esta obra, ante la belleza que se irradia y los arreglos musicales generados por sus productores. Otra pieza literaria en toda regla; como buena escritora, Nerina nos coloca en situación para comprender un poco mejor la sensación de desolación que quiere desarrollar. Está en la esquina de la calle de su amante, con la cuarta parte de una manzana en su bolsillo y empieza a meditar sobre si acudir al encuentro o no.
"Man, I never felt so lonely", lamenta en el estribillo, en un tono... diríamos, intrascendental, no le damos importancia. Pero cuando la música se apaga y resiste un piano, Nerina repite ese estribillo y esa frase adquiere otro matiz, como una buena actriz sentimos la empatía. Sí, realmente parece muy sola.

3. Damascus:

Una letra dickensiana desde el principio: "Years ago, you said to me, "I think I'm losing the fight,o r the fight's losing me, I'm not certain," , demuestra una vez más la calidad de esta artista. "Damascus" es otro tema de desamor que pasa vapuleando al oyente, dejándolo realmente OK, "todo se acaba y ahora nada significa algo". Nos describe esa relación en la que ha intentado adquirir un papel para agradar a su pareja, pero que finalmente pudo comprobar que no le ha traído satisfaciones "I saw the light but hey it never saw me".
Como pieza musical, pertenece a la liga de temas de Natalie Merchant o Sheryl Crow, con el agravante de ser una de las letras más conmovedoras del álbum.

4. Idaho:

"Idaho" presume de piano conductor, uno de los instrumentos que toca Nerina (junto a la guitarra)y, emulando a Tori Amos, nos lleva a un viaje hacia Idaho (Tori Amos viajaba por Estados Unidos en "Scarlet's walk" también).
La idea de mutar en otra persona que ya nos presentaba "Damascus" se verifica aquí "I can't be anyone but me". "Idaho" es el final donde encontrarse a sí mismo, la salvación, el verdadero yo. Una hermosa metáfora en una melodía con fuerza, en la mejor interpretación del disco y una orquesta de cuerda que denota garra y énfasis.
La mezcla de Chris Lord-Age realmente gana en unos cuantos grados ante la original.

5. Learning to breathe:

Los amantes del "Everybody's gone to war" disfrutarán con "Learning to breathe", no en vano fue el tercer single con el que se pretendía levantar la agridulce imagen que quedó de Nerina tras "Sophia". Como todas, anotaciones que subrayar hay varias y más referencias a ese salto al vació que puede suponer romper una relación y aprender a respirar por uno mismo. Quizás el amor sólo es un requiem por el alma.
Alguna falta sí podemos indicar aquí, "Learning to breathe" es demasiado complaciente, lo que la hace fácil de radiar, pero que tampoco, musicalmente hablando, aporta nada identificable como extracto, por lo que como single es un riesgo, a veces la complacencia no es bien recibida y pasa desapercibida.

El video para el tema:



6. Mr. King:

Si "Fires" no contuviera "Mr. King" podría acusar a Nerina de no afrontar retos y ahondar en sonidos experimentales, alejado de las masas e incómodos para un oído sin pulir. Así, "Mr. King" recoge una de las instrumentaciones más ricas y aplaudibles del disco. Es el tema tranquilo del que carecía el primer largo de Nerina, y que de nuevo, nos deja atónitos ante la creatividad poética, en este caso tonteando con expresiones filosóficas y con imágenes platónicas, "I am only human and I'm always wanting more". Nos apartamos del desamor y el afán de superación de los tres anteriores tracks para ahondar en recuerdos del pasado, quizás un profesor, un mesías, una forma estentórea de sabiduría.

7. Geek love:

La ausencia de comunicación y entendimiento se explayan en "Geek love". "You say I'm not here, but I'm here, I'm not in the moon".
Otra muestra más de cómo tener una historia en la cabeza y saber expresarla en palabras, creando las figuras necesarias para que el receptor tenga la más aproximada idea de lo que intentamos retratar.
No me canso de decir que de por sí solas, las letras de este disco deberían ser publicadas en un libro como poesía pura que son.
"Geek love" es de los cortes que más tiempo uno tarda en cogerle cariño. Su música puede sonar convencional, que lo es, no digo que no, y el estribillo carece del magnetismo de "Idaho" o "Halfway home", pero es un correcto añadido al disco, que además no desentona.

8. Sophia:

Con "Sophia" tenemos aquí una discusión. El segundo single del álbum se volvió a producir por Mitchell Froom (Crowded House, Sheryl Crow, Daniel Powter), que le añadió más instrumentación y más vida al tema original, que sólo se formaba por la voz de Nerina y su piano. La pregunta es, ¿realmente hacía falta esta revisión del tema? Para que se distribuya comercialmenta claramente sí, pero el misticismo y la intimidad del corte original se entiende mejor desde su estructura iniciática.
Más paisajes en palabras, más desolación, más choques y los fuegos. El fuego de amar a alguien con toda la pasión que se propaga de tu cuerpo. Es un tema maravilloso, que yo prefiero disfrutar con únicamente el piano.

Esta es la versión de Froom, la que aparece en el video:



9. All good people:

Compartiendo el espíritu reivindicativo del "All I wanna do" de Sheryl Crow, es una punzante composición acerca del conformismo de la sociedad, que observan los problemas de la gente que los rodea ante sus ojos, pero no hacen nada para implicarse.
"Toda la buena gente sabe que el mundo está bien, "¿Por qué deberíamos preocuparnos, podemos hacer algo al respecto acaso?".
Tema que comparte espíritu con "Everybody's gone to war" y "Learning to breathe", ese pop-rock americano que cultivan Sheryl, Shawn Colvin o el que hacía Meredith Brooks. Otra pegadiza melodía lista para consumir.

10. Heart attack:

Las dos últimas piezas del "Fires" curiosamente se descuelgan por contener un elemento único, el eclecticismo que las moldea.
"Heart attack" tiene esencias árabes y un aire evocador, pletórico en ruiditos y que nos conduce ante la luz al final del túnel.
Donde antes había pesadumbre ahora encontramos esperanza. "Voy a golpear el tambor, voy a hacerlo venir, es un ataque del corazón que voy a hacer llegar hasta mí".
Parece ser que junto a "Idaho", esta canción ha sido una de las favoritas no-singles del disco.

11. Nickindia

Aquí está mi historia... así da comienzo "Nickindia", una oda a la incertidumbre y la soledad, a la más triste soledad, una oda que recomendaría evitar para la gente depresiva o que simplemente estén atravesando un mal momento sentimental en sus vidas.
Porque aquí no hay luz, lo que hay es una verdad como un puño. Nerina no tiene reparos en finiquitar su disco así, "Si me muriera hoy, si abandonara la pelea, ¿harías algo por mí?, cuéntales mi historia, diles todo lo que fui".
Todo esto con más esencias indias que ya emanaban en "Heart attack", pero con más dramatismo y una recreación de atmósferas a lo Eno, atractivas y tenebrosas.

"Fires" es una obra inconmesurable, potencialmente alzada por sus letras, ciertamente sea, pero que musicalmente dispone de los elementos precisos para que, mezclando letra y música, podamos darle el diez que se merece.

10/10

jueves, 3 de enero de 2008

GARRISON STARR - The sound of you & me - Sonidos agridulces para un día lluvioso



El quinto álbum de Garrison Starr se presenta como una suave tormenta de verano, la cual observamos desde la ventana, como espectadores. Nos sentimos refugiados bajo techo, pero nos gustaría salir fuera y retozar en los charcos, sentir la vida en su máxima expresión.
Así, "The sound of you and me" recorre un camino sinuoso entre la confortabilidad y la aventura, sin llegar a estallar en una hecatombe de riesgos atractivos y explosiones en direcciones sorprendentes.

Es un disco perfecto para dejarse llevar, para olvidar y para recordar, a partes iguales. Aunque la mezcla está bien ejecutada y las piezas coinciden grácilmente y armoniosamente, echamos de menos esos riesgos, algo que lo aleje de la corriente principal, de ese convencionalismo que lo hace idóneo para sonar tanto como hilo musical del Carrefour o en el cassette de un camionero tras horas de carretera.

Garrison maneja su voz con arte, sabe cuándo tiene que emocionar y cuándo tiene que sobresaltarse y no parece avergonzada en sus interpretaciones a lo Shawn Colvin, es más, se deja acompañar por voces de fondo (las de Neilson Hubbard, coproductor del disco) para formar resultados sobresalientes.

Pero no es la formidable interpretación la que habría que destacar. Hay que resaltar que, aunque la once canciones que forman este LP contengan un esqueleto de lo más formal, los arreglos de sus productores y la propia Garrison han hecho gala de un buen gusto encomiable. Canciones tan bien presentadas como "Pendulum" o "Cigarettes and spearmint" son el mejor exponente de lo que se puede hacer con buenas ideas.

Todo esto con apenas un par de guitarras acústicas y una efímera guitarra eléctrica, mucha percusión, algún tímido violín y un piano travieso, poco más. El disco no se deja llevar por una producción socorrida, sin embargo con algunas canciones es inevitable ("No man's land" o "Kansas city, Kansas"), sino que halla la forma de sonar original y excitante, eso sí, sin abandonar un momento esa corriente antes mencionada.

Resultan los tiempos lentos los mejores segundos de "The sound of you & me". La apertura con "Pendulum", la balada "Big enough" que deleita, "Black & white" es una nana oscura que cala y "We were just boys and girls", a lo Joan Osborne del "Relish", atonta como una droga.

Por la vertiente más movida, "Let me in" (la más Shawn Colvin de todas) es contagiosa y fácil de usar, "Sing it like a victim" (recuerda a Abra Moore) nos ofrece un piano tierno, "Pretending" es sencilla y agradable y "Beautiful in Los Angeles" presenta la única nota de disparidad y acercamiento a lo novedoso y arriesgado del disco.

Para un día lluvioso como hoy, letras como las de "Big enough" o "Pendulum" nos harán reflexionar, mientras nos debatimos entre ver la lluvia desde dentro o sentirla afuera.

8/10


"Big enough" en directo:

miércoles, 2 de enero de 2008

BRIEF & BEAUTIFUL - Recop. Enero

Comenzamos el año 2008 saboreando piezas que recientemente, me han ido llegando a las manos, que he decidido juntarlas en una recopilación, en la que es la primera del año.

Empezamos con la selección, será breve y hermoso:


1. Sia "Day too soon":

Curiosamente, Sia abre otra recopilación. Esta vez es para festejar su nuevo disco de estudio, "Some people have real problems". Un título más que acertado para esta quejumbrosa sociedad. "Day too soon", está, ante todo, interpretada de manera excepcional. La voz de la australiana Sia nos transmite a Amy Winehouse, Dionne Warwick y en general, un tinte soul apelmazado con gotas pop que despunta grácilmente en una melodía bella, apasionada y desvergonzada.

Os dejo el video con el tema, primer single del nuevo disco:




2. Budapest "Is this the best it gets?"

Quizás sea el mayor éxito de esta banda ya extinta. Me llegaron gracias a un amigo que me los recomendó, aunque su obra en conjunto no sea de mi devoción. Es resaltable este "Is this the best it gets?" gracias a su tufo británico a lo Keane, Coldplay o Travis, siendo directamente una canción que pega, que deja herida.
Lástima por el resto del disco, que prueba a canjear la proximidad de esta apertura por un compendio de temas que provocan indiferencia en sus primeras escuchas.


3. Crowded House "Lost island":

Canción de la que ya he hablado por aquí, pero al ser una cara b de reciente adquisición, quería incluirla en este recopilatorio. Sigue provocándome ensoñaciones varias e imágenes celestiales, sobre todo por ese coro majestuoso que ligeramente engrandece la composición.


4. Sivan Shavit "Nashki oti (Kiss me)":


Aparte de ser una gran película, "Caminar sobre las aguas" tiene una fenomenal banda sonora. En la película, dos de los protagonistas van en un coche por Tel Aviv, y el que va de pasajero le pide al otro, propietario y conductor del coche, si puede poner algo de música y el conductor le pregunta que qué es lo que lleva. El chico empieza a mencionar una ristra de solistas femeninas variadas, alguna francesa también creo recordar, y extrañado el otro le comenta: "Te gustan mucho las voces femeninas por lo que puedo ver".
Así, más adelante, le regala un cd con esta canción, "Nashki oti".
Una preciosa voz femenina la canta en israelí, con un encanto especial, en una sugerente melodía mezcla de texturas folkies y new age. Una canción que me dejó atónito.


5. Liam Finn "Second chance":


El hijo de Neil Finn publicó disco en este 2007, cuyo primer single fue este "Second chance". Un sonido oscuro, turbio, rozando el underground americano y con recortes de Elvis Costello o Tom Waits. En su música apenas podemos encontrar puntos en común con la de Crowded House o la de Neil Finn en solitario, aunque los dos disponen de un timbre de voz parecidos.
Aunque luzca una poblada barba, el chico es jovencísimo.

El video de "Second chance":




6. Kosheen "Professional friend":

Kosheen reeditó su "Damage" especialmente para el anteriormente bien recibido mercado británico. Este "Damage" suponía una gran obra suya para este 2007 que finalizó. Así, incluyeron dos canciones extras y una versión diferente de "Guilty".
Este "Professional friend", es la prima hermana de "Stand on the same ground", aunque esté más próxima a sus inicios con "Resist".
Este tema aporta algo más de drum and bass al álbum, que explora terrenos diversos, a caballo entre los dos primeros largos de Kosheen. Aunque, indudablemente, carece de la fuerza de cualquiera de las 14 canciones que componían la edición original.


7. Katie Melua "Straight to DVD":

Viva la Katie (enhorabuena por su primer y reciente número 1 en UK). Que no se la acuse de encasillarse. Con este "Straight to DVD" y su divertida letra y low country americano, ha confirmado que aunque su sonido sea siempre tan suave e inocente como el perro de Scottex, de vez en cuando se puede marcar una canción que, si bien, siguen siendo suave, se aleja del carácter Melua marca de la casa.
Esta canción formaba parte del EP de "If you were a sailboat", junto a, entre otras, una versión del mítico "This year's love" de David Gray.


8. Yakup "Platonik":

Ay... los turcos y su música... Yakup olfatea Europa y absorve estilos con más premura y acierto que el gobierno de la antigua Anatolia en general. Quien escuche este "Platonik" comprobará que verá cosas de Stereophonics, Modest Mouse o The Sunday Drivers.
Parece mentira que temas así estén sonando en Turquía y, lo más difícil, que puedan tener algo de acogida en este país, pero así es... la evolución llega para todos y la buena música triunfa más allá de culturas y costumbres.




9. The Feeling "This time (demo)":

"This time" estará dentro del "Join with us". Si ya en su versión acústica nos dejó enamorados, veremos a ver cómo suena en su versión maquillada.
Con una guitarra y un poco de percusión, las buenas composiciones, como las de The Feeling, quedan impecables. Así, "This time" se "ve bien linda", desnuda como la concibieron en esta bside.


10. Avril Lavigne "Alone":

Parece tan artificial este "The best damn thing", que quizás escarbando por sus caras b podamos encontrar algo decente. "Alone" coge la mano de sus temas de "Under my skin", ese rock americano teenager que hacen los Sum 41 o Simple Plan.
Mucho mejor tema que "Girlfriend", aunque esta hazaña no tenga mucho mérito.


11. Damien Dempsey & Sinéad O'Connor "It's all good":


Qué bueno la unión de estos dos pedazo de músicos irlandeses, que aqui juntan talentos y demuestran lo bien que se les da formar melodías, paisajes y estructuras folk irlandesas, sin olvidar la proximidad al pop.
La voz de Sinéad, como si de un espectro se tratase, realiza la parte más grave de la vocalización y Damien, con ese timbre tan hermoso que Dios le ha dado, acaba explotando como sólo hace él. Pedimos más cuando llega el final.


12. Keane "The night sky":

Una pieza convencional de los Keane, que más allá de "Bedshaped" o "A bad day" no consiguen un medio tiempo tan decente como ésos. "The night sky" es un tema benéfico que editaron recientemente y que, aún dejando escucharse, no encuentra ese puntillo de otras composiciones suyas.
Es Keane, indudablemente, pero es lineal y plano como ella sola.



13. David Gray "London lights":

La voz de David la podría distinguir entre mil y aquí es incomparablemente más evidente que nunca. Canción que quedó fuera de sus discos, ha aparecido como cara b por la época del "A new day at midnight", cuando todavía no se había metido en un estudio. Así, guarda paralelismos con el contenido de este álbum, que podría haber sido incluída perfectamente en él. Una muy digna cara b.


14. Editors "The racing rats":

Este fue el tercer single del irregular "An end has a start" de los Editors. Provocó un leve resurgir de las ventas del disco y en parte, es debido, a que la contudencia del tema rememora "Munich" y otros cortes de aquel "The back room". Sorprendieron con ese obra pero con esta han seguido las mismas molduras apenas cambiando algún milímetro, a pesar de contar con otro productor.




15. The Veils "Vicious traditions":

Otros que repiten en recopilaciones por el blog, esta vez debido a la inclusión de este "Vicious traditions" en la banda sonora de la película "Mr. Brooks", precisamente en el momento más culminante del largometraje, exponiendo perfectamente en imágenes la angustia que se desprende del tema. Grandes The Veils.


16. Stars "Take me to the riot":

Una happy melodía se marcan aquí los Stars. Menos electrónica que el "The night stars here" y más poppy a lo Dandy Warhols o Death Cab for Cuties. Engancha peligrosamente ese chorus lleno de luz. Un album aún por descubrir, pero que en las pequeñas piezas que voy extrayendo me da buen color, sinceramente.




17. Dan Wilson "Free life":

El ansiado disco en solitario de Dan Wilson, el que fuera cabecilla de otros extintos, los Semisonic, quizá nación gracias a las grandes críticas que surgieron a raíz del grammy compartido con las Dixie Chicks a la mejor grabación del año pasado, por "Not ready to make nice".
Igual que en el caso de Neil Finn, Dan Wilson posee una tremenda capacidad para las melodías de fácil entrega, amables y enamoradizas. Una más que aplaudida bienvenida.


18. Jacob Golden "Pretend":

Fingir un universo de luz cuando las sombras asolan, es lo que "Pretend" de Jacob golden consigue, otro de los descubrimientos del 2007. Su voz, su juego de voces, consigue atmósferas hedonistas que fluyen hasta la extenuación. Mirando atrás, a los 70 y encontrando su lugar en esta década.


19. Maria Arredondo "Brief & Beautiful":

Es rubia, mona y además esta canción es una cover de Edurne. ¿Qué pinta aquí? No podemos negar que este "Brief & beautiful" cuenta una historia de amor intensa, emotiva, que está logradamente bien cantada por la noruega Arredondo y que encima, dispone de una melodía encandiladora. Lástima que el resto del disco no lo acompañe en elogios.
Como pieza final resulta útil. Sin duda, está al margen del resto, así que el disco puede acabar en el tema 18 y si no, como confío, será apreciada como una más, hermoso y bello.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...