martes, 17 de septiembre de 2019

Third Eye Blind - Allí donde solíamos gritar


A finales de los 90, en plena vorágine de bandas rock que procedían de USA, en sus variantes punk, rock, grunge o metal, aparecieron Third Eye Blind desde San Francisco y arrasaron en todo el mundo con su disco debut, gracias a trallazos como eran la muy popular "Semi-charmed life", "Jumper" o "How's it going to be".
Ésta última fue la canción con las que yo les descubrí, gracias a que en el programa de clips de Los 40 Principales (Canal +), un día lo emitieron, y me quedé prendado de la canción, de la banda, y del carisma del cantante.


Para los que no les pongan cara ni se acuerden de ellos, escuchad un poco esta canción y rápidamente caeréis en la cuenta de quiénes son estos chicos.
Ha sonado en infinidad de películas y series, sobre todo en las típicas escenas de fiestas de adolescentes, de esas que montan en casa cuando los padres se van, siempre hay alguno que se sube a una moza a una habitación, y les acaban pillando, vierten alcohol en el ponche, hay una piscina llena de muñecos hinchables y cuando se marchan, todo queda destrozado.


Este primer y homónimo álbum personalmente para mí tuvo un gran impacto. Pocos trabajos suenan tan homogéneos de principio a fin, bajando la intensidad del sonido paulatinamente hasta ese final épico de los últimos cortes, donde destacan la maravillosa "The background", uno de mis temas fetiche de siempre. Memorable, soberbia, apasionada.
Una canción que de haber sido single, podría haberles supuesto un mayor prestigio, haberles tildado de un grupo más allá de hits universitarios, con una trascendencia y épica que realmente merecían.


El efecto del "tercer ojo ciego" se expandió hasta el segundo disco ("Blue") pero tras la marcha de Kevin Cadogan la banda se desinfló. Kevin era el guitarrista y compositor junto al carismático (y bastante guapo) Stephan Jenkins, ególatra líder indiscutible de la banda. Otro factor determinante eran los directos. En vivo, dejaban mucho que desear, sobre todo por las interpretaciones de su cantante, que desafinaba malamente en las notas altas.



Las deserciones entonces se fueron sucediendo y actualmente de lo que era la formación original del grupo sólo resisten el propio Jenkins y el batería. Los demás han salido escopetados al ver cómo se las gasta su líder.

Desde entonces han publicado cinco discos, cada uno con peor suerte que el anterior, y aunque probablemente, su sexta entrega, prevista para el 18 de Octubre, no vaya a cambiar en absoluto sus antecedentes, es posible que al menos atraiga a parte del público que consiguieron atrapar con los primeros discos.

Escuchando los dos adelantos, "Screamer", que es la que da nombre al disco, y "Walk like kings", comprobamos que hay una vuelta a las melodías reconocibles, y eso es un avance. Las últimas canciones de Third Eye Blind se perdían en sonidos que cambiaban continuamente, frases que salían en tropel, textos ampulosos y poco memorables y guitarras que no encontraban una dirección concreta.


"Screamer", junto a Alexis Krauss de Sleigh Bells, recupera la gran esencia de sus primeros hits, ese rock universitario de estadio que convulsiona tu interior y se queda como un chicle en tu cabeza. La sorpresa nos la llevamos en "Walk like kings", que descuelga las guitarras, un medio tiempo muy de los 00's que practicaban bandas como Maroon 5, Toad the Wet Sprocket o Jimmy eat World.
Precisamente con estos últimos salieron de gira este año y han acabado un poco escaldados. El batería de los Jimmy echó pestes sobre el cantante de los Third Eye Blind en las redes sociales, llamándole gilipollas por su actitud narcisista. 



Justo después de sacar su anterior trabajo, Jenkins anunció que no volverían a sacar nuevo disco largo de Third Eye Blind, que lo más que publicarían serían singles sueltos y EPs. Moda ésta que también han anunciado artistas como Sheryl Crow, OneRepublic o Ash (y que después se han arrepentido), pero que cuando preparaban "Screamer", tenían unas cuantas canciones (once) que casaban bien juntas y que no querían separar en varios EPs.

Si consiguen domar las ínfulas de superioridad de su líder, y si han conseguido mejorar su directo con los años, que suponemos que sí, podría ser que los 3EB retomaran algo del camino que comenzaron hace ya 20 años, y les valga para servir de excusa para volver a las carreteras de su Estados Unidos natal, donde son bastante reconocidos todavía.



No hay comentarios:

Madonna - God Control - Su canción más ambiciosa

Madonna "God Control" Track #3 de "Madame X" Lanzado como single: Sí, el 26 de Junio del 2019 Autores: Mad...