viernes, 20 de septiembre de 2019

Eladio y los Seres Queridos - ¿Cómo se atreven a quemar banderas?


Retrocedamos al 2011 para recuperar una entrada de este blog en el que hablábamos de un grupo procedente de Vigo y su segundo disco "Están ustedes unidos". Por entonces, hicimos una crítica admitimos algo severa de un trabajo que mejora con los años como el buen vino, y las piezas que lo componían se fueron tornando más consistentes.

Es lo que ocurre cuando uno se dispone a montar un puzzle y antes de terminarlo, ya estás quejándote de la imagen que se está formando. Requiere de paciencia y atención y lo que en un principio podía parecer negro, ahora manifiesta una paleta de vivos colores.

Aunque mantenemos que la triada gloriosa de canciones de la que hablábamos sigue siendo tal, estos ocho años que han transcurrido, y dos discos después, con otro de salida inminente para principios del próximo año, los que les seguimos por las redes y hemos visto su evolución constatamos que Eladio y los Seres Queridos se merecen que les quieran, y mucho.

No han parado de trabajar, grabando, girando por toda España, componiendo para otros (destaca Luz Casal), y si bien ese reconocimiento masivo que se han ganado a pulso no les ha llegado todavía y a estas alturas ardua tarea puede ser, por lo menos se tendrán que conformar con haber conquistado varios corazones.

El próximo disco, todavía sin título, supone una ruptura con lo anterior, pero han querido adelantar un tema que según sus palabras, es la última porción de la tarta que ha supuesto su anterior discografía.

Se trata de "Quemé una bandera". Eso es, provocando desde su título. Después de las absurdas polémicas que se han sucedido en torno a la bandera española, lo primero que pensamos antes de darle al play, y sabiendo cómo a estos chicos les gusta retorcer las historias y hacerse los interesantes y ambiguos, es que de nuevo van a colarnos algún mensaje político, como han practicado en anteriores ocasiones.

El piano de introducción rememora a una despedida, así que el concepto fin de etapa está realmente conseguido desde el inicio. La suave y carismática voz de Eladio Santos (de las mejores de todo el panorama español, a nuestro parecer) asume el protagonismo, al ritmo de lo que ahora podría ser parte de un musical, como si estuviéramos en un cabaret. Los instrumentos se van incorporando a la charanga, y ésta es la exacta sensación que tenemos en el segundo verso. Nos encontramos en la calle, al ritmo de una orquesta que avanza alegremente sin llegar a explosionar en el estribillo, y ahí radica la debilidad o la fuerza de la canción. Depende de por dónde sople el viento. Mientras la bandera arde, las sirenas de policía se escuchan y aunque este tipo de versos nos sea familiar a los que seguimos a esta banda, puede que al advenedizo le cause leve impacto.


"Quemé una bandera" goza de la socarronería en el texto de muchos de los temas de "Están ustedes unidos" así como reminiscencias melódicas extirpadas de esta obra, pero la instrumentación es claramente heredera de "Orden invisible", su tercer disco.

Sobre el significado de su letra, ellos mismos comentaron:
“Suponemos que habrá muchas interpretaciones, alguna de ellas obvias, otras enmarcadas en la actualidad. ‘Quemé una bandera por ti’ habla de tener el valor de romper con algo muy establecido y asentado para apostar por algo más justo. Es una oda contra el conformismo y la apatía. Alienta la valentía de romper con un status o una relación enviciada. No sueña con un mundo perfecto frente al anterior sino con uno mejor”, cuenta el grupo."

Aquí cada cual que saque su conclusión. Ellos han sabido ser lo suficientemente inteligentes en la libre lectura de algunas de sus metáforas. Aunque, si nos ponemos a diseccionar, lo que ellos han comentado en primera persona es "romper con algo muy establecido", y qué nos encontramos... "quemé una bandera" (¿nacionalismo?), quemé una corona de espinas (¿la religión?)...
Otras referencias podrían hacer que nos acordáramos del valor de la monarquía en los tiempos que corren, o los errores continuos en los que caen algunos de nuestros políticos (si esto es así,  las tres primeras líneas del segundo verso - si mil veces te lo explican... - se los dedicamos con todo nuestro cariño a la fuerza izquierda de este país, y no podría estar de más actualidad - entonces sí les vamos a acusar de brujería - ). ¿Y no es la política actual una especie de charanga?
La repetición del primer verso para concluir el tema, nos evoca la idea de que a pesar de lo acontecido, el mundo sigue girando y nada cambia (¿o somos nosotros que no queremos cambiar?). Vuelve a amanecer, a soplar la brisa, pero ahora esa percepción es más evidente, no se trataba de algo personal y no fue siquiera brujería. 

En conclusión, esperamos grandes canciones de este nuevo disco, viendo cómo se las gastan en los adelantos para la versión deluxe (o eso anuncian en el Spotify).
Son el más preciado tesoro de Galicia y si siguen quemando banderas así, habrá que permitírselo.

NOTA: 7,5  /   10


Dulce brisa, las cortinas
Ondean al amanecer
Por ti a mediodía
Me acusaron de brujería
Quemé una bandera
Calamidades, profecías
Que nunca se cumplían
Quemé una foto
Quemé una corona de espinas 

Quemé una bandera por ti
Quemé una bandera por ti 

Si mil veces te lo explican
No lo entiendes y no aterrizas
Los errores te empeñas en repetir
Y aunque tengas majestades
Cuenta en Suiza
Merchandising, iconografía
Está ya reseca, yo vi como ardía 

Quemé una bandera por ti
Quemé una bandera
Por ti 

Y aunque creas tenerlo todo bien atado
Y por encima de la ley
Algo la mecha iba a prender
Dulce brisa las cortinas
Ondean al amanecer
Por ti a mediodía
No fue brujería siquiera 

Quemé una bandera
Quemé una bandera por ti
Por ti


No hay comentarios:

Madonna - God Control - Su canción más ambiciosa

Madonna "God Control" Track #3 de "Madame X" Lanzado como single: Sí, el 26 de Junio del 2019 Autores: Mad...