jueves, 25 de octubre de 2018

Hooverphonic - "Circles" - Vamos a movernos




Esto no se mueve, no avanza. Varias semanas llevo detenido, intentando encontrar un enfoque a mi vida, seguir el faro que ilumine mi destino. No he parado de hacer cosas y sin embargo, todas las mañanas me despierto con la sensación de que no me muevo, o que no estoy haciendo nada realmente provechoso. Que estoy perdiendo un tiempo precioso que no volveré a recuperar, perdido en absurdeces.

Encontrarse con mucho tiempo libre es peligroso. No hay una agenda, todo está sujeto a la improvisación. Lo que tengo o quiero hacer, se puede hacer más tarde, y cuando llega ese más tarde me doy cuenta de que no lo he hecho. Es francamente desolador. Por eso, cada mañana, cuando uno se enfrenta a un nuevo día, van surgiendo ideas e intenciones, que por la noche al acostarse llegan derretidas como si fuera un helado en tus manos, que va pringando tu cuerpo, dejándolo pegajoso y sucio.

“Muévete, será mejor que te muevas. Estás caminando en pequeños círculos”, dice esta canción de Hooverphonic. Así nos encontramos en infinidad de ocasiones. Estamos dándole vueltas y vueltas a un asunto, sabemos cómo abandonar el círculo, nos lo proponemos y aún así, seguimos lamentándonos de nuestra incapacidad, estrechando o agrandando el círculo sin poder desligarnos de su trazado. 



¿Por qué nos sucede esto? La misma canción nos da la respuesta: “Tienes que aprender a quererte a ti mismo”. Esa infelicidad, esa desgracia que pensamos que nos asola, esa impresión de que nuestra vida es un asco… ¿es que estamos haciendo algo para que de una vez por todas deje de ser así? Es muy complicado, salir de la inercia que nosotros mismos nos imponemos es una misión difícil de cumplir. Sobre el papel queda muy bonito, pero en el día a día, recorremos movimientos concéntricos porque no nos queremos lo suficiente.

Si aprendiéramos a querernos, saltaríamos de los círculos y avanzaríamos hacia un estado de felicidad, o al menos, de tranquilidad y paz con nosotros mismo. Esa poca fe que teníamos en que esto se pueda solucionar se ha esfumado, aunque la fe es una fuente inagotable que no deja de gotear en nuestras cabezas.

Esta canción es tremenda en su trasfondo y su interpretación es clara y no da lugar a más lecturas. Pocas frases que se repiten, como induciéndonos un método de salvación basado en la reiteración. Doliente y pesarosa, es una realidad desgastada, donde cada golpe de batería resuena marcando un ritmo lento, son los pasos que damos vagamente, con desidia e insatisfacción. El estribillo marca una certeza, hay demasiada presión en nuestras cabezas y la solución es movernos, abandonar los círculos.

Según avanza la canción, la instrumentación se agranda, como si múltiples manos te intentaran ayudar a alcanzar su misión. No es casual que sea una voz masculina, que nos habla desde otra perspectiva, pero consciente de nuestra situación, la que nos acabe confirmando que “nada se siente de la misma forma que lo hacíamos antes, estamos paralizados en este viejo juego, tienes que aprender a quererte a ti mismo y moverte!!”.

Vamos entonces a movernos.
 



Move on
You better move on
You're walking in circles

Move on
You better move on
You're walking in tiny circles

[CHORUS]
But now it is too late
There's way too much pressure
We both lost that little faith

So move on
You better move on
You're walking down in circles

Move on
You better move on
You're walking in tiny circles

[CHORUS]
But now it is too late
There's way too much pressure
We both lost that little faith
So move on

[Outro]
Nothing feels the same as it did
Enter this old game
You've got to learn to love yourself
And move on


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...