sábado, 4 de agosto de 2018

Gretchen Peters - La mujer-tierra


"He pensado mucho en lo que le ha sucedido a mi país en 2016, y cómo podía escribir sobre eso, dado el feo giro que todo ha tomado. Pero las canciones empezaron a emerger con naturalidad e intuitivamente. Realmente he estado escribiendo sobre mujeres y chicas toda mi vida, así que no es algo que deba sorprender que en este disco haya más composiciones así.
No soy una cantautora de protesta, ni una escritora que enfoque todo en la política - pero sé cómo contar una historia, y creo que cuando uno cuenta la historia de otra persona, estás creando un espacio para la empatía.

Contar historias es la mejor herramienta para entender lo que debe sentir alguien más. Así es como las canciones emocionan a la gente y consiguen cambiar las mentes. Así que en su propia manera, estas mujeres y chicas son un acto político en sí"

La norteamericana Gretchen Peters, a sus 60 años y con un bagaje descomunal, hablaba así sobre su nuevo disco "Dancing with the beast" en una reciente entrevista, al ser preguntada por el origen de sus canciones.

 Cuando una señora de la clase de Gretchen, te suelta verdades como puños, frases desgarradoras y te pinta imágenes tan realistas, como las que se pueden escuchar en sus pequeñas transformaciones, uno no puede hacer otra cosa que quedarse oyendo atentamente y asentir como un idiota.
Esbozados en primera persona, los relatos que aquí se plasman, es el reflejo de distintas mujeres que caen, se precipitan, pero quieren volver a levantarse. Hay un poso quejicoso en su discurso, en unas vidas llenas de altibajos en las que les ha tocado luchar.

Ahora que está tan de moda el alegato feminista, que hasta la más poppy te suelta un speech que no se lo cree ni ella, escuchar a Gretchen enfundarse las vestiduras de estas mujeres doloridas, es lo más auténtico que alguien se puede a atrever a realizar para defender la igualdad. Porque que otras te canten cosas sobre chicas independientes, que "pasan de los tíos" y que son más que un trozo de carne, mientras llevas menos ropa que Tarzán, no es muy creíble que se diga. Y por desgracia, es lo que se estila en la actualidad.

De las mujeres se esperan otros argumentos, y Gretchen Peters tiene un buen puñado en sus canciones. No hay más que escuchar "Truckstop angel", la historia de una prostituta que asume sus actos sin señalar a nadie con el dedo, para saber que Gretchen puede promover un canto feminista, pero no en contra de los hombres.

Sometimes they ask me questions
Sometimes they treat me nice
You don't know what you'll get
Until you roll the dice
You're a loser or a winner here
Predator or prey
I'm still not sure which one I am
Or how I got this way 
 

Agradecemos este descubrimiento al Rey Midas, el alma detrás del blog EXQUISITECES, la versión seria y constante de éste, una fuente de grandes descubrimientos para mentes exquisitas.
Además, en su entrada podéis conocer mucho más de esta cantautora. 

Habrá más artículos sobre Gretchen, esto no ha hecho más que empezar.





2 comentarios:

MIDAS dijo...


Muchas Felicidades por la entrada. He escrito muchas veces sobre Gretchen Peters y sus tres últimos discos. Se podría decir que he dicho casi todo lo que tenía que decir sobre ella. Pero cuando he leído tu entrada lo primero que he pensado ha sido: "¡Pero qué bueno es este tío!" acompañado de un brote de envidia sana de tu frescura, juventud y talento. Porque nos has regalado una entrada brillante y comprometida. Y has demostrado que todavía había mucho más que decir, aportando tu mirada sagaz y tu instinto. Enhorabuena.

Humildemente, me he dado cuenta que ser el primero en hablar de algo (o de los primeros) tampoco es tan importante. El verdadero mérito lo tiene la gente como Gretchen Peters. Nosotros solo somos los mensajeros. Es cierto que entre los blogueros siempre tenemos nuestros piques porque nos gusta ser los primeros en hablar sobre gente muy buena de la que no hablan en otros blogs, descubrírsela a nuestros lectores y darlas a conocer. Pero eso no significa que por ser los primeros en hablar de ellos, nos pertenezcan. Te agradezco muchísimo tus palabras, tu cariño (que es mutuo) y la cortesía que has tenido al citarme y enlazar mi blog. Yo también soy de esos blogueros que suele hacerlo cuando ha descubierto algo en otra "casa". Pero no era necesario. La importante es Gretchen Peters y la gente como ella, y lo que has escrito en esta entrada es más que suficiente como para incidir en esa idea de que no nos pertenecen en exclusividad. Ahora también es un poco tuya y de tus lectores. :)

Muchas Gracias a ti, siempre.

archer dijo...

Querido Rey Midas, sobran los halagos porque no se merecen. Como te dije por Facebook, cuando la música es tan inspiradora, es fácil escribir sobre ella.

Ser el primero en escribir sobre alguien no es importante. Hay muchos puntos de vista diferentes y cada uno podemos aportar algo único. Todavía tengo una entrada pendiente dedicada a S. Carey, que pensaba que no lo conocían ni en su barrio, y resulta que llegaste tú y hablaste de él. Mi enhorabuena por ese tremendo olfato para descubrir artistas nuevos y sobre todo, mostrárnoslos al pequeño mundo de la blogesfera.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...