miércoles, 15 de agosto de 2018

2018 - El año del POP




"El Pop no es una palabra sucia", como bien es conocido en inglés.

Este 2018 pasará a la historia musical como el año del rescate del POP, comandado por el regreso triunfal de Abba en sus varias versiones, bien en película como en longevas compilaciones o incluso, anunciando la grabación de un par de canciones nuevas.

El grupo sueco ha vuelto al estrellato con sus clásicos atemporales para enamorar a una nueva generación. La banda sonora de Mamma Mia 2 ha colapsado las listas de todo el mundo y el recopilatorio Abba Gold vuelve a escalar puestos, como si aún faltara alguien con una copia en su casa. En la lista británica esta semana ha subido hasta el puesto #6, anotando 1.167 semanas en el top40. Todo un record. Podríamos apostar a que no hay otro grandes éxitos de ningún artista que haya vendido más que el de Abba. Yo me hice con una copia cuando era un chavalín. Aún conservo el cd, que lo tengo destrozadito de tantas veces que lo puse.

Llevamos aquí días hablando de regresos inesperados de artistas como Culture Club, Neneh Cherry, Rick Astley o Gabrielle, que sumidos en esta vorágine de resucitaciones, han decidido relanzar sus carreras intentando subirse al carro de esta nueva ola de éxito. La revista Classic Pop, que empezó su andadura hace relativamente poco, continuamente avanza noticias sobre veteranos que vuelven a la palestra y que todos dábamos por retirados. Muchos de ellos han vuelto a los escenarios para cantar sus viejos éxitos, formando tándem o individualmente. El efecto revival es un reclamo para el consumidor que quiere sentirse de nuevo joven y que no encuentra reflejo ni continuación en las nuevas hornadas de artistas. Asistir a un concierto de Spandau Ballet (que están de gira en UK) y volver a sentir el "True", como si fuera ayer, es una sensación por la que muchos quieren pasar.

Probablemente parte de la culpa de estos regresos la tenga la banda sonora de "The greatest showman", que a pesar de contar con grabaciones originales, es un manifiesto homenaje al pop influenciado por las piezas más clásicas del género. El éxito desproporcionado que está teniendo en listas es digno de estudio, superando muchas semanas después de haberse publicado a ansiados lanzamientos de artistas consolidados, y frustrándoles en su objetivo de ser número 1. Lo que no nos esperábamos es lo de Mamma Mia.
Si la película está recogiendo tibias críticas (nadie se esperaba un peliculón, tampoco lo es "The greatest showman"), como se ha sucedido en otras ocasiones en el pasado, la música supera a las imágenes. Hasta Cher ha querido aprovecharse del boom Abba grabando un disco íntegro de versiones de los suecos que está teniendo bastante aceptación en las redes. El pasado día 9 se filtró su refrito de "Gimme! Gimme! Gimme! (a man after midnight)", que suena más al "Hung up" de Madonna que a a Abba, y en pocas horas el audio ya había tenido unas cuantas miles de reproducciones. La Abbamania está en pleno apogeo.

Siempre considerado un género menor e intrascendental, desalmado y efusivo, podría ser que los actuales consumidores de música no necesiten más que eso.
El pop no vino a cambiar el mundo, si no a hacerlo más llevadero.





No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...