lunes, 9 de abril de 2018

Stars - Nueva canción "Ship to shore"


¿Es Stars una de las bandas menos valoradas de la historia de la música? Probablemente.
Sus seguidores no nos podemos quejar porque son de lo más prolífico creando música y nunca defraudan.

El año pasado nos regalaron "There is no love in fluorescent light", un disco de 10, y aunque echamos de menos algo de promoción y un videoclip, las canciones hablaban por sí solas.

Acaban de lanzar un nuevo single, que no se incluye en este disco, y estas maniobras me enfadan un poco, porque es como matar al disco, como si ninguna de las canciones que estaban en él no valieran la pena y quisieran arriesgarse con algo inédito. Además, de "Ship to shore" tienen la osadía de grabar un clip... Es para darles dos collejas.

No hubiera desentonado nada entre los cortes del disco, porque aunque algunos digan que es un tema más dance y alegre que lo que abundaba en el largo, debe ser que no lo han escuchado bien.

Que sigan así, sacándose de la chistera efectivas composiciones para deleitarnos y les perdonaremos que hayan ninguneado su última gran creación. A Stars es que hay que perdonárselo todo.  



Sarah Klang resulta que es Lana del Rey


Hace unas semanas relatábamos las bondades de la sueca Sarah Klang, que con su debut alcanzó el #1 en Suecia y tras seis semanas ahora anda en el #23.

Bien, un poco emocionados entonces por canciones como "Strangers" o "Left me on fire", descubrimos que el breve "Love in the milky way", de diez cancioncillas, va a parir un quinto sencillo, "Rock and roll blues" y éste si que tenemos que criticarlo bien.

Sarah Klang se convierte aquí en Lana del Rey. Completamente. Hasta en el video en plan casero la ha acabado copiando, con "peineta" chulesca y todo... Y Lana del Rey no es santo de mi devoción que se diga. No soporto su pretenciosidad.

Lo que prometía ser una artista revelación, se destapa en la mayor parte del álbum como una imitadora de Lana del Rey que poco aporta a la escena.

Siento desdecirme en mi entusiasmo, pero asi, como en la foto, boquiabiertos y enseñando el chicle nos hemos quedado al desvelar el misterio.


miércoles, 4 de abril de 2018

Lady Gaga - Su versión fallida de "Your song"


Es complicado analizar la carrera de Lady Gaga. De estrella mediática rodeada de monsters en la época de "The fame" al cambio drástico donde la artista prevalece a la figura en "Joanne" han pasado unos cuantos años.

No quiso seguir vendiendo el mismo producto, cansada probablemente de tantos artilugios, latas de refresco en el pelo y trozos de carne como vestidos, y quiso que conociéramos la esencia de Stefani Joanne Angelina Germanotta. 

Lo que pasó es que dejó de ser tan interesante y divertida, y de destacar como una de las figuras con más proyección en el mercado, ha pasado a ser una promesa frustrada.

Sin mencionar comparaciones, no podemos situar a Lady Gaga como los grandes nombres de la historia de la música, no cuando sus grandes hazañas se limitan a dos discos decentes, "Born this way" y "The fame". Exitazos como "Bad romance" o "Poker face" parecen tan lejanos en lo que tiene ahora en la cabeza, que ni la fervorosa admiración de sus pequeños monstruos disculpa sus ínfulas de "hago lo que me sale del chirri y voy a seguir triunfando". No, cuando se ha visto y comprobado que no es así. No hay más que coger las cifras de "Joanne" y "The fame" y ver qué ha sucedido.

Un paso atrás, vuelta a lo que era, sería demasiado bochornoso para ella, pero éso es lo que están deseando sus fans, que Lady Gaga retome sus canciones pop y se deje el rollo de cantautora de "Joanne" para las meriendas con sus amigos.

Ahora colabora en un próximo homenaje a las canciones de Elton John & Bernie Taupin’, junto a artistas de renombre como Mary J. Blige, Alessia Cara, Miley Cyrus, Coldplay, Elton John & P!nk & Logic, Florence + The Machine, The Killers, Mumford & Sons, Q-Tip & Demi Lovato, Queens Of The Stone Age, Ed Sheeran y Sam Smith,

A ella la ha tocado reinterpretar "Your song", probablemente la melodía más famosa del dúo, y lo que es una canción repleta de sentimiento y emoción, en boca de Gaga se convierte en fría y pedregosa.

No hacía falta desplegar voz, que ya sabemos que eres una buena intérprete, lo que era necesario es que nos creyéramos que estás sintiendo cada palabra que dices. "I hope you don't mind that I put down in words", cantándolo como si estuvieras escupiendo la frase, no convence. Y es que es como si estuviera más concentrada en la vocalización que en el mensaje.

Si os acordáis de la versión que de esta canción se hizo para "Moulin Rouge", os daréis cuenta que no se requiere un gran registro vocal para sentir cada palabra, como lo hacían Ewan McGregor y Nicole Kidman, bastante más limitaditos en gargantas que la Gaga, pero al menos ellos sí que nos hacían emocionar con esta sentida composición, porque parecía que lo estaban sufriendo en sus propias carnes.

No, Lady Gaga, con una simple producción de acompañamiento bajo factura, esboza "Your song" con desgana, sobrada de histrionismo y con falta de empatía ante la historia, y eso no la convierte en una buena cantante. En lo que la convierte es en una aspirante a La Voz como otra cualquiera en la que predomina su poderío vocal antes que el corazón, y "Your song" es una canción que es todo corazón.



Kylie Minogue - Raining glitter


Kylie pinchó seriamente con su anterior disco "Kiss me once", eso es indudable, y se está resintiendo de los efectos dejándola preocupantemente en una segunda categoría de divas pop mientras siga ofreciendo canciones tan flojas como las que ha venido anticipando de su nuevo trabajo, "Golden".

A pesar de un sutil cambio de estilo, añadiendo más acústicos (banjos y guitarras), tenemos las mismas canciones sencillas, sin ningún fundamento, que Kylie Minogue ha venido haciendo años. y es que para remontarnos a un último gran sencillo de la australiana tenemos que irnos al "All the lovers", y de eso ya han pasado 8 años.

"Dancing" tuvo una tristísima repercusión en listas, donde fracasó en Australia y Reino Unido, sus mercados más fuertes y referencia de éxito, y aunque no era un mal tema, no tenía la picardía de otras canciones de la veterana cantante. "Raining glitter" es bastante peor que "Dancing", así que la cosa pinta mal.

Y es que Kylie no está muy atinada con las composiciones que está eligiendo para sus discos, y este "Golden", que sale a la venta el 6 de Abril, probablemente vaya a pasar - de nuevo - como otro disco menor en la amplia carrera de esta artista que tanto nos ha regalado durante décadas.

Eso sí, estaremos atentos a la colaboración que va a incluir con Jack Savoretti, con título tan evocador como "Music's too sad without you".



Chvrches - Never say die


Chvrches siguen desgranando canciones de lo que será su nuevo disco. Después de que nos descubrieran el lado desconocido de Matt Berninger (The National) en "My enemy", ahora vienen sin colaboraciones en "Never say die", una canción  que defienden con la única presencia de la voz de su vocalista, Lauren Mayberry que es carne de cañón para las remezclas.

Suena contundente, con fuertes reminiscencias de canciones de los 80, pero con una base muy sólida de sintetizadores que hace que la canción adquiera garra.

Esperaremos un clip oficial porque este "Never say die" está gustando entre los seguidores, que alaban este cambio de estilo de la banda escocesa.



Capital Cities - Mitología para niños



Capital Cities, el dúo de synth pop formado por Ryan Merchant y Sebu Simonian, andan a la desesperada intentando revalidar el éxito de "Safe and sound", esa cancioncilla tan pegadiza que triunfó hace unos años.

Acaban de publicar su nuevo sencillo, "My name is Mars", y les ha salido en la tarjeta de rasca y gana el "Sigue intentando tu suerte".... porque esta canción es muy muy floja, y parece que nadie se atreve a decirlo, por lo que leo en los comentarios de YouTube.

Lo primero a destacar es su vergonzosa letra, que trata sobre el dios Marte, pero en un enfoque bastante pueril con frases que realmente resultan bochornosas, como "I grab a meal then I pick a fight", "I go to town with a bomb ass song" (ahí han acertado calificando la canción), "I start the car then I start a war"... y en general, toda la canción es un sinsentido.
Como si se hubieran puesto al lado de un chaval que está estudiando mitología y se hubieran sentido inspirados por su mentalidad.

Les perdonaríamos la letra si la canción tuviera gancho, pero no es así. Es tan infantil que podrían adaptarla los de Cantajuegos.

Valoradla por vosotros mismos:




LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...