lunes, 12 de marzo de 2018

Vertical Horizon a la carga con nuevo disco, "The lost mile"




Corría el año 1999 y una banda de rock americana llamada Vertical Horizon se sumaba a los hitos de contemporáneos como Counting Crows o Soul Asylum incluyendo en la memoria del país himnos atemporales como fueron los exitosos "Everything you want" o "You're a God".

Formaban parte del disco "Everything you want", que había cambiado el sonido de la banda hasta hacerlo más radio-friendly, con melodías más trabajadas y una producción de categoría.

No volvieron a revalidar ese triunfo.

Vertical Horizon o lo que es lo mismo, Matt Scannel siguió trabajando bajo el pseudónimo del grupo cambiando los integrantes de la banda a su antojo, siendo él la única cabeza visible del proyecto.
Estuvieron bastantes años desaparecidos, hasta que en el 2009 editaron "Burning the days", su mejor trabajo hasta la fecha.

20 años después de sus mayores hits, una cosa tiene clara. No hay que seguir sollozando por no haber conseguido más de lo que pudieron. Después de décadas de miseria autoimpuesta, el agonizante viaje de Matt les ha llevado a publicar "The lost mile", su trabajo más luminoso.

De todas formas, el optimismo del disco no es algo que necesariamente Scannell y compañía estuvieron buscando cuando lo estaban grabando.

"Un montón de estas canciones con cartas de amor e historias sobre el vaso está medio lleno o medio vacío, y por eso no me siento particularmente cómodo con eso", admite Scannel. "Tengo una inherente repulsión a las felices, brillantes canciones que son como "más grandes que el propio mundo" porque no creo que la realidad sea blanco o negro. Tiene más bien tonos grises. Así que si tú me dices que todo es perfecto, te lo rebatiré, y no quiero ser el tío que hace un disco feliz y luminoso. Pero al mismo tiempo, he aprendido a no manufacturar las emociones que inspiran mis canciones y si estoy en un buen sitio, lo tengo que contar. Si no estoy despechado, no quiero nada que artificialmente se inserte en ese sitio".

Scannel sugiere que dada la elección entre ser feliz e infeliz en años pasados, él había escogido ser infeliz porque encuentra más sencillo escribir caídos cuando está decaído.
"Fastidiaba relaciones, pensando  "las cosas están yendo muy bien, voy a tener que romper con esto" o "cómo puedo hacer algo mal para que haya algo de drama?", recuerda, "Ahora, me he dado cuenta que escribir es importante, pero no tan importante. Si puedo ser feliz, quiero ser feliz - suena a cliché, pero es cierto. Soy más feliz de lo que alguna vez he sido y me siento más acomodado como escritor ahora en mi propia piel".

En el disco hay canciones como "I'm gonna save you", parcialmente inspiradas por el libro "No es país para viejos" de Cormac McCarthy y esa noción de héroes agonizando para superar su día a día.

Mientras que los temas de sus composiciones han dado un giro, también lo han hecho sus impulsos musicales. Scannel cita que "The lost mile" se aleja en ocasiones del camino trazado por la banda donde las guitarras eran las protagonistas. Ha querido inspirarse en viejas grabaciones y artistas que admira como Depeche Mode, New Order o The Cure.

Las canciones no están hechas para sonar en las radios, aparte de que el lanzamiento se va a hacer en plataformas independientes.
"Muchas de estas canciones duran más de seis minutos y eso es porque a veces me ponía como - "la intro no ha terminado aún...", explica. "He tenido veces como escritor donde no me quedaba otra que ajustarme a los cánones de los formatos, pero esta vez ha sido como "dejemos que la casa se derrumbe, rompamos con todo y veamos hasta donde nos lleva la canción. Hay una belleza interna en la música que sale así, con esta forma de trabajar".

"I'm gonna save you" es el primer sencilo y suena francamente bien. Fresco, y por mucho que al cantante le fastidie, luminoso. Una canción automática que se queda en tu memoria directamente y de la que pides más y más.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...