martes, 14 de agosto de 2012

Alanis Morissette - Caos y consecuencia



No ha habido que esperar hasta el 28 de Agosto para degustar el "Havoc and birght lights", nuevo disco de la canadiense Alanis Morissette.

Más allá de ser esa chica que cantaba el "Ironic", como la recuerda Justin Bieber, Alanis continúa en su intento de aguantar como pueda las cenizas de su meteórico éxito al principio de su carrera.

Varios discos después, algunos de ellos de dudosa calidad, ha conseguido depurarse con el tiempo gracias a la mano de Guy Sigsworth, productor de sus dos últimos trabajos.

La música de Alanis se ha caracterizado toda la vida por ser de un simplón que asusta. Suele tener la misma estructura: versos que poco o nada dicen manteniendo un acorde y un fuerte estribillo (donde la instrumentación estalla). Aquel nombre que le pusieron Roxette a un disco, "Don't bore us, get to the chorus", casa a la perfección con el planteamiento musical de Alanis.

Será por esa secuenciación tan plana que escuchar un disco de ella acabe aburriendo al personal. La primera vez que oyes una canción de Alanis, uno espera a que llegue el estribillo para ver si el tema realmente te dice algo. Se lo aguantas en dos ocasiones, en todo un disco el concepto satura al receptor.

Así que si uno supera las trabas de la linealidad de la música de Alanis Morissette, y se quiere meter de lleno en el "Caos y las luces brillantes", verá que al menos, en lo que se refiere al factor producción, Guy ha conseguido alterar el orden de los números para hacer más amena la audición. Se le agradece el esfuerzo para que pasemos por alto que "Guardian" tiene un estribillo que es lo mismo que el verso pero con una octava más, o que "Woman down" incluya elementos electrónicos en los que no suene a un tema de Alanis, o que "Havoc" sea una balada a piano de casi seis minutos que se siente inspirada, de hecho.

Alanis sigue con su escuadrón de fans, que no sucumbe, desde los tiempos del "Jagged little pill" (enorme disco aquél) y otros (donde yo me incluyo) la observan de reojo por si de vez en cuando se asoma otro "Thank you".


3 comentarios:

david dijo...

Se me ha adelantado ud con la crítica. Esta semana mi crítica en B-Side es del nuevo disco de Alanis.

Tengo en la cabeza las ideas de lo que escribiré y van muy en la línea de las tuyas. No creo que haya buenas canciones en el disco pero Guy haría sonar bien a Camela. Me encanta su producción, la gente entendido puede que sepa opinar con más criterio pero lo que sé es que a mí me encanta cómo lo hace. En este disco hay menos donde fijarse pero el anterior sonó espectacular.
Era mi disco por excelencia para probar altavoces. Sonaba tan maravillosamente bien.

Yo es que soy de sonidos limpios, la gente que se empeña en empastar pistas acaban enmarañando todo de mala manera y no distingues nada. Este tío sí que sabe.

Me quedo con el último tema del disco por cierto, ese Edge of evolution es la que más se me ha pegado.

archer dijo...

Lo he escuchado por encima y destaco lo que comentas, el sonido impecable de la producción. Quizás para tu crítica te ayude esta entrada en uno de los blogs amigos:

http://sombrasdeneon.blogspot.com.es/2012/08/alanis-morissette-havoc-and-bright.html

Alexim Canaan dijo...

Llevo unos días con las canciones de este disco en mi poder. Las dos primeras veces fueron una escucha de todos los temas, bien detallada. Después, me quedé con los 3 ó 4 temas que parecían más pasables o que me resultaban más interesantes.

Después de esos días, mi conclusión es que este disco es un paso atrás en compraración con Flavors of Entanglement (el anterior). Ya que la pobre Alanis llevaba dando tumbos desde su obra maestra (no, para mí no es el completamente sobrevalorado Jagged Little Pill, sino el siguiente), la producción de Guy Sigsworth le aportó unos matices y una exploración de sonidos fresca y que llamaba la atención.

Aunque este disco lo empezara a producir Guy, el toque final es de Joe Chiccarelli, y por eso esa vuelta a sonidos más poperos, más comerciales y menos interesantes. Que vale, de acuerdo, en algunos temas funcionan, pero no para el disco completo.

Suscribo lo que dice David, y también me quedo con Edge of Evolution, porque me encanta la melodía, y creo que suena bastante bien. También me llaman la atención Woman Down, Celebrity y Numb (que aunque la letra sea un poquito para correr de lo simplona que resulta, el toque de violín me convence). El resto son un poquito para escucharlas una vez, decir "sí, vale, muy bien" y olvidarlas para los restos.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...