lunes, 25 de junio de 2012

No siempre se puede defender los charts británicos



En este blog defendemos los gustos británicos siempre que podemos, y pensamos que tienen mejor oído que nosotros en lo que música se refiere.

Pero viendo el top10 de esta semana, no podemos más que quedarnos con la cara roja aquellos que siempre hemos alabado su gran gusto.

El disco más vendido de la semana es, oh Dios mío, Justin Bieber y "Believe". Parece que allí también han sucumbido a los encantos del efebo y las niñas se vuelven igual de locas que las españolas, porque mira la que montó en España hace unas pocas semanas, que yo que trabajo cerca del estudio del Hormiguero podía escuchar el griterío desde la ventana.

No sólo eso, la petarda de Cheryl Cole, que muchos dábamos por acabada tras ese fallido segundo disco, se coloca en el #2 con "A million lights". Remata la jugada Paloma Faith, una mujer vapuleada por la crítica y amada por el público. No entiendo cómo puede gustar tanto, pero así está ocurriendo. Para mí, un top 3 de lo más lamentable visto en años.

Como sorpresa, encontramos "Oceania", lo nuevo de los Smashing Pumpkins en el #19. Es una alegría verlos de nuevo en los charts, aunque sea a punto de salir del top20. Parece que han pasado siglos desde que los vimos en una tan buena posición.

En singles la cosa también es escandalosa. Los Maroon 5 y su "Payphone" se estrenan en lo más alto, consolidando un resurgimiento de la banda que empezó con el "Moves like Jagger". Parece que el bochornoso clip que acompaña la canción no ha afectado en la opinión del público sobre la canción.

Nada, que esta vez vamos a mirar a otros charts internacionales para ver si encontramos algo con mejor gusto, aunque me temos que el Bieber habrá arrasado en medio mundo. Son cosas de las hormonas, que no se controlan. Al menos eso quiere decir que las niñas (o los padres) aún siguen comprando discos. Es un consuelo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...