martes, 5 de junio de 2012

La euforia de Eurovisión



Hay algunos que creen que España sólo ganaría Eurovisión si la desplazaran geográficamente en Europa y tuviera veintitrés países fronterizos, casi como ocurre en los países de la antigua URRS. Si encima este año Andorra se cae de la competición y no vota, nos queda Portugal, y Francia nos suele mirar por encima del hombro y cuando pueden nos recriminan lo mal que lo hacemos todo.

Aquellos que ven Eurovisión se desesperan viendo como los 12 puntos de Estonia van a Lituania, los 12 de Bosnia y Herzegovina se los lleva Serbia y los 12 de Albania por supuesto que caerán en Grecia. Sí, eso va a ser así siempre, ya contamos con ello. No hace falta ser Íñigo para vaticinar resultados.

Sí, España está aislada en el continente, pero hay países como Islandia, Reino Unido, Noruega o Suecia que tampoco es que hayan disfrutado de votos amistosos allende de sus fronteras.

Precisamente Suecia ha ganado este año el festival. Ha contado con la ayuda de sus "neighbours", como decía por ejemplo el de Dinamarca, pero se he llevado el premio de calle, con una diferencia de 100 puntos sobre el segundo, las abuelas rusas que como gracia para reírse, buscar el video en youtube y decirle a la yaya que tú también puedes presentarte el año que viene, no está mal.

Loreen, la cantante sueca de origene berebere (pequeñita y con mucho pelo) ha triunfado con su "Euphoria", un tema dance como los que salen a cientos al cabo del año, y que visto el mediocre nível que había por el resto, ha sido una justa ganadora.

Los que tengáis fe en Eurovisión y en los argumentos de días previos tipo "España es la favorita" o que "España ganará con 400 puntos", no os los creais nunca!!

Siempre es igual, si hasta con la petardada de chiringuito con la que íbamos el año pasado, decían que teníamos posibilidades. ¿Es que somos gilipollas? Pastora Soler, nuestra representante cañí, cantara todo lo bien que quieras, tendrá un vozarrón que ya la quisieran en un mercado vendiendo sandías... pero es que ese coñazo de "Quédate conmigo" es una sosada tan grande que bastante bien hemos quedado en décima posición. Cuando el gancho de una canción es que en un punto la artista mantiene durante varios segundos unas notas imposibles de esas que sólo se atreve Mónica Naranjo, mal vamos.

No quiero enrollarme más con Pastora, reconozco que es de lo mejor que hemos mandado en los últimos tiempos, pero deberíamos mirar un poco más a Europa (en tantos y tantos sentidos) para conseguir convencerlos con un tema decente cantado en castellano.



Loreen, la justa ganadora, está arrasando en todo el continente (e incluso ha debutado en las listas australianas). Como he dicho, el tema es uno más de los que suenan en las discotecas de medio pelo y chupito gratis, pero su sobria puesta en escena, con unos pasos de baile de esos que no sabes si pensar si son una genialidad o son ridículos, caló al público.

Sabemos de las artimañas de los países a la hora de votar (nosotros nos aprovechamos en menor medida porque como he dicho, tenemos pocos vecinos), pero hay que admitir que en Eurovisión siempre hay un tema que sobresale y al final acaba ganando. Pasó hace un par de años con el "Fairytale" de Noruega y este año se repite la jugada con "Euphoria". Era la favorita, la que más estaba gustando y además el tema lo conocían ya los espectadores porque había salido en las semifinales. ¿Qué es eso de que España pase directamente a la final porque estamos en los 5 wonders o como narices lo llamen? Esto debería ser unánime, todos a la saca con las mismas condiciones y ya verás como se acababa la tontería de España en Eurovisión.

Aparte de "Euphoria" se está escuchando mucho otra canción de esta nena que no acaba de atrapar la mosca, se llama "Sober" y suena así, de bien o mal.

PD: El año que viene ganaremos, lo digo desde ya, ¡¡somos favoritos!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...