viernes, 11 de mayo de 2012

Scissor Sisters - La hora de la verdad



"Night work", el tercer disco de las Hermanas Tijera fue un flop en toda regla. Un mal primer sencillo con ecos de Elton John les puso en una situación engorrosa y el disco no terminó de despuntar en ningún momento, por mucha producción de Stuart Price que tuviera ni la promoción que se dieron de que iba a ser la bomba.

Esta banda norteamericana ha sufrido en sus carnes el hype de un primer disco de gran éxito y un segundo trabajo excepcionalmente presentado con "I don't feel like dancing" que terminó siendo algo irregular en su contenido, algo que no pasaba con su debut homónimo, en el cual todas y cada una de sus canciones destacaban.

Se forjaron un nombre como productores, todos querían trabajar con ellos, consiguieron que "I belive in you", de Kylie Minogue, escrita y producida por ellos fuera un gran éxito, y no entendemos muy bien por qué, dejaron que otros metieran mano en su sonido, y para su desgracia, dejaron de sobresalir para ahogarse en el mundano mundo del convencionalismo pop en donde todos y cada uno de sus integrantes se asemejan y quieren trabajar con el productor de moda, perdiendo esa esencia que sólo ellos habían sabido transmitirse.

"Magic hour" se publica a finales de este mes, y un malísimo "Shady lady" se adelantó hace varias semanas. "Only the horses", con más promoción y publicitado como auténtico primer sencillo, es un tema que no destaca absolutamente en nada, por mucho Calvin Harris que esté detrás.

Los Scissor eran una banda divertida, colorida, con un directo entretenido, una fiesta constante. Debe ser que ahora quieren que se los tome en serio, por eso han rodado un clip tan formal como "Only the horses", más aburrido que un canal de economía y en el que el aura dance se evapora por completo con esa sucesión de planos a cámara lenta de caballos. Sí, sólo los caballos, no nos cabe duda.

Unos dirán que la banda ha evolucionado, pero lo que parece es que las pocas ideas originales que tenían que mostrar al mundo ya lo hicieron en sus dos primeros discos, y la fama les ha sentado bien mal a Jake Shears, Ana Matronic y los demás. Ellos son el producto, tenían el don en sus manos, la receta del éxito, y se ha esfumado todo, corriendo, como estos caballos:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...