jueves, 1 de marzo de 2012

Premios NME - Por fin unos premios donde no arrasa Adele



Vale, Adele ha tenido un 2011 glorioso, su "21" ha batido varios records y con sus espectaculares ventas ha conseguido que la decadente industria musical pueda experimentar un grado de esperanza al ver que si un disco gusta, se compra.

En lo que llevamos de año Adele está acaparando todas las entregas de premios; Grammys, Brits, etc.

Hasta ahora.

Los NME Music Awards le han hecho una pedorreta a la exitosa cantante y han tirado por otra gente, más que nada para darle variedad al panorama.

Los premios se han repartido como buenos hermanos y no ha habido un claro triunfador de la noche, aunque en todos lados se empeñen en poner a Florence & The Machine precisamente por haberle arrancado la gloria a Adele.

Ella se ha llevado dos, el de "Mejor artista en solitario" y "Mejor canción". Florence, recibiendo el primero, ha tenido que dejar claro que a pesar de la confusión de su nombre, se trata de un proyecto de una persona y no de una banda, por si alguien todavía tenía dudas.

Lo divertido de los premios NME es que se atreven con categorías como "Peor album", "Villano del año" o "Peor banda".

"Mylo xyloto" de Coldplay tenía una merecida nominación a peor disco (venga, abramos los ojos) pero el premio se lo han dado a Justin Bieber, que también se ha adjudicado el de villano. La peor banda es para One direction, que fueron los que precisamente en los BRITS se apuntaron el premio al mejor sencillo por esa horripilante canción a la que estaban nominados. Una de cal y otra de arena.

Kasabian ha sido la mejor banda inglesa, The Vaccines el mejor nuevo artista (quitándoselo a la mismísima Lana del Rey), Arctic Monkeys el mejor directo, "Skying" de The Horrors el mejor disco (por encima de PJ Harvey y su "Let England shake"), el himno de las pistas de baile - que así se llama el premio - ha sido para Katy B y "Broken record", la cual reconocía que ése ha sido su primer trofeo.

Si queréis ver la lista completa de categorías y ganadores, pinchad aquí.

El héroe del año ha sido Matt Bellamy de Muse, en un año en el que la banda se ha caracterizado por no saberse nada de ellos. ¿¿??

Si me preguntáis mi opinión sobre si los ganadores se lo merecían, qué puedo deciros. Lo que más me ha gustado de los NME es que haya sido diferente, que no haya llegado Adele y haya dicho, "Ya tengo más cositas que poner en las estanterías de la pedazo de mansión que he arrendado con el pastizal que me estoy llevando".

Un reconocimiento para gente como Florence, Kasabian o los Arctic no están de más.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...