domingo, 5 de febrero de 2012

Babybird - De nuevo un placer



Stephen Jones es la cría de pájaro más hiperactivo que se pueda encontrar uno.
Un año ha pasado desde el notable disco "Ex-maniac" y ya irrumpe en escena con otro trabajo, "The pleasures of self-destruction".

Sus canciones, planeadas para sonar como himnos, deberían darle algún otro éxito que sumar a la corta lista que sólo contiene el "You're gorgeous" del '96. Si escuchamos temas como el primer sencillo, "Can't love you anymore", no nos podemos explicar como este hombre no tiene más trascendencia de la que goza (eufemismo mal llevado).

No es que el tío siga teniendo una voz excepcional, no es que esta letra-padre me confieso no sea de lo mejor que ha escrito nunca, no es que la canción tenga una melodía para quitarse el sombrero, la peineta y lo que haga falta. Es que aparte de este tema, los 12 cortes adicionales que conforman el disco son para aplaudir hasta que salgan callos.

Os dejo con el clip de la canción. Recordad, es contraproducente discutir en el coche:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...