miércoles, 7 de diciembre de 2011

Bebe - Vaya pedorra



Que aquí a Bebe la tenemos una tirria que no veas, más desde su sacrilegio por la versión que se atrevió a hacer del "Smells like teen spirit" de Nirvana, no es un secreto de estado.

Esta chica "dulce de amables maneras" no cesa en darnos argumentos cada vez que se atreve a hacer una aparición en público. Y menos mal que lo de salir a la palestra ocurre pocas veces, me apiado de su representante de imagen.

Hasta una choni poligonera con un cervemocho en la mano tendría mejor presencia que la extremeña y su vocabulario de quinquillera.

Presenta su insufrible nuevo sencillo, el cual es más feo que pegarle a un padre, y después se supone que dejan unos minutos para que los periodistas pregunten lo que quieran. O lo que se atrevan, porque tras semejante introducción, que podéis ver en el video de abajo, a uno no le quedan ni ganas de preguntar la hora.

La chica, con su actitud arrogante de camionero vacilón y fumando sin parar, se ventila las "putas" preguntas de un plumazo. Aquí un ejemplo de su ocurrencia: "¿Cómo te llamas?", le pregunta a la perioditas. "Patricia", responde ella. "Ay, esto es como el diario de Patricia", responde la extremeña con ese humor tan característico suyo y que sólo le ríen dos gilipollas.

"Ay, si los periodistas fueran detallosos..." se queja.
"Ay, y si tú aprendieras a hablar bien..."

Entiendo que en su día Bebe tuviera su aquel, con canciones resultonas, más en el primer disco que en el segundo, pero siempre ha sido desagradable con los medios, como una chula sobrada perroflauta que se piensa que puede soltar todo lo que se le venga en gana. Eso te lo hace Belén Estebán y hasta tiene su gracia. Bebe no llega al nivel de ocurrencia de la Esteban y resulta ofensiva.

Yo no sé vosotros, pero a mí me cuesta horrores escuchar una canción suya y no apartarme de la patética imagen que da en la realidad, del asco que me produce oírla hablar y soltar tantas burradas. Si algunos decis que la música no tiene nada que ver, yo digo que sí, que por supuesto, que es irremediable no pensar en lo ordinaria y soez que es ella cuando escucho algo suyo. Y punto.

2 comentarios:

MIDAS dijo...

A mi nunca me gustó esta tía. Me hacía gracia la cancioncilla aquella en la que contaba -mucho mas elegantemente que cuando habla en circunstancias normales- que se estaba haciendo un dedo. Pero poco mas.

Esto me parece lamentable. Mas que nada porque no puedes ir de perroflauta habiendo fichado por una multinacional como EMI. Me parece una incoherencia como tantas. Y esta señorita -por llamarla algo- es mucho menos auténtica de lo que sus amigos le han dicho.

De todas formas, la prensa en este país además de ser muy mala y hacer preguntas improvisadas y poco documentadas a músicos y actores, tiene muy mala leche y cuando alguien se les pone entre ceja y ceja lo hunden. -Igual que lo levantan- Y esta petarda no se ha esforzado demasiado últimamente. De todas formas mas le vale que ladre y que suelte todas esas consignas barriobajeras porque quizás sea lo único que le quede para que hablemos de ella. Porque musicalmente esta bastante acabada. Y a su single de mierda me remito.

archer dijo...

Bebe dice y hace lo que sale del churri, es así de natural y auténtica. Ahora, la autenticidad parece que está de baja con esta mujer, más bruta que un arao. A mí me recuerda a ciertas mujeres con las que me cruzo de vez en cuando en ciertos sitios del centro.

Se cree importante, transgresora, la salvadora de la música, y no es más que una tiparraca que un día tuvo suerte y con eso se quedará.

Sí, es un single de mierda pura de caballo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...