martes, 27 de septiembre de 2011

Kasabian - El poder del velociraptor



"Velociraptor!", así, con una exclamación al final, como si los estuvieran llamando, ha llegado al número 1 en el Reino Unido como todos esperábamos y es que es su mercado más fuerte, casi por no decir el único.

Si la banda de Sergio Pizzorno (principal compositor) y Tom Meighan (cantante) encontró rápidamente la fórmula mágica en el Reino Unido, el resto del viejo continente los sigue mirando con indiferencia.

Al preguntarles por qué el nombre del dinosaurio, Serge, con su particular estilo para engrandecer cualquier frase, explica que los velociraptors atacaban en grupos de cuatro, que eran los dinosaurios del rock and roll.

Debe tener la visión equivocada que de ellos se da en películas como "Parque Jurásico" pues en realidad los velociraptors eran dinosaurios del tamaño de un perro que tenía plumas de colores. Les seguiremos la tontería.

Y merece la pena, porque aunque con "West ryder..." dejaron el pabellón muy alto, con "Velociraptor!" no va a ser menos. Eso sí, para ser los dinosaurios del rock and roll suenan tremendamente descafeinados.

Romántico es el adjetivo que mejor define el disco. Desde su apertura con "Let's roll like we used to" y esos violines tan kitsch o la sentimentaloide "Goodbye kiss" que podría ser un tema de The Last Shadow Puppets, aquí hay más sangre que nervio.

Utilizar el rock para definir a Kasabian se ha quedado obsoleto, porque con el paso de los discos se han movido en una dirección en la que quieren darnos canciones atemporales y que beban más de extravaganza que de furia.

Lejos quedaron temas inquietantes como "Empire", más basado en la forma que en el contenido y se han intercambiado los papeles para preocuparse en ofrecer buenas melodías con arreglos que constantemente nos recuerdan decenas de artistas de los sesenta.

Los dos singles ofrecidos, "Switchblade Smiles", elegante y directo, y "Days are forgotten" confirman que son canciones como nunca les ha salido, que se sustentan por sí mismas y que no requieren de espectaculares producciones carísimas para que lleguen a la gente.

Para mí, los problemas vienen cuando piensas "OK, han ampliado sus fronteras musicales y suenan francamente bien, ¿pero están capacitados?". Escuchar a Tom en "Goodbye kiss" es reconocer que la voz de este chico no está capacitada para cosas así. Su voz suena demasiado forzada y no sabe terminar las notas con soltura. Con canciones más propias de Frank Sinatra, y no digo ninguna tontería, sería mejor un cantante que pudiera defenderla con dignidad.

El primer sencillo, sin embargo, me parece de lo más brillante del disco, y es que tiene un ritmo potente que se realza en un estribillo contundente y pegadizo, marca de la casa.

2 comentarios:

Savoy Truffle dijo...

Pues creo que es el grupo británico más en forma y lo demuestran disco a disco. No me extraña el Nº1 en UK, pero es cierto que en Europa tardan en entrar, pero para eso que hagan una gira extensa incluyendo España, y la gente les valorará.
Saludos.

atticus' daughter dijo...

No puedo opinar aún sobre el nuevo disco entero porque no lo escuché, aunque tengo que destacar que "Days are forgotten" es un auténtico temazo, me encanta, y "Switchblade smiles", aunque esté cargada de electrónica, me pone las pilas y me parece un buenísimo tema.

Lo que quería comentar sobretodo es que a mí también me sorprende que no tengan tanto éxito fuera de Gran Bretaña. Quizás sea porque viven a la sombra de otras bandas post-punk británicas, pero personalmente creo que son muy buenos, mucho más de lo que parecen de primeras. Pero vamos, no deja de ser una apreciación personal.

Por cierto, ya tengo también las entradas para Elbow en Barcelona. Ya intercambiaremos impresiones.

Un saludo!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...