sábado, 30 de abril de 2011

Marrakech - Aún presente



El pasado jueves 16 personas murieron en Marrakech por causa de un brutal atentado acaecido en uno de los puntos turísticos más concurridos de la ciudad, la plaza Djemaa el Fna, considerada interés de Patrimonio Cultural.

En el atentado no han fallecido españoles, y de seguro que muchos estarían recorriendo la ciudad en esos momentos, pues Marrakech debido a su proximidad, carácter exótico y fácil accesibilidad desde España en condiciones muy económicas gracias a las low cost que operan en la ciudad, suele contar con gran presencia española.

Quiero centrarme en los españoles pues somos muchos los que hemos visitado esa hermosa ciudad, y hemos caminado por esa plaza asombrados por la gran vida que se respira en ella las 24 horas del día. Puestos de comida semejantes a los de las ferias se suceden con los que ofrecen zumos de deliciosas naranjas (baratísimos) que ofrecen en modalidad natural o frío (con agua, que no es recomendable), encantadores de serpientes, adivinadoras de la suerte protegiéndose bajo sus sombrillas, arrancadores de dientes, mujeres tatuando con henna y artistas callejeros: danzas tradicionales, músicos populares, narradores de cuentos rodeados por atentos oyentes...

En los últimos años he conocido bastante gente que se ha animado por fin a pisar el país africano más próximo que tenemos, y olvidar por unos días las opiniones personales que se pueda tener hacia ese pueblo, la mayoría de carácter negativo. Así, uno profundizaba en su mundo y se encontraba con un marroquí que, sin ceder de su posición de comerciante, te saludaba amable y dedicado, mostrándose cercano, gentil y encantado de ayudarte y compartir unas palabras en el castellano que con tanto ahínco han ido aprendiendo, luchando en su conflicto trilingüe con el árabe y el francés.

Esta hermosa ciudad a la que tanto tiempo le ha costado limpiar una imagen negativa provocada por la imagen que sus "hermanos" iban dejando en España (pocos pero escandalosos) y que, como españoles, nos ha recibido con los brazos abiertos siempre con el objetivo de dejar una buena impresión y cambiar nuestra opinión hacia su pueblo, pues son conscientes de la imagen del "moro" en España, se ha visto devastada por este triste acontecimiento.

El riad en el que me hospedé los días que pasé allí estaba a unos pocos metros de la cafetería Argana, lugar elegido por los terroristas para depositar su regalito cargado de dinamita. No puedo evitar pensar que aunque en estos días Marruecos es noticia por los conflictos internos que se están sucediendo por sus cambios económicos y por tanto es más vulnerable a que pasen estas cosas, este trágico suceso podría haber ocurrido cualquier día. Cuando yo estaba allí, o cuando tú estuviste allí.

Empezando la temporada con mayor turismo en el país, esta bomba ha caído como un jarro de agua fría sobre todos ellos. Muchos considerarán si realmente quieren ir y otros que lo tenían en mente, cambiarán de destino hasta que la situación se "normalice" durante un tiempo. Algo normal.

Los comerciantes de esta bella ciudad (y probablemente los de todo Marruecos) se llevarán las manos a la cabeza pensando en el duro año que les espera, recordando todo ese enorme trabajo de confraternación que han ofrecido al mundo exterior y que ahora, por culpa de unos criminales, no se va a tener en cuenta, hasta que la gente pase página.

Esto va para ellos, una canción que demuestra lo mucho que Europa los tiene presente, el corte con el que comienza el nuevo disco de Toploader, "Marrakech".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...