martes, 1 de marzo de 2011

Beady Eye - El ojo en otra dirección



Cuando Oasis y concretamente, Noel Gallaguer, anunciaba el año pasado, después de un concierto agónico en Paris, que se separaban, casi nadie se lo tuvo en cuenta.

Han sido tantos los arrebatos de niños consentidos de los hermanísimos durante todos estos años que uno más no significaría más que otro berrinche. Ni siquiera el resto de Oasis daba credibilidad a la afirmación. Liam, el narcisista líder de la banda y origen de todas las confrontaciones, no quería que su querida banda se deshiciera y el resto de la banda, de una banda por la que han pasado varios miembros, tampoco quería acabar ahí su trayectoria.

Si bien sabemos que Noel era el compositor principal (que Liam escribiera era algo anecdótico) y que, por mucho que le pese a su presuntuoso hermano, era el más carismático de la formación, Liam y los demás que quedaban, a espaldas de Noel, quisieron continuar como Oasis, pero como bien apuntan en las entrevistas, no tenía ningún sentido hacerlo, sólo les unía una fuerza común de seguir juntos, fuera como fuera.



Así formaron Beady Eye (Ojo inquisidor) y empezaron de nuevo. Como acostumbran, Liam no cesa en piropos a sí mismo, diciendo incluso que para finales de año habrá un montón de niños que se llamaran Beady Eye, y demostrando así ya que no tenga abuela, sino que es un poco imbécil.

Escuchar su "Different gear, still speeding", album de debut, nos trae sensaciones mixtas. Hay cortes que indudablemente suenan a Oasis y otros que se reflejan en un folk americano más apetecible y novedoso, como el estupendo "Millionaire", escrito por Andy Bell.

A los ingleses les encanta leer entrevistas del pequeño de los Gallagher, presumiblemente por la cantidad de sandeces que suele soltar y lo cual les hará sentirse unos seres superiores, lo cual tampoco es complicado si se comparan con alguien tan necio. Liam no tiene pelos en la lengua, no se corta en hablar de las broncas con su hermano, los insultos que se han compartido o las sillas que se han estampado en la cabeza. Para los entrevistadores es todo un filón, no hace falta clavar mucho el cuchillo para que la sangre empiece a brotar.

Por ahora, Beady Eye ha sido recibido con algo de frialdad, la semana que viene debutará en las listas y veremos si los británicos siguen confiando en unos hermanos que, por más que nos intenten vender lo contrario, han ido en picado y sin frenos desde aquel "Be here now", y de eso ha llovido mucho.

2 comentarios:

atticus' daughter dijo...

Quitándome de prejuicios, tengo que reconocer que me gusta por ahora lo que escuché de Beady Eye. Es cierto que no llega a los grandes discos y temas de Oasis, pero es que aquello puso el listón tan alto que es difícil llegar. Pero Liam solito no hace las cosas mal, y aunque no pasarán sus temas a la posteridad, me gusta como suenan. La herencia está ahí presente, las influencias, las de siempre (me es imposible resistirme a ese tono Beatlelero que siempre han tenido).

archer dijo...

Oasis se fue desinflando paulatinamente, no sé si estarás de acuerdo conmigo. Sus dos primeros discos les han pesado demasiado y creo que este cambio de aires se agradece. Las canciones de Beady Eye me han llamado la atención como hace mucho que no lo hacían las de Oasis. No pueden negar sus influencias, estarán ahí, y ahora suenan como más liberados, la sombra de Noel era demasiado grande, quizás.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...