lunes, 23 de agosto de 2010

Manic Street Preachers - En el amor y la guerra



En los estudios Faster de Cardiff, propiedad de los galeses Manic Street Preachers, decidieron abrir todas las ventanas para que entrara la mayor claridad posible, y eso se ha intentado representar en lo que es el décimo album de la banda, que se publicará el 20 de Septiembre bajo el nombre de "Postcards from a young man".

Si bien "Send away the tigers", el exitoso penúltimo disco que contenía el tarareadísimo "Your love alone is not enough", los volvió a situar en la liga de los mejores, decidieron arriesgar, provocando daños colaterales, con un disco difícil de asimilar.

"Journal plague for lovers" usaba letras de Richey Edwards, unas letras más negras que el carbón, con mensajes retorcidos y frases en donde cuesta encontrar algún sentido. Se intentó que se viera como una continuación del "The holy bible" y la ausencia de singles promocionales le hizo flaco favor a la repercusión del disco. La crítica lo alabó y el público lo rechazó.

Por eso llega el momento de saber si ese experimento que se alejaba de las rutinas de la comercialidad les va a causar mella en su nuevo trabajo. Conocer si el público se lanzará a comprar su disco o directamente, los verán como unos extravagantes que están terminando por resultar pedantes.

Nicky Wire va sobrado de pedantería, no duda en mencionar personajes políticos y soltar panfletos moralistas en los textos de las canciones, lo que hace difícil pillarle el punto a una canción de la banda. Hablan de perdedores, de iluminados, del que se siente diferente y del que se haya humillado. Los Manic nunca han sido la alegría de la huerta y no creo que nadie diga alguna vez "Qué reflejado me siento con una canción suya". Hay palabras, pero no hay una idea clara, todo está difuminado, las frases no se enlazan, parecen pensamientos puestos al azar, cada uno con su lógica pero juntos ilógicos. Para que os hagáis una idea, tal como le ocurre en España a Bunbury o a Manolo García.

Luego tenemos esa obsesión por el amor. Llevamos varios primeros singles mencionando la omnipresente palabrita. Primero fue "The love of Richard Nixon", después "Your love alone is not enough" y ahora "It's not the war (just the end of the love". Esto les hace aún más repetitivos, y si escuchamos el nuevo single, que rebosa de esa efervescencia que tenía cada canción de "Send away the tigers", no vemos que el extraño trabajo dedicado a Richey les haya afectado en ningún sentido.

Anuncian coros gospel, cuerdas emblemáticas y composiciones 100% Manic, para lo que Wire define como su sonido "melancólico eufórico". Las letras siguen tocando temas actuales, como cogidas de un periódico. La crisis bancaria y el declive de la industria británica se verán reflejados en la particular pluma de Nicky. Eso en el caso de que alguien sea capaz de ver relación alguna más allá de una o dos frases en un texto hipercomplejo.

Tenemos el nuevo tracklist del disco:

(It’s Not War) – Just The End of Love
Postcards From A Young Man
Some Kind of Nothingness
The Descent – (Pages 1 & 2)
Hazleton Avenue
Auto-Intoxication
Golden Platitudes
I Think I’ve Found It
A Billion Balconies Facing The Sun
All We Make Is Entertainment
The Future Has Been Here 4 Ever
Don’t Be Evil


Según la banda, "I think I've found it" tiene el mismo sentimiento que "Maggie May", "The descent" suena a los primeros Oasis, y "Golden platitudes" es, en sus palabras, una "dirección de elección".

Nos quedamos con la justificación de Wire para conservar su posición en el mundo rock:
"Creo que será uno de esos discos que o bien conecta con la gente o bien es un absoluto fiambre. Pero aún siento que hay un espacio para nosotros. Con Oasis que se han ido y ninguna banda joven destacando (se debe olvidar de Arctic Monkeys, Arcade Fire y muchas más), la música guitarrera está en un precipicio para desaparecer. Debe haber algo más en la vida que las puñeteras Ellie Goulding o Marina & The Diamonds. Me parece que nuestro disco tiene mucho en común con el último de Paul Weller. Es la observación de hombres entrados en años".

Aquí podéis escuchar el primer single, "(It’s Not War) – Just The End of Love"

4 comentarios:

David dijo...

Jodeeeer, uno se va una semanita de vacaciones y se pierde miles de posts en tu foro. Qué porlífico has estado estos días!! Así da gusto.

Iré comentando poco a poco. De momento, este primer single de los Manic me gusta muchísimo tras el oscurantismo de su anterior disco que a la crítica le gustaría mucho pero a mí me dejó más frío que un témpano.
Parece q retornan a la senda del Send away...

archer dijo...

David, cuando puedo y paro por casa escribo, pero es que el verano ya sabes, que si me voy a la playa, que si me marcho a recorrerme centroeuropa, que si las fiestas de los barrios... Vamos, mala vida que me doy. Gracias por seguir ahí pacientemente!

Suena luminoso el nuevo single, es cierto, pero me aburre ya que todo se parezca tanto, podrían haber hecho algo más melodramático, a lo "The everlasting", una de sus mejores canciones en mi opinión.

bambi-berembaum dijo...

Fui a ver a los Manic después de 12 años de fanatismo y devoción hacia ellos a Bilbao el día 10 de julio.

El 11 de julio no será sólo el día que España ganó el Mundial, también el día que me encontré a James Dean Bradfield entrando al baño del aeropuerto, lo esperé en la puerta, le pedí una foto y la tuve!

El concierto, en primera fila junto a 5 grupies británicas, inconmensurable ^^

archer dijo...

Bambi, gracias por descubrirnos que James también va a los baños de los aeropuertos como cualquier humano. Ya nos podrías enseñar las fotos. Esperamos que si te dió la mano en la salida, al menos se hubiera lavado, aunque igual, si eres muy groupie, no te importaría.

A mí quizás no, jajaja. (Qué guarro que soy).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...