viernes, 16 de julio de 2010

Tasmin Archer - El maltrato infantil



Uno de mis discos de cabecera, "Great expectations", aparte de contener el popular "Sleeping satellite", aquella canción que hablaba sobre la llegada del hombre a la luna y sus repercusiones, también guardaba gemas escondidas de muchos kilates.

Una de ellas es la brutal "In your care", quizás una de las más sentidas y emocionantes confesiones jamás escritas sobre el maltrato infantil.

Desconocemos si la autora, la propia Tasmin, se basó en experiencias personales, ajenas o recurrió a la imaginación, pero la franqueza de las expresiones, el dramatismo impuesto en cada verso y la furia incontenida al gritar ese "Hijo de puta" del estribillo, nos hacen pensar que hay algo de intrínseco en toda la parrafada.

Si las palabras se desprenden con miedo, la música no va a ser menos. "In your care" es un lamento a ninguna parte, es la consecuencia inevitable de un trauma arrastrado por muchos años. Llega la noche y los demonios salen de parranda. Qué pronto nos saluda la luna y qué larga es su estancia en el cielo.

¿No se supone que un padre ha de cuidar de sus hijos, que debe atenderlos? ¿Por qué nuestra cobardía e impotencia hacen que tengamos que desahogarnos con los que tenemos al lado, por ende, los que más queremos? Nos refugiamos en el alcohol y el tabaco aturdiendo nuestras mentes, evitando la concentración, las ideas, los problemas.

Tasmin no se anda con chiquitas, le insulta con braveza y escupe las frases atormentada "How could you let me down when I'm in your care?".
Describe una situación pesadumbrosa, en su habitación arropada por las mantas, no quiere dejarse ver. Se encuentra temblando mientras promete que mantendrá el secreto, que nada saldrá a la luz, que la luz hace tiempo que no quiere saber nada de ella.

Una situación así hay que denunciarla, bien sea la violencia de género, el maltrato infantil, lo que sea... no podemos permitir estos abusos y aunque a veces la soledad en la que se hallan estas personas, y de ahí que se aprovechen los maltratadores, lo haga más difícil (Tasmin reconoce en el texto "I'm so alone"), hay que apoyarse en alguien. En un vecino, en un familiar, en cualquiera. Pedir ayuda a los teléfonos habilitados para ello, pero nunca hay que tragar con todo esto uno solo.

Un niño no tiene con qué defenderse y el daño psicológico puede ser irreversible, como demuestra Tasmin Archer en el video de "In your care", arrinconándose en las esquinas, llorando sin cesar, escondiéndose debajo de la cama.

Abramos los ojos y actuemos.



The light is fading from my room
As night time comes around too soon
I'm so afraid.
Swollen eyes portray my pain
As tears fall like the summer rain
I'm so alone

Son of a bitch you broke my heart
I need a little loving
To take away the pain
How could you let me down
When I'm in your care.

I pull the covers to myself
Drink and smoke upon his breath
I close my eyes.
Again i pray to God above
What have i done to lose his love?
Am i to blame?

Son of a bitch you broke my heart
I need a little loving
To take away the pain
How could you let me down
When I'm in your care?

When i am dreaming
I can call out
No one hears
Father
I am falling
From your heart in tears

Son of a bitch you broke my heart
I need a little loving
To take away the pain
How could you let me down
When I'm in your care.

Hush little baby don't you cry
Daddys gunna sing you a lullaby
To show he cares.
But you must keep our secret safe
Is this love or is this hate?
I feel so scared.

Son of a bitch you broke my heart
I need a little loving
To take away the pain
How could you let me down
When I'm in your care?

2 comentarios:

Xim dijo...

Me compré el cd cuando salió y es maravilloso seguir escuchándolo a día de hoy, el "Sleeping Satellite" fue todo un bombazo y esta otra que citas siempre la tuve entre mis favoritas, me pone la piel de gallina ya que ella le imprime tanta pasión a la hora de cantarla!!!

SaLu2

Xim

archer dijo...

Eso es lo que quería destacar, la pasión que le pone a la hora de cantarla. Si sólo leyendo el chorus uno se queda sorprendido ante la crudeza de las palabras, el modo en el que Tasmin las pronuncia no da lugar a dudas: hay mucha rabia que soltar.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...