lunes, 5 de julio de 2010

Prescindible Aguilera



Ay, querida Christina, cómo nos alegramos algunos del declive (utilizando la sutileza para no llamarlo hostión) que te estás dando con tu último disco de estudio, "Bionic". En sólo cuatro semanas, la rubia de bote con chocho morenote, y con menos personalidad del panorama blandipop de rubias calientabraguetas, ha pasado de debutar en el número 1 en el Reino Unido a pasar a un catastrófico 71. Y repetimos, todo esto, en sólo un mes. Habría que buscar muy bien en los historiales de los charts para presenciar una caída tan en picado como la protagonizada por esta chica. Ya puede demostrar lo biónica que es si quiere sobreponerse conservando algo de dignidad.

Y yo, que nunca he soportado su quiero y no puedo, su altivez desorbitada, su falta de carácter y autenticidad, su timbre de voz rompeventanas, y su manía casi enfermiza de recabar toda la atención en sus tetas, me alegro más que nunca de todo esto.

Christina Aguilera siempre ha sido la que sobraba, únicamente con cuatro discos en más de diez años, ha pasado de ser una imitadora pésima de Britney Spears a una actual peor copia cogida por los pelos de Lady Gaga, sin olvidarnos sus recreaciones en guarrilla recauchutada mostrando carne en "Dirrty" o diva sesentera entre Marilyn y Doris Day en "Back to Basics". Para todos los gustos hemos tenido Christina y con ninguna de sus diferentes identidades ha conseguido quedarse tranquila. Eso sí, su cohorte de seguidores que tan fielmente la tolerarían incluso que sacara un disco de jotas aragonesas, la aceptan en todas sus vertientes comprándoselo todo. Sólo así explicamos un número uno tan directo y un cataclismo tan repentino en las listas.

Con "Bionic", su cuarto disco (si no recordamos una aventurilla como quinceañera que tenía el nombre de "Just be free"), contaba con compositores de la talla de Sia (¿qué coño hará la australiana colobarando con semejante petarda?, ¿Poderoso caballero es don dinero?), y aunque sus primeros singles siempre han sido más o menos, como aquel estupendo "Genie in a bottle", creo que ya he podido escuchar como diez veces "Not myself tonight" y sigo incapaz de tararear ni uno de sus versos.

Es menos pegadizo que un panfleto del Opus, y aunque en el "escandaloso" videoclip, la intérprete no escatime en medios, ni en imitaciones a Madonna o a la más evidente Lady Gaga, no acaba de llegar y por muy colorido y leatheriano que sea el video, la canción es un truño de dimensiones infinitas.

Por eso, y para que no todo sea un chaparrón de quejas sobre ella, voy a incluir la que para mí es lo mejor que ha hecho en su variopinta carrera, aunque todo el mérito se lo lleve la compositora y arreglista de la canción, Linda Perry. Se trata del famoso "Beautiful", esa canción que hablaba sobre sentirse bien contigo misma (no, no la usaron para un anuncio de Tampax) y que te la repamplinfe lo que digan los demás.

El video, dirigido por Jonas Akerlund, mostraba diferentes frikis (no había unos gays con un aspecto algo más saludable???) que acababan aceptándose a pesar de sus rarezas. Como debe ser. Pero tiene bemoles que esto te lo cante una tía que tiene no sé cuántos asesores de imagen, que venda su cuerpo por delante de su música y que tenga la apariencia de una Barbie sin olvidarnos lo dicho aquí, que con su aspecto camaleónico y tanto cambio de estilo no parece un alarde de autoconvencimiento. Lo dicho, muy auténtica la Aguilera.

2 comentarios:

MIDAS dijo...

¡Vaya! Deduzco que no te gusta Christina Aguilera. ¡Jajajajajaja! Hace dos días estuve en el Carrefour y había una torre con ejemplares de su último disco, miré la portada con desprecio y me dije: "Otro disco que jamás escucharé". Aunque ya que la comparas con Britney y Lady Gaga, siento decirte que para mi todas esas están en el mismo saco. Iguales de petardas todas, perfectas para las Vulgaridades de mi sobrino. Música deleznable con fecha de caducidad.

archer dijo...

Los cds los acabarán reciclando para asfalto en las carreteras. Yo no me atrevería meterlas a todas en el mismo saco (la que se podría liar si se hiciera de verdad) puesto que hay talentos y "talentos" en el conjunto de mamarrachas varias.

Por cierto, Midas, no sé cómo lo haces para encontrar tiempo para escribir, llevo 8 días trabajando sin parar y apenas tengo tiempo para ir al baño. Y qué decir para el blog, a ver si descanso y le pongo más ganas.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...