miércoles, 28 de abril de 2010

Bell X1 - Conocerte y dedicarte mi primera canción



Cuánta razón en las palabras de los criticos cuando, ni cortos ni perezosos, se animaban a catalogar el "Flock" de los irlandeses Bell X1 (del que tomamos el nombre de "Music in mouth") como lo más cercano a una obra maestra.

Las reviews de la prensa especializada no le daban menos de cuatro estrellas y casi todas acababan por sucumbir ante la evidencia de que no se merecen menos de 5 estrellas.

Problemas de distribución y una gira algo irregular, limitó el éxito del disco a su país natal, donde llegó al número 1 y despachó miles de copias, pero no entendemos cómo después de haber hablado lo que se ha hablado de ellos en el resto del continente, no consiguiera siquiera un top50 en el Reino Unido.

Nos extraña, porque conjunta lo mejor del indie actual con sonidos más atmosféricos a lo Radiohead, no en vano el "Flock" fue catalogado como un disco accesible de Radiohead pero más rico en texturas que lo que suele ofrecer los de Thom Yorke.

Me gustaría dejar aquí una de las canciones más completas, mejor acabadas y más curiosas de todo el disco. Con un piano acelerado que parece sacado de una vieja pieza de soul, trabajo soberbio el del pianista aquí, "My first born for a song" nos relata con una visión inusual lo que se supone es la espera de que llegue esa persona que necesitamos, mencionando en todo momento la idea de canción, con doble intención. Claro, ellos no podían delimitarse a decir "me encantaría conocerte y sueño cada noche con encontrar mi amor". Ellos aguardan en varios clubs, rodeados de té y ceniceros, pensando que alguien tiene que merecer la pena, rechazando la tecnología (sin navegadores, ni móviles ni mensajes de texto) y recordando que al final sólo estamos tú y yo, nada más. En la desesperanza por contemplar el panorama, un delicado pensamiento que aún se resiste: "Todavía debe haber algo por lo que merezca la pena cantar, y será lo primero que nazca para una canción".

Genialmente producida, los teclados new age inundan la sala a medida que la composición avanza, adquiriendo más sentimiento en lo que parece una idea vaga y superficial, pero no, nos encontramos con algo muy serio, un ritual en el espacio para encontrar, quién sabe el qué, pero que te haga recobrar la ilusión, si es que algún día se perdió.

Maravillosa en todos los sentidos, insisto, sobre todo en su parte final y en su espléndido solo del último trazo, que remata una jugada muy bien encauzada.

Sólo hace falta darle la mano a vuestro rey, que es el hombre al que tenemos que ver y así obtener su beneplácito.



Sigue la letra porque merece la pena:

Somewhere in this sea of Club Milks
Tea and ashtrays
There is a song
I'm in the crow's nest with binoculars
Just waiting for one to come along
I've seen the flare so I know it's there
It has me tied up at a rate of knots
No navigation, global position
Just me and this midnight oil

So take me to your king
I hear he's the man to see
And I will cross his palm

My first born for a song

Somewhere in this froth
And howling wind
There's something worth singing
Climb into the attic to write me a classic
But it's not happening
It's just Christmas up here
Between the phone calls
And text messages
The air must be thick with words
But not between us
Shoulder to grindstone
Switching to manual
Keep the head down
And I'll see you at the end

So take me to your king
I hear he's the man to see
And I will cross his palm

2 comentarios:

atticus' daughter dijo...

uau!!!! me ha encantado!!!!! no conocía a estos chicos pero realmente suenan de maravilla, qué razón tienes, la parte final es increíble. Gracias por el descubrimiento!!

un saludo!!!

archer dijo...

Me alegra que te hayan gustado, entonces el disco "Flock" te va a provocar orgamos, jajaja. Hazte con él!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...