domingo, 14 de marzo de 2010

One Hit Wonders - Capítulo 5: Sam Brown

Como siempre la parrafada del inicio...

ONE HIT WONDER: Dícese de aquel artista que triunfa y se hace popular con una única canción, pero que no consigue repetir el éxito de la misma, finalmente siendo relegado en el olvido y recordado nada más que por aquel gran hit. Este fenómeno se producía con mucha frecuencia durante los 80 y los 90 cuando las discográficas, ávidas de dinero, promocionaban desmesuradamente un tema de artistas noveles hasta la saturación y se olvidaban del resto del disco, bien porque fuera relleno para excusarse un long play, bien porque no tuviera las mismas cualidades comerciales.
En la actualidad las compañías se cuidan bastante en no repetir este proceso y suelen repartir la promoción entre varias canciones, aunque siempre haya alguna que destaque más que las demás.


SAM BROWN



Hit de honor: "Stop!" (1989). Editado en 1988, no fue hasta 1989 que consiguió un #4 en el Reino Unido, ser #1 en Holanda y Noruega y en general, top10 en gran parte de Europa.



Quién era: Sam Brown es una chica, empezando por ahí y para evitar los malentendidos con el nombre. Con 20 añitos, esta británica ya podía regocijarse de haber hecho coros para Sade o Spandau Ballet y con 22 años firmó un contrato con A&M Records y grabó su primer y más exitoso disco, "Stop!". Hija de músicos, Sam Brown mostraba su gran baza en una voz con muchos registros, con un timbre muy soul y una pronunciación exacta como buena "british", que debido a un disco debut algo heterogéneo en su contenido, no supo conectar con el público como se podía haber esperado.
La foto de entrada podría llevaros a confusión, ya que en la época de "Stop!", la chica lucía un formidable tinte rubio Farmatint, como hemos podido ver repetidas veces en su clip, que tanto les gusta emitir a los de Kiss TV.



El hito: "Stop!" es una de esas canciones que engloba una buena letra, (de amor, por supuesto), un gran acompañamiento musical y una voz dolorida y enrabietada.
"Todo lo que tengo es todo lo que tú me has dado". Así de sincera comienza, para que andarnos con más preámbulos, tras un preludio de cuerdas que ya hacen cosquillitas en los oídos. No hay nada como una mujer despechada, que lo ha dado todo y que ha recibido migajas, para llegar a las masas y sentir empatía porque, baby, a todos nos han roto el corazón alguna vez. "Stop!" tenía mucha alma, no sólo porque la tranquila batería organiza la orquesta y un piano soul apenas perceptible pero constante. Si escuchamos el resto del cancionero, no hay nada tan simple y efectista como "Stop!". Elegante y resolutiva, sentimental y universal. Mas de 22 años después seguimos emocionándonos con Sam cuando pide clemencia: "you'd better stop".

Qué hizo después: Aunque se trata de una canción muy popular, en su momento "Stop!" no fue un éxito de los de crear escuela, sino fue todo más bien comedido. El tiempo ha acabado engradeciéndola y de paso, afincarla como uno de los mayores One Hit Wonder de la historia. Pero por mi parte he de confesar que los quince tracks de su debut son una gozada que de vez en cuando me gustan recuperar. Ella no repetió el éxito ni su discográfica aprovechó lo bien parada que había salido de la jugada de la reedición como single, y "Walking back to me" o "This feeling", los sencillos que se extrajeron de ese album, apenas tuvieron transcendencia. Sam Brown ha publicado cinco discos, el último del 2007, llamado "Of the moment", que según sus fieles en Amazon, apuntan a que es lo mejor que ha hecho desde su primer trabajo. En el 2006, editó un "The very best of Sam Brown".


Y ahora qué?: Dos décadas la separan de su mayor hito, y creemos que Sam Brown bastante tiene con seguir viviendo de la música como pueda. Al menos, continúa publicando cositas para satisfacer a sus fans, que seguro que alguno le quedará. Ojito a su historial de colaboraciones, en donde figuran estrellas como David Gilmour (Pink Floyd), George Harrison , Nick Cave o los mismísimos Deep Purple.
En la actualidad, Sam Brown imparte clases de interpretación en una academía de música contemporánea en la ciudad de Guildford, Surrey. Es madre de dos niños y está casada con un productor el cual ha trabajado con los Manic Street Preachers, entre otros.



No sólo de un one hit vive el hombre: Y los que disfruten de las féminas de voces esplendorosas y potentes, no deberían dejar pasar por alto su album "Stop!", del cual dejamos por aquí un par de canciones, las que a mí más me gustan y considero que han envejecido mejor.
La primera es "I'll be in love", que nos ofrece una de esas atmósferas tenebrosas que tanto me llaman la atención y la segunda es la más pop "Your love is all", cuya parte final con las cuerdas siempre me trae a la cabeza el final del "Hold me, thrill me..." de U2. Como podréis ver, el mundo se ha perdido una tía con un par de bemoles bien puestos y una voz de las que transmiten, acarician cuando quieren y arañan si es que osan.

4 comentarios:

MIDAS dijo...

La primera vez que escuché Stop! de Sam Brown en la radio pensé ¡Esta tía es la hostia! Seguro que se va a estar hablando de ella en los próximos 20 años. Obviamente, la cagué. Porque como bien dices su primer álbum tenía alguna que otra canción bastante resultona,pero su segundo álbum April Moon pecó de ambicioso con trpoecientos tracks con intros e interludios que la gente no entendió, porque, por supuesto no había nada parecido ni de lejos a Stop! -Tengo que decir en su defensa que no estaba tan mal como se dijo, si se compara con algunas cosas de las que se hacen ahora.-

Lo peor de todo es que el hombre tropieza dos y hasta tres veces con la misma piedra. Porque pensé exactamente lo mismo cuando escuché a Tasmin Archer con su Sleeping Satellite y posteriormente a Meredith Brooks con Bitch.

Como vidente, no tengo precio.

archer dijo...

Ay Midas, que la edad te delata. Yo era un chavalín cuando salió "Stop!", recuerdo ver el video por la tele años después, pero del momento justo no tengo ni idea, estaba yo para otras cosas.

Tasmin y Meredith, otras dos one hit wonder, que yo he seguido más de cerca. Incluso con Tasmin tengo alguna que otra conversación con ella por el Facebook. Le tengo que dedicar una de las próximas entradas.

Yo recuerdo que tenía una compañera de USA en el instituto que me grabó un cassette con el disco de Sam Brown. Ella tenía el disco y se podían ir los sonidillos de los surcos. Era una chica muy maja y no recuerdo cómo se llama. Estuve sólo un año con ella, se cambió de centro.

¿Qué temas destacarías tú del "Stop!"?

MIDAS dijo...

Pues mas o menos debemos tener la misma edad porque yo también estaba en el Instituto. Además, lo tengo en Vinilo y fue un regalo de cumpleaños de un amigo. Lo que pasa es que los Vinilos se quedaron en otra ciudad -en casa de mis padres-, hace siglos que no lo he vuelto a escuchar. Si algún día me lo encuentro en Cd en una de estas ferias o mercadillos en los que me encanta sumergirme me lo volveré a comprar. Sabes que paso de Spotify y de leches. La música... ¡En una tienda! Y es que perfectamente hace mas de 20 años que no lo escucho. Recuerdo que me gustaba el corte 1º de la cara A que podría ser coming back to me o algo así, y el 4º ó el 5º, también de la Cara A que creo que se llamaba This feelings. Además de Stop!, claro.

Ah! Otra que también pensé que sería enorme y también la cagué pero bien es Beverley Craven con su Promise me

archer dijo...

Ese Midas exprimiendo su memoria... Me he debido de explicar mal, porque cuando la chica de mi instituto me grabó el cassette el disco ya llevaba varios años en el mercado.

Yo tengo 29 años, para dejarlo claro.

El primer tema se llama "Walking back to me", casi aciertas.

Beverly Craven... la recuerdo también. Otra "OHW".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...