sábado, 13 de marzo de 2010

Goldfrapp - Volvemos a lo conocido



Alison Goldfrapp se tomó un descanso de su imagen de electro diva pop en el 2008, cuando junto a su partenaire Will, la otra mitad de Goldfrapp, publicaron "Seventh tree".

Con su reputación como dúo referente de música electrónica a la vanguardia, ganada tras tres albums de exquisito sonido soft tecno, ya no sabían que más podían hacer. Fue entonces que se les ocurrió reinventarse sin sutilezas ninguna, y adoptaron el folk psicodélico glamouroso de "Seventh tree".

La confusión y el caos se iba produciendo a medida que se iba sabiendo que los Goldfrapp habían metido guitarras en el estudio y les habían dado más protagonismo del que alguno de sus seguidores podría esperar. El movimiento de ficha, ese órdago a la grande, les dejó airosos, pero no mucho. Mientras que la crítica especializada se arrodillaba ante el cambio, los fans de la banda sentían mezclados sentimientos, por un lado estafados y por otro emocionados ante algo nuevo, sea lo que sea. Pero sólo los de mente amplia y gustos inconexos podrían salivar escuchando "Seventh tree".

Maldita la casualidad que cuando Goldfrapp se desentiende de la electrónica, nos azota una oleada de nuevos artistas que abrazan los ordenadores con toda la fuerza que tienen, como son Ladyhawke o La Rouk, y, quién lo iba a decir, con un éxito considerable.

Es de sabios recular y aceptar los errores y Goldfrapp han vuelto a lo conocido por todos, pero Alison se guardaba un as en la manga, y aunque el sonido de los 32bits vuelva con mamá, han querido rebobinar varios años atrás hasta situarse en mitad de los 80, en el furor de la electrónica más visceral.

Con "Head first", su nuevo trabajo, retornan a las andadas y si no es demasiado tarde, intentaran recuperar aquellos fans que, decepcionados, sólo aceptaban a sus Goldfrapp en su concepción originaria. Ellos, por su parte, no pueden considerarse repetidores de sí mismos y como el ordenador no se inventó ayer y la electrónica ha pasado por muchas fases, quieren acomodarse en una nueva entrega reforzada por los palos que hasta ahora no habían tocado: el tecno ochentero a lo Irene Cara o el pop clásico que, según comentan los de Mojo, habita en "Believer", "Alive" y otras muchas.

En breve se filtrará el disco y desde los servidores de descarga (rapidshare, megaupload y demás) podremos hacernos con una copia, siempre animando a hacerse con la original, y si es comprando en el extranjero, mucho mejor (además, es más barato).

¿Con qué te quedas, con los Goldfrapp de "Seventh tree" más folkies o con los más dance de "Head first"?

¿Quieres ver cómo suenan los Goldfrapp de "Head first"? Mira el video de "Rocket":


Goldfrapp - Rocket - More amazing video clips are a click away

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...