viernes, 19 de marzo de 2010

British Sea Power - No hay Lucifer



Los British Sea Power, esta banda cuya nacionalidad creo que ya queda clara, han anunciado que ya han terminado lo que será su quinto disco.

Prolíficos como pocos, el año pasado pusieron música al documental "Man of Aran", y sólo hace dos que su "Do you like rock music?" fue editado, convirtiéndose en su album más popular.

No hay fecha anunciada, sólo han comunicado que ahora mismo están grabando lo que serán caras b y rarezas para posibles Eps porque lo que es el album en sí ya está terminado. Faltan los aderezos posteriores.
Han adelantado que un tema, "Retreat", durará unos nueve minutos y que será una bomba que despierte todos los sentidos.

Yo aún sigo enganchadísimo al poder hipnótico de "No Lucifer", uno de los cortes de ese "Do you like rock music?". ¿Cómo puede sonar algo débil y fuerte a la vez? Es difícil de explicar, mejor será escucharlo.

La melodía de "No Lucifer", interpretada arrastrando las palabras, sollozando entre las frases, es el refugio que uno encuentra en un día lluvioso, un remanso de paz que nos hace cerrar los ojos y elevarnos hasta los cielos, por encima de las ciudades, de los campos, sobre el mar. O de las fábricas que emiten humo sin cesar, que es lo que evoca ese sonido sucio de su producción.

Por un lado tenemos la suavidad de una partitura que podría presentarse con un piano que sonaría propia, pero ese acompañamiento musical en donde desfilan coros como de manifestación, guitarras distorsionadas, un ruido ensordecedor sacado del mismo Mordor... se entremezclan con la tranquila interpretación y un violín que, desde que empieza la canción, no abandona en su empeño.

Es la conjunción del cielo y la tierra en el mismo espacio, ¿estamos seguros de que no hay Lucifer? Es escuchar al arcángel San Gabriel entre cenizas y azufre.

Una exposición de impresiones que chocan y se contradicen, "A Sodoma yo iré, no a Megido (Jerusalén)", se menciona entre referencias a bicicletas, esqueletos o las juventudes de Hitler.

El video no resulta menos incómodo. Unos siniestros muñecos se intercalan con rostros pintados con fuertes colores. Si queremos asustar a los niños y que tengan alguna que otra pesadilla, es idóneo. "Is that what the future holds?"

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...