jueves, 11 de marzo de 2010

Amy MacDonald - Cuando pica la curiosidad



Esta semana se ha puesto a la venta el segundo disco de la escocesa Amy MacDonald, aquella morena de ojos grandes que en el verano pasado nos acosó día y noche con su tonadilla "This is the life" y de la que, al menos en España, no se dió a conocer ninguna otra cosa suya.

Como hemos anunciado en este blog, la expectación con lo que haya hecho con ese difícil y comprometido segundo disco era bien alta. Después de obtener unas ventas considerables en el viejo continente, Amy tenía la papeleta de demostrar que lo suyo no es pasajero, que ha venido para quedarse y no se la va a llevar ninguna ciclogénesis explosiva con vientos huracanados.


Spark, segundo single programado.


"A curious thing" llueve sobre mojado y los seguidores de la muchacha respirarán aliviados cuando descubran que es una colección de canciones que continúan el estilo y espíritu de las del "This is the life". Es más, desde la misma portada parece que estamos viviendo un deja-vu constante. Por mucho que nos vendan que si las letras son más maduras, que si ha adquirido un sonido personal, bla bla bla... Amy ha decidio pisar sobre terreno seguro y la curiosidad enseguida se hace realidad.

El primer sencillo, "Don't tell me that it's over", amenazaba con guitarras aguerridas y algo de mala leche, pero no es más que un fulgurante comienzo de desfile multitudinario que da paso a nuevas viejas conocidas como son "Spark" o "I got no roots".

Luego el disco se adentra en paisajes anodinos a mitad del trayecto, para luego mejorar las vistas con "Troubled soul" o "Next big thing", los cortes con más proyección y algo de innovación que aquí podemos encontrar.

Si nos ponemos a jugar a encontrar las diferencias, podríamos decir que Amy ha querido desentenderse de sus influencias escocesas que como retazos podíamos escuchar en su debut, para dejarse llevar, a su manera, de la mano de unos U2 contenidos o unos Killers pre-Human.

Es un correcto disco pop rock en el que no habita ningún "Mr. Rock & Roll" o "This is the life", siquiera un "Run", pero tampoco podemos acusarla de plagiarse de mala manera como hizo Mika con "The boy who knew too much".

No es tan directo como el debut y quizás los efectos con el tiempo no lleguen a ser tan perdurables, pero "A Curious Thing" mantiene el picor de la curiosidad de hacernos con más de la escocesa.

Olvidemos, eso sí, que como track escondido tenemos una versión del "Dancer in the dark" de Springsteen. No procede.


Quizás la mejor canción.


Bájate "Don't tell me that it's over" y otros temazos aquí:

http://musicinmouth.blogspot.com/2010/03/musicinmouth-febrero-2010.html

3 comentarios:

David dijo...

Como agua de mayo esperaba tu review sobre el disco.
Coincido contigo en la mayoría de tus observaciones.
Como ya dije en publispain, es un disco más coherente en cuanto a sonidos que el anterior pero es menos brillante. No tiene canciones tan pulidas como el anterior, pero por contra nos ofrece un sonido más característico con el que podemos hacernos una idea clara del estilo MacDonald.
Para mí lo mejor son los primeros temas (hasta give it all up) y luego next big thing y your time will come.

Este troubled soul que destacas tú, no es que me disguste pero está en la media de lo que representa el disco, una perfecta muestra del sonido al que hago mención y que ha alcanzado en este disco. El solo de guitarra hacia el final de la canción le da un poco e presencia a esta canción.

De quedarme con una canción directa y con pegada, me quedo con give it all up (es de las q entra al principio y perdura). El single aunque algo sobreproducido tb es genial.

Esperaremos al 3º disco a ver. De momento la chica sigue por buen camino.

archer dijo...

No ha sido una review como se precisa, más bien llámalo comentario para empezar a abrir boca. Me gusta escuchar mucho los discos antes de meterles el bisturí.

Te cito cuando dices que "es menos brillante que el anterior", porque realmente las melodías parecen algo más tediosas o menos evidentes, que también podría ser. Tendríamos que volver en un par de meses para saber si pensamos lo mismo que ahora.

"Troubled soul", este alma perturbada, la destaco porque compacta letra, melodía y mensaje como pocas. Lo que dice, te lo crees, y si no te lo crees la música te acaba de convencer. Lleva un ritmo pausado que me gusta y demuestra que a una buena canción no hace falta atiborrarla de instrumentos para que llegue.

David dijo...

Ok figura, nos emplazamos entonces para dentro de 2 meses y retomamos este post!

A ver como se asientan estos temas...

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...