viernes, 25 de septiembre de 2009

Melody Club - Alegrándonos el día



En breve descubriré Suecia, cuna de geniales creadores musicales como Roxette, Abba o en otra escala, unos Ace of Base entrañables, los maravillosos Eskobar o unos divertidos Melody Club.

¿Quiénes serán estos últimos? - os preguntaréis. Pues Melody Club no es más que una banda sueca con el único propósito de hacer alegres canciones pop, elevando la magia de lo que debe ser el pop hasta el máximo grado.

Si queréis alegraros un día y sentiros bien, el testigo de "I don't feel like dancing" de Scissor Sisters lo recogen ahora los Melody Club con "The only ones".

Sin olvidarnos del estupendo video que lo recrea, lleno de dibujos a lo Liechestein.

Acabaréis contagiados por su entusiasmo!!

Vertical Horizon - Cuando volver merece la pena



Hay grupos que uno recuerda con cierto cariño y añoranza, pensando en qué habrá sido de ellos. Grupos cuyo paso fue efímero, fugaz como una estrella que se pierde en el espacio, pero que dejan una huella pequeña en forma de canciones.

Vertical Horizon es un grupo americano que allá por los 90 triunfaron con "Everything you want", un album que los reconvertía en rockeros poperos después de su paso por un country-rock que aburría hasta a las vacas. Fue cuando Matt Scanell, el cantante pelón, que dijo lo que decían Martes y Trece cuando imitaban a la Cantudo, "Una voz vino y me dijo, hija mía, deja de hacer el chorra y céntrate en la vida". Así Matt se puso al micrófono y gracias a temazos como "You're a god", "Best I ever had" o el mismo "Everything you want"; que fue número 1 en USA, llegó a las masas.

Pero la tontería les duró poco, porque cegados por un éxito que si bien se esperaban no supieron asimilarlo y agobiados por las prisas de la disquera, editaron un precipitado disco, de nombre "Go", cuya calidad brillaba por su ausencia. Es lo que pasa cuando intentas emular palmo a palmo un disco anterior, copiando casi hasta los acordes, pero hacíendolos insustanciales. Será algo que aprenderá Mika con su segundo disco fotocopia. Era como una mala imitación de sí mismos. Malas letras, composiciones olvidables, sonido tipiquísimo... Así pasó lo que pasó. El grupo perdió su contrato discográfico y fueron olvidados durante muchos años, concretamente seis.

Todos los dábamos por perdidos entre lo vertical y lo horizontal, en algún lugar indeterminado, pero en los últimos meses nos han ido presentando canciones nuevas, que, joder!, no sonaban nada mal.



La primera era una original "All is said and done", cuya producción, a cargo del propio Scanell, me parece antológica. La manera en la que empieza, con un sonido oriental, cómo entran las cuerdas, la garra de las guitarras, la suave intrusión electrónica y sí, esta vez sí que nos mostraban algo que decir: la letra tenía más que lo que aparentaba.



Ahora nos llega "Burning the days", el disco después del hiato, que nos los devuelve en forma, con las pilas cargadas, sin perder su esencia pero más enérgicos. Con colaboraciones del batería de Rush en algunos temas, entre ellos el single "Save me from myself" o de Richard Marx al piano en "Here", el disco me está emocionando, pero más que por las canciones en sí, que no dejan de ser algo corrientes, por lo fantástico que suena, lo bien que lo han producido. Toda una delicatessen para los oídos.

Una actuación en acústico de su primer single, "Save me from myself":

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Stereophonics - Continuando sin parar



Unos que nos presentaron "greatest hits" hace nada y ya anuncian inminente nueva publicación, son los galeses Stereophonics, todo unos veteranos en esto de la música.

El 16 de Noviembre (vaya mesecitos que nos esperan de novedades) lanzarán "Keep calm and carry on", 12 nuevas canciones comandadas por "Innocent", el nuevo single.

Este single ya lo podéis escuchar en youtube y parece que nos devuelve a unos Stereophonics más felices y poppys como en "Have a nice day", no suena rockero como "Dakota" ni aburrido como "It means nothing", y eso nos hace presagiar posiblemente otro número 1 en los discos más vendidos.

Pocos grupos podrán alardear de haber colocado casi todos sus discos en lo más alto de las listas británicas, y puedo asegurar que tienen unos cuantos, y que su recopilatorio además se vendiera como rosquillas, y aunque no disponen de reconocimiento internacional como deberían, ellos siguen erre que erre.

Escucha "Innocent" aquí:

Snow Patrol - Haciendo inventario



"Up to now" será el nombre del recopilatorio que el 9 de Noviembre publican los irlandeses Snow Patrol.

Se trata de un doble disco con 30 canciones de todas las épocas, de las que eran unos completos desconocidos hasta sus mayores éxitos, como "Chasing cars" o "Run".

No faltarán los temas inéditos, como "Just say yes", una pieza que tampoco es que sea gran cosa, el toque Lightbody en toda su interpretación y quizás una producción algo más pop, pero la misma esencia en general.

Just say yes (Radio rip):
http://linkbee.com/DA91T

Su último disco, "A hundred million suns", ha supuesto una marcha atrás para la banda, y no han conseguido que ninguna de sus canciones sea recordada para la posteridad como alguno de sus temas anteriores, no consiguieron el número 1 y aunque cuatro singles han visto la luz, ninguno será recordado especialmente. Pero para mí, este disco tenía una esencia mágica, una inmediatez que no tenían los anteriores, lo veo como un trabajo más de puertas adentro, de intentar agradarse como compositor a intentar agradar a las masas. Para mí, "If there's a rocket tie me to it" es de lo mejor que han hecho, y ya no sólo es que ese single no tuviera éxito, sino que tampoco lo han incluído en este grandes éxitos.

Como detalle de repulsa a esta deferencia, os dejo aquí el video de esta canción, para que se den cuenta de la grave falta que cometen las discográficas. Esta canción fue el tercer single del disco, pero sin embargo sí incluyen el cuarto single. Para darse de cabezazos contra la pared....

Mika – Quizás si que sepa demasiado



Uno de los regresos más esperados y la prueba de fuego, lo que decide que “tú sí que vales”, era el de Mika, el libanés afincado en el Reino Unido que triunfó en todo el mundo gracias a himnos contemporáneos como “Relax (take it easy)” o “Grace Kelly”.

Un par de añitos después vuelve el mundo lleno de colorido y fantasía de este estilizado intérprete con voz de castratti y aspecto melifluo.

Mika conoce la receta del éxito y como tal, sólo hay que mantener los mismos ingredientes y únicamente cambiar su orden, para volver a tener en la mano un disco millonario que le asiente donde está.



Así “Rain” nos parece un “Relax 2”, “Blame it on the girls” otro “Lollipop” y “Dr. John” otro “Billy Brown”. Todas las canciones que vamos escuchando hacen click en nuestro interior y nos rememoran alguna de aquel “Life in cartoon motion”.

Sigue practicando un pop de etiqueta que le identifica y le enorgullece y probablemente tengamo muchos singles esperando salir de la tarta para triunfar por doquier, aunque parezca que “We are golden” no sea uno de ellos. Hizo una pobre entrada al #4 en el Reino Unido y ha bajado más aún, así que con eso se quedará.

No es el primer single que nos esperábamos, es más, deja algo indiferente, bien sea por la ostentación de voces que se profusan o por la falta de ritmo del tema. De acuerdo que ha contado con un coro de niños y otro gospel, precisamente el que participó en el “Like a prayer” de Madonna y que el video se lo ha filmado el gran Jonas Akerlund, pero lo cierto es que su repercusión ha sido nimia, siquiera charteando en USA.

Pero no perdamos la esperanza, hay temas firmados con el memorable compositor Walter Afanasieff (“I see you”) o más interesantes junto a Imogen Heap (“By the time”) y también ha contado con la producción de Stuart Price, últimamente omnipresente.

Como nota curiosa, una noticia que salía estos días en los periódicos en los que Mika se quejaba de la situación en la que se encontraba cuando el financiadísimo segundo disco empezó a gestarse. Parece ser que de las enormes ganancias del primer disco, según él, poco dinero ha visto el cantante, ya que el acuerdo que firmó le hacía empezar a cobrar honorarios después de dos años de publicación. El cantante tuvo que compartir piso en Los Angeles, según comenta en modo anecdótico.

Otra pregunta incómoda, para él, que siempre le acompañará, es sobre su sexualidad, bastante evidente para el que vea el video de “We are golden”. Mika no sale del armario tan abiertamente como pudo hacer Freddie Mercury y no lo deja claro, jugando a esa ambigüedad para seguir atrayendo tanto a féminas como maromos. Algún día lo hará, se verá en la necesidad, como diría Michael Stipe.

Muse y el playback



Me imagino que esta noticia ya la conoceréis, porque ha estado en todos los periódicos, pero vale la pena apuntarla y aplaudir la iniciativa de Muse.

Recientemente actuaron en un programa de la RAI (la TVE italiana, para el raro que no lo sepa), y les obligaban a hacerlo en playback, a lo cual ellos se negaron rotundamente exigiendo poder hacerlo en directo. Ante la oposición de los organizadores del programa y al no llegar a un acuerdo, Muse decidió tomarse la venganza por su mano, lo cual al final ha resultado ser más delirante de lo que pensaban, ya que no se imaginaban hasta dónde podían llegar.

Cuando fue el turno de su actuación aparecieron los tres componentes con los papeles cambiados. Esto es, Matt el cantante a la batería, el batería al micrófono, y el bajista a la guitarra y a los teclados. No contentos con la maniobra, sus movimientos son lo más histriónicos posible, dejando patente un playback bochornoso, lo cual era su intención.

Al término de la actuación la presentadora italiana, un poco pava, acude a entrevistar al cantante, sin haberse percatado de los cambios producidos. Ella sabe que el cantante se llama Matt y como Matt se refiere, en este caso, al batería, además, en un momento de confusiones al máximo, le encasqueta una novia italiana a quién no es.

Lo cierto es que la iniciativa del grupo es de aplauso y aunque haya quedado en algo divertido y memorable, debería de sentar precedente en la televisión. No sólo por el hecho de que un grupo salga a escena “desordenado” sino que los realizadores y la presentadora desconocieran la verdadera formación de la banda.

Parace ser que a este juego ya han jugado con anterioridad entre otros Oasis, pero no deja de ser una manera original de protesta.

Esperemos que a finales de noviembre en Lisboa no recurran al playback, que allí estaré yo para corroborarlo.

Amaral - Rompiendo la barrera del sonido



El directo de Amaral siempre ha sido asombroso. Desde que tocaban en locales modestos como el Galileo en Madrid o en el Chesterfield Café, en sus principios, conmigo de testigo, hasta acabar en el Palacio de los Deportes. Se lo cuentan al principio y no se lo creen.

Eva en vivo es un huracán, un chorro de voz que derriba edificios y rompe barreras, como la barrera del sonido. Se hacía rogar un disco en directo para mostrar esa faceta que yo siempre he alabado.

Recuerdo cuando hablé con la diminuta Eva en ese Chesterfield’s Café, por la calle Princesa, y ya le expresé con todo el buen tacto que pude cómo toda esa garra, ese poderío vocal y sonoro que presenciaba en directo era incapaz de apreciarlo en los discos de estudio. Por aquel entonces presentaban “Una pequeña parte del mundo”. Parece ser que no he sido el único que se lo ha dicho, porque con semejante excusa han proclamado en los medios la causa del porqué de este “La barrera del sonido”.

Un doble disco que recoge su multitudinario concierto del Palacio de los Deportes y en donde repasan tonadillas ya clásicas como “El universo sobre mí”, “Moriría por vos” o la imprescindible “Sin ti no soy nada”, entre otras más interesantes y menos trilladas como “Biarritz”, “Es sólo una canción” o “No sé qué hacer con mi vida”.

También mencionar la inclusión de “Escapar”, la canción que Moby versionó en español junto a Eva, aquí en formato intimista acústico.

“Concorde” ha sido elegido como primer single, una de las pocas que suena mejor en la soledad de un estudio que no un estadio. Quizás algo tan digno de levantar a las masas como “Es sólo una canción” o “Las puertas del infierno” hubiera jugado mejores papeletas.

Wilson Phillips – All the way from New York



La distancia.

Miles de kilómetros de separación, millones de personas entre medias. Un objetivo que alcanzar, pero ahí está, la enorme distancia, inescrutable.

Remontándonos tantos días como millas nos apartan, me gustaría recordar y recuperar una canción que nunca llegó a ser nada. No fue single, no fue antológica, es diminuta y desconocida y pertenece a un disco injustamente infravalorado.

Hablando de segundos difíciles discos, Wilson Phillips lo hicieron lo mejor que pudieron a la hora de continuar su carrera, y para muchos, “Shadows and lights” en conjunto era mucho mejor pieza que su disco homónimo.

Su productor, Glenn Ballard, realmente inspirado en este disco, se lo curró de lo lindo para arreglar, entre luces y sombras, todas las canciones que componían un disco muy bien escrito, con mucho sentimiento y delicadeza.

“All the way from New York” es un tema para plantearse algún hecho. Uno en concreto, o para hacerlo plantear. Es un “arma” que ya usé hace muchos años para saber las intenciones de amantes pasados, y que cuando la situación lo requiere, está ahí.

Directo: “Could you fly all the way from New York to see me?”. Sincero: “You’ll never know what it means”. Empieza con suavidad, como un león acercándose a su presa con paso sigilosa. Se plantea la pregunta, se deja evidente la falta de fe, pero al final acaba ocurriendo.

Si todo esto lo sumamos a un tema meloso en su punto exacto, recordemos que queremos emocionar a una pareja, y emocionante en exceso, con su oportuna subida de instrumentación, tenemos un arma que nos puede sacar de alguna duda.

La música a veces expresa mejor lo que queremos decir de lo que podemos hacer nosotros mismos. No lo olvidéis.


I'm gonna ask you for something, and it may sound like a lot.
I've never really asked you for anything, no.
We've always lived so far apart

[Chorus:]
Would you fly all the way from New York to see me?
Could you fly all the way to stand here next to me?
I didn't think so
But here you are with me.

I was hanging on to nothing as a child.
And my brother, he used to slam into walls
Everyone called him wild
Yes it's been a while since I've had a day,
Where I don't wish away all the fear, all the fear
That's why it's so hard to ask

[Chorus]

Thank you for coming.
You'll never know what it means (ah..ah)
'Cause no one ever cared enough about you
How were you supposed to know what I need
You'll never know what it means
But thank you for coming.

[Chorus]


Alphabeat – Encantados de conocerse



Una de las gratas sorpresas del año pasado, los daneses Alphabeat están a puntito de publicar otro complicado segundo disco, de nombre “The Spell”.

El soplo de aire fresco que supuso “This is Alphabeat” pronto se verá relegado con “The spell”, estrenando nueva discográfica.

Los chicos que nos cautivaron con “Fascination”, “Boyfriend” o “10,000 nights of thunder” atacan más ochenteros que nunca, subidos a la moda propulsada por La Roux o Ladyhawke, ahora ellos se creen un producto de Stock, Aitken & Waterman.

“The spell” también se llama el primer single, el cual llevamos escuchando desde hace días y que demuestra una línea más electrónica que sus anteriores éxitos y que tampoco resulta un tema que transmita mucho. Es facilón en su estructura y simplón en su melodía, aunque suene muy kitsch.

El disco para mediados de octubre, me pillará en plena India…

Natalie Imbruglia – Todo lo que quería



La australiana de tremendos ojos azules vuelve a la vida. Y reciclada.

Nueva casa discográfica (Island Records) , nuevos colaboradores (Chris Martin, de Coldplay), sin marido, reiventada como mujer y sex-symbol y dance, muy dance.
Tanto como para animarse a dar unos pasos en el video presentación de “Wild about it”, un presingle anticipo del disco “Come to life”.

Imbruglia parece algo perdida en esta nueva incursión, porque a nadie se le ocurre escribir canciones con Chris Martin de Coldplay y transformarlas (o al menos intentarlo) en producciones pseudo dance electrónico que no dan para mucho. Porque “Want”, y lo digo sin ningún escrúpulo, es el peor primer single de toda la carrera de Natalie, sin ninguna duda y con mucha diferencia.

Cómo una canción lineal en estribillo y verso puede salir de dos mentes, no sé, yo creo que con una cabeza que haya hecho la primera línea es suficiente, porque toda la estructura del tema es exactamente igual.

Una pena la currada presentación del disco, porque los dos videos musicales que hemos visto hasta ahora me han parecido estupendos, sobre todo el afligido “Want”, que aunque como canción deprima, como video mensaje destaca.

No sabemos cómo se tomarán los fans este cambio de look de la australiana, esta reconversión en la tercera Minogue, con cierto aire físico incluído. Lo que es seguro es que con “Want” no le vaticinamos buenas cosas. La bruja Lola ha hablado.

martes, 22 de septiembre de 2009

Una Sugababes menos



Ayer lunes recibimos con sorpresa la noticia del abandono de Keisha Buchanan, la única miembro original que queda del grupo pop británico Sugababes.

Como siempre, mucha polémica detrás de este anuncio, porque la propia Keisha mediante Twitter no ha dejado muy claro si la marcha es forzada o consentida, apuntando que "no ha sido su decisión". Por supuesto, no ahorra en palabras de amor hacia sus dos compañeras y todo el tiempo que ha vivido junto al grupo, probablemente la formación femenina más exitosa de los últimos 10 años.

Ya tienen sustituta, se llama Jade y es la chica que representó al Reino Unido este año en Eurovisión, cantando un tema de Andrew Lloyd Webber. Cómo han corrido los jodíos en buscarle cara nueva al grupo, demasiado, pero claro, con un disco nuevo a punto de pisar la calle, no les queda otra.
Pero yo no entiendo el sentido de seguir alimentando esta gallina de los huevos de oro, sobre todo después de un decadente último disco y una situación en declive cuya inclinación es vertiginosa.



De aquellas Sugababes que cantaban lo de "Overload" no queda ninguna, Siobhan (la pelirroja) se fue a la primera de cambio, Mutya Buena, la de aspecto asiático y considerada el alma del grupo, abandonó envuelta en un halo de misterio y ahora Keisha, la chica de color que parecía la más inspirada a la hora de escribir las letras, también pasa a formar parte de la historia.

Me imagino que los fans se sentirán decepcionados y defraudados con esta partida y no sabrán cómo tomarse el rumbo del grupo, a punto de publicar nuevo disco, "Sweet 7", pero la poca autenticidad que le quedaba al grupo se ve evaporada, porque por mucho que quieran hacer de tripas corazón, va a quedar ridículo ver a unas chicas conservando el nombre de Sugababes cuando ninguna de ellas fueron las que lo propulsaron.

Ahora que Amelle nos empezaba a caer bien después de sus devaneos con la ley y su "Never leave you" con Tinchy Stryder y que Heidi, que cada vez me parece más sosa, ya había dejado clara su posición en el grupo (cantar los puentes de las canciones, más que nada), pensábamos que las Sugababes se levantarían después de la maniobra fallida que supuso su mediocre "Catfights and spotlights" (dónde pensaban ir las niñas con ese título tan hortera??).

Bien, pues ahora siguen adelante y con la cabeza alta, que con orgullo no se va a ningún lado. Abanderando el nombre de Sugababes o el que haga falta.

Yo hace tiempo que no me tomo a las Sugababes en serio, así que no me asusta nada lo que hagan, o más bien, se haga con el grupo.

Recordemos uno de los mejores momentos de las chicas, cuando publicaron su segundo disco, "Angels with dirty faces".

Esto es "Stronger". "I'm all alone and finally getting stronger, you'll come to see, just what I can be, I'm getting stronger".

lunes, 21 de septiembre de 2009

Descubrimiento: The Boxer Rebellion

Escuchar mientras leéis:





Siempre alabaré los cds promocionales que acompañan a la revista The Word, porque cuánta buena música he descubierto gracias a ellos.

Lo último es una banda inglesa que suenan muy ingleses, si los estáis escuchando lo entenderéis, que acumulan la épica de Radiohead al sentimentalismo de Editors, que no destacan al lado de White Lies o Snow Patrol, pero que añaden su nombre a una nutrida lista que nunca viene mal engordar.

Se trata de The Boxer Rebellion, que parece ser que empezaron como una gran promesa allá por el 2005 pero que no consiguieron grandes hazañas con su album debut, "Exits", y salieron por la puerta de emergencia rápidamente.

En el 2009 nos vienen con "Union", para entregar lo que se supone que iban a entregar por aquel entonces, un disco que sí ha convencido a las masas y que poco a poco, festival tras festival, se van haciendo un hueco entre sus paisanos de tierra y género.

"Union"
acabará conquistando a los fans de Coldplay, Editors, Travis y otros muchos que han hecho del pop indie británico un sello de identidad, una tarjeta de presentación.

Video de "Semi-automatic":

La noche del 18 de Agosto - Not a day too soon

Sencillamente ahí estabas tú. Embriagados en fragancias de limón, con la cabeza montada en un carrusel y sin poder fijar la vista en ningún punto concreto, de repente algo captó mi atención: Tus ojos estaban atravesándome sin escrúpulos, en una mirada límpida y deliciosa. Entonces quise bajarme del carrusel, abandonar los limoneros y abrazarte al ritmo de las canciones de moda.

No iba a ocurrir en un día próximo, ni será próximo el día que nuestros ojos vuelvan a conversar. Entonces dejaré de correr como he corrido durante toda la vida, a veces huyendo con motivos, otros en desconcierto, que era casi peor.
Toda mi intención será conocerte, lo suficiente como para no pasarme por alto siquiera tu cumpleaños, poder introducirte en el hotel de mi corazón donde siempre tendrás una habitación libre, escaparnos a un lugar seguro en el que nadie nunca nos podrá encontrar.

Qué maravilloso sería que todo fuera así, pero la verdad nos hace reaccionar, nos devuelve de los sueños a la cruda realidad. Una noche del 18 de Agosto te conocí y no será hasta finales de octubre cuando me vuelva a emocionar contigo. Dos meses después.

Si ya lo dice la canción, "not a day too soon", pero esto es sólo el comienzo de algo que seguramente sea... espectacular.

Escúchalo y lo entenderás:




Pick me up in your arms
Carry me away from harm
You're never gonna put me down
I know you're just one good man
You'll tire before we see land
You're never gonna put me down

Oh I've been running all my life
I ran away, I ran away from good
Yeah I've been waiting all my life
You're not a day you're not day too soon

Honey I will stitch you
Darling I will fit you in my heart
Honey I will meet you
Darling I will keep you in my heart

You'll risk all this for just a kiss
I promise I will not resist
Promise you won't hold me down
And when we reach a good place
Let's be sure to leave no trace
Promise they won't track us down

Now I've been running all my life
I ran away, I ran away from good
Yeah, I've been waiting all my life
You're not a day, you're not a day too soon

Honey I will stitch you
Darling I will feel you in my heart
Honey I will meet you
Darling I will keep you in my heart

I've been running all my life
I ran away, I ran away from good
Yeah I've been waiting all my life
You're not a day, you're not a day too soon

Oh honey I will stitch you
Darling I will feel you in my heart
Honey I will meet you
Darling I will keep you in my heart

domingo, 20 de septiembre de 2009

The Veils - Sun gangs (ROCKDELUXE)

Esta es la valoración que han hecho los del Rockdelux de "Sun gangs", el último disco de The Veils.



Desde el debut de The Veils se destaca a su carismático líder Finn Andrews, que rehizo la banda para grabar su segundo álbum y tres años después regresa con el tercero. Sin duda, tiene carisma y personalidad, el problema es que le falta definir cuál. Comenzó tras la épica de The Verve y hay que celebrarle ahora el buen gusto de acercarse a Echo & The Bunnymen por vía de una canción pop ("The letter", aquí el video), incluso "Larkspur" apunta al cielo de "Heaven up here", pero se queda en tierra intentando ser Jeff Buckley (no pasa de Thom Yorke histriónico) jugando a The Doors.

Otras veces es el drama eléctrico de Nick Cave & The Bad Seeds ("Three sisters")o la pasión electroacústica de U2 ("Sit down by the fire"). Lo curioso es que en todos los casos acaba rezumando una grandilocuencia y un tono quejicoso muy similar al de Rufus Wainwright(sin su afectación poética, por lo que las baladas a piano del disco se quedan muy vacías). En definitiva, son demasiadas personalidades invocadas para un tercer disco. Haría bien Andrews en marcar la suya bien clarita, porque se le sigue suponiendo talento.

Muse - Uprising hasta el número 1



Como ayer decíamos aquí, "The resistance" no ha tenido que mostrar mucha resistencia y se ha situado relajadamente en el número 1 de los discos más vendidos en el Reino Unido.

El flamante nuevo disco de los Muse, uno de los pocos que aún cultivan ese rock sinfónico de estadio que tan bien se les daba a Pink Floyd, Queen o Led Zeppelin y que hoy por hoy escasea y contamos con los dedos de una mano, parece que está cumpliendo sus pronósticos.

No deja de ser un disco que podría haber sido mejor, porque de Muse siempre se anuncia "The next best thing" para acabar siendo un compendio de propósitos acertados con otros algo mediocrillos.

"Uprising" es prueba de ello, el nuevo single. Suena complaciente y nada arriesgado, para todos los públicos. Ni molesta, ni sorprende, ni siquiera incordia un poco. No es un "Time is running out" que sonaba potente, ni un "Supermasive black hole" que amenazaba valiente. Es un tema comedido con la etiqueta de tolerado puesta en cada uno de sus segundos.

El disco en conjunto se sostiene con gracia, mejor que el "Black holes...", pero se nota que Muse han ido a caballo ganador y parte de esa fiereza que les caracterizaba y les definía se ha quedado relegada a un plano más conservador. La resistencia ha sido demasiado dura para ellos.

Despertar de un mal sueño

Anoche me desperté de un mal sueño. Soñé que había encontrado a la persona perfecta con la que compartir mi vida, una persona que había sido capaz de saltar todos los obstáculos en forma de condiciones que todos inconscientemente imponemos. Una persona que se complementaba de una forma natural y casual, sin mayores aditivos ni complicaciones, como un río acaba en el mar, como tiene que ser, porque sí.

El tiempo me daba la razón, no era un espejismo periódico, algo que había surgido de repente y que se evaporaría con la misma precisión. Los meses pasaban y el agua turbia se iba haciendo más clara, la imagen distorsionada se aparecía más nítida. Pero fue cuando decidí lanzarme al vacío cuando descubrí que no había red para aguantar mi peso.

Nada de lo que yo sentía era correspondido y ninguno de estos sentimientos me hacía aflorar en otros jardines.
Era conocedor de que hasta que no cortara esas malas hierbas no iban a crecer olorosos rosales de jardines palaciegos ni fuertes árboles con profundas raíces. Hay que desprenderse de aquello que te impide avanzar.

Y así desperté de mi sueño, un mal sueño, sin nadie a mi lado, hace tiempo que te fuíste, aunque quizás nunca estuviste allí. No, nunca estuviste allí, te fuiste hace tiempo.

A ti no te nace y a mí no me muere. Un sentimiento unilateral. Qué mal...



"A Bad Dream"

Why do I have to fly
Over every town up and down the line?
I'll die in the clouds above
And you that I defend, I do not love

I wake up, it's a bad dream
No one on my side
I was fighting
But I just feel too tired
To be fighting
Guess I'm not the fighting kind

Where will I meet my fate?
Baby I'm a man, I was born to hate
And when will I meet my end?
In a better time you could be my friend

I wake up, it's a bad dream
No one on my side
I was fighting
But I just feel too tired
To be fighting
Guess I'm not the fighting kind
Wouldn't mind it
If you were by my side
But you're long gone
Yeah you're long gone now

Where do we go?
I don't even know
My strange old face
And I'm thinking about those days
And I'm thinking about those days

I wake up, it's a bad dream
No one on my side
I was fighting
But I just feel too tired
To be fighting
Guess I'm not the fighting kind
Wouldn't mind it
If you were by my side
But you're long gone
Yeah you're long gone now

sábado, 19 de septiembre de 2009

Willy Deville - Demasiado corazón



Gracias al obituario de una revista me entero que Willy Deville ha fallecido. A la edad de 59 años.
No es que fuera seguidor de su música pero sí recuerdo con cierto cariño temas como "Demasiado corazón" o "Hey Joe" y como no he leido en ningún medio noticia alguna sobre su muerte, me parecía respetuoso añadir una entrada por aquí.

Willy dedicó sus últimos años a New Orleans, ciudad a la que se trasladó a finales de los 80, en plena decadencia de su fama. Realizó varias composiciones inspirado en lo catastrófico del entorno, sobre todo después de las inundaciones. El carácter de supervivencia de sus gentes ya quedaba muy bien reflejado en el video de "Love is free" de Sheryl Crow.

Parece que Willy acudió en Junio al hospital tras ser diagnosticado con Hepatitis C y al final ha acabado pereciendo por el terrible cáncer de páncreas, lo mismo que se ha llevado a Patrick Swayze.

Demasiado corazón para este hombre de aspecto de bucanero que sólo le faltaba el garfio, de voz áspera y figura inquietante. Por tu memoria:

David Gray - Todo un fugitivo



David Gray ha dibujado una línea para comenzar una nueva fase y estrenando nueva discográfica y ligando otras intenciones, ha publicado esta semana en el Reino Unido su nuevo disco de estudio "Draw the line".

Superado el disgusto que le ocasionó que su "Greatest hits" no hiciera siquiera un top 10 en el Reino Unido, ¿tendría algo que ver la floja "You're the world to me"?, se ha rodeado de gente de "buena" calidad como Annie Lennox y publica un disco que.... podría ser el más pop de la carrera de David.

Quizás menos inspirado que el maravilloso "Life in slow motion" y más cercano del simplón "A new day at midnight", ya sabemos que Gray es capaz de exprimir su intelecto y potencial hasta confeccionar gemas como "Babylon" hasta devolvernos un sencillo flojo como "Be mine", más propio de un concursante de American Idol.

"Fugitive" en principio me pareció un "Be mine" parte 2, pero reconozco que con las escuchas el fugitivo se ha ido aproximando a mí.



Este fin de semana sabremos como ha charteado en UK, aunque algo ya vaticino. No será número 1, como mucho quizás un 3. El número 1 será con toda probabilidad para Muse, que se les ha ocurrido lanzar disco nuevo la misma semana. Otra vez Gray se quedará ofuscado y decepcionado...



John Garrison anuncia nuevo disco, "Departures"



Después de acompañar a James Blunt en su última gira como un músico en su banda, la cabeza fundadora de Budapest, John Garrison, nos anuncia desde su propia web lo que va a ser su segundo largo, "Departures".

http://garrisonmusic.com/

Sólo hay que entrar en la web para alucinar un poco por la apabullante "Lost", que parece que será la carta de presentación de un album que se va a lanzar casi desde el más absoluto anonimato, sin compañías discográficas grandes de por medio y funcionando sólo con el boca a boca.

Todos los que disfrutásteis de Budapest y canciones míticas como "Is this the best it gets?" váis a sentir espamos de placer escuchando piezas del nuevo album, que nos devuelve a un Garrison en plena forma, mejor que nunca, más crudo y más sabio.

Nerina Pallot se gradúa



Aquellos como yo que disfrutásteis del lejano "Fires" de Nerina Pallot, seguramente andaríais como locos porque la perezosa británica hiciera un "Pafuera telerañas!!" y sacara disco de una vez por todas.

Pues parece que la espera ya ha terminado y el 5 de Octubre ve la luz el tercer trabajo de la compositora de temazos como "Idaho" o "Everybody's gone to war", nominada a la artista revelación de los Brits en un par de ediciones pasadas.

"The graduate" contendrá 10 nuevos temas entre los que destacará su primer single, "Real late starter".
Para empezar, me crea cierta rabia siempre que después de esperar disco con tantas ansias, se pongan a incluir sólo diez canciones, lo cual me sabe a poquísimo. Qué menos que ahora en la era en que el cd en formato físico escasea, incluyan al menos 12 temas. Nerina ha ido a menos, de incluir cerca de 15 canciones en su primer disco a los 10 de ahora, no demuestra mucha precocidad por su parte a la hora de ponerse a escribir.

¿Demasiado tiempo postrada en la cama? Como anuncia su chispeante primer single, "Real late starter" nos demuestra la ironía y sarcasmo que la caracterizan y que fue su seña de identidad en sus anteriores singles. Nerina ha vuelto con una canción firma de la casa, con la que probablemente no decepcionará a nadie pero quizás tampoco consiga atraer nuevos clientes a la cola de su supermercado. No la lanzarán más coliflores, pero tampoco se quedarán con las manos en los bolsillos (¿alguno recuerda el video de "Everybody's gone to war"?).

El video, con un tufillo independiente de haber sido grabado con la Panasonic de por casa, no me acaba de convencer. No es propio de una vuelta a lo grande.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...