domingo, 6 de diciembre de 2009

Love Of Lesbian - "1999" - Sus incendios de nieve



Si el mundo se rigiera por la razón y los productos de calidad fueran los que llegaran a más gente, los programas del corazón no existirían, la mayor parte de las películas españolas dejaría de ser subvencionada y el disco "1999" de Love of Lesbian hubiera sido el mejor disco publicado este año en España.

Pero como todos sabemos que no es así y que sin una buena campaña publicitaria no te comes un colín, por muy cojonudo que seas, se quedará relegado a unos pocos afortunados que podrán disfrutar de esta genial obra, más cerca que nunca al mainstream pero sin haber formado parte de esta corriente.

Porque en estos tiempos en que la web de Los 40 Principales parece el portal de propaganda de Britney Spears, Lady Gaga o Beyoncé (como si en el mundo no hubiera más artistas) o que los Grammys cada vez son más lameculos y sólo nominan a las multivendedoras estrellas como The Black Eyed Peas o, otra vez, Beyoncé, es una misión imposible labrarse un hueco en el mercado sin las sucias tretas de la mercadotecnia.

Comercialidad cada vez se cruza menos palabras con la calidad y estamos comprobando día a día la resistencia digestiva de nuestros estómagos, por lo que recomendamos encarecidamente desconectar de estas vías de comunicación y ahondarse en aguas mucho más disfrutables y encomiables.



Sólamente leyendo los textos escritos por Santi Balmes Sanfeliu, uno reconoce el gran escritor que lleva dentro. Como dice él, consigue crear imágenes "de mirada universal pero de alcance personal". En estas 14 canciones intenta converger una relación adolescente que se despliega durante unos diez años, de 1999 a 2009.

14 canciones originales en una apuesta arriesgada. Puede resultar algo cansado escuchar del tirón y es difícil mantener el listón en todos los cortes. Realmente, no todas las canciones consiguen equipararse, pero la mayor parte de ellas aprueban con nota. Se agradece que la banda haya decidido incluir tal cantidad de canciones en estos tiempos en que se economiza hasta los tracklist de los discos.



Como decíamos, estos catorce cortes han sido concebidos como un hilo argumental que forma la historia de este amor con final infeliz; que conste que no desvelamos el final de la película porque desde el primer track: "Allí donde solíamos gritar" se usa como avanzadilla un resumen de lo que va a ser esta tormentosa relación con personajes secundarios involucrados como John Boy, el Ectoplasta, o el hippie de "Algunas plantas".

Podría resultar tedioso un disco monotemático, pero la capacidad creativa de Santi consigue que aunque todas conformen parte de un conjunto, cada una tenga vida propia e independiente. Podemos extraer cualquier pieza de este puzzle que no necesitamos de las demás para captar sus crípticos mensajes, aunque todo se comprende con exactitud escuchando toda la obra, adquiriendo los matices y viendo cómo se suceden los años y las visiones se van diversificando.

En resumidas cuentas, arrancar los textos sin haber escuchado la obra es de por sí una gozada, una inspirada lírica que retrata esta relación como parte de un mundo, tocando la política ("La mirada de la gente que conspira"), la venganza ("Miau"), el análisis ("Voy a romper las ventanas"), las peleas ("Segundo asalto"), las terceras personas ("Cuestiones de familia") o los celos ("El ectoplasta").



Sobre el papel, "1999" es una obra de diez. El problema surge cuando se disponen a reproducirla con música.

Love of Lesbian parecen más empeñados que nunca en sonar complacientes, en confeccionar un sonido apto para reproducirse en cualquier emisora de radio. Ni cantosamente comerciales, ni lo suficiente indies, ni muy rockeros ni poperos. En lo que es producción podrían formar parte de la misma liga que, y no bromeo, Amaral o El Canto del Loco. Algunos arreglos de sintetizadores que se han incluído en temas como "El club de fans de John Boy" o "El ectoplasta" nos recuerdan al pop más comercial que en este país bordan Amaral o La Oreja de Van Gogh.

Cuando quieren sonar melancólicos salen airosos, el primer tema del disco podría ser lo mejor del disco, y estoy casi convencido al 100% de que es así, truco que consiguen imitar en "Incendios de nieve", donde la música juega un factor fundamental en el transcurso de la historia.



Relegar las guitarras a un segundo plano les hace flaco favor, porque "Miau", "El Ectoplasta" o "Algunas plantas" requieren más dosis de mala leche, y suenan más inocentes que un capítulo de "Médico de familia". Toda una pena que aquí no hayan sabido, o no hayan querido, vestir las canciones con el traje que más parecía que se le ajustaba. Cuando los efectos programados o una percusión digna de Vale Music suenan más altos que la guitarra, mal camino llevamos. No me extrañaría encontrar en los créditos de producción a Nigel Walker o Cameron Jenkins.

Más airosos salen de "La mirada de la gente que conspira", que sigue resultando ultraligera, con el piano ocupando la posición que igual la guitarra eléctrica hubiera tomado con más garbo.



Por lo que desechado los tiempos rápidos, nos quedan los medios tiempos que convencen más: "Segundo asalto", "Cuestiones de familia" o "1999" suben la puntuación media y justifica ese sonido tolerado para todas las edades, que ni molesta ni reconforta. Repetimos, cuando hay que pisar el acelerador y sacar tesón es cuando Love of Lesbian se quedan cortos. Por lo que están contando sonarían más creíbles con una actitud de leones, pero sin embargo, estamos escuchando a los corderos cantar las letras escritas por los leones.

Quizás ése sea el sonido definitorio del disco y la banda no quería sonar dura ni agresiva, simplemente, accesibles para todo el público. Pero ya que incluyes guitarras en tus arreglos, dótales de más protagonismo, porque al final el resultado queda irrelevante.

Los oídos más sensibles estarán encantados con la templanza de "1999" pero los que esperan un envoltorio digno del contenido, nos hemos quedado un poco chafados. Lo que mejor representa el concepto del disco es la imagen de los incendios de nieve. Donde debía haber fuego y calor resulta que nos dejan helados.

Aún así, mi voto al mejor disco español del año va para ellos. Se lo han ganado.

Por cierto, el nombre del disco es "1999 ((o cómo generar incendios de nieve con una lupa enfocando a la luna)". No era cuestión de repetirlo entero cada vez que lo mencionara...

Lo mejor: Incendios de nieve, Allí donde solíamos gritar, Segundo Asalto.
Lo peor: El ectoplasta, Las Malas lenguas, Miau.

Valoración: 8

8 comentarios:

David dijo...

Es un disco tan sumamente denso que no me atrevo a catalogarlo hasta que lo haya escuchado 100 veces más.
A mí la parte instrumental me gusta, no me molesta ni la veo carente de nada (quizás porque Amaral y LODVG me gustan).
Yo me quedo tb con los temás lentos o medios tiempos. Mis preferidas son 1999 y Allí donde solíamos gritar, aunque segundo asalto tb tiene un puntazo muy guapo.
Repito, necesito 100 escuchas más para escudriñarlo bien y analizarlo con criterio.

archer dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
archer dijo...

Hasta que me sentí con la confianza de opinar sobre él pasó un tiempo y varias escuchas, así que te entiendo.

Que conste que a mí Amaral y LODVG también me gustan, pero es que para mí, ese sonido que intento describir más complaciente y amable, se ajusta a lo que las canciones que estas dos bandas precisan, pero con Love of Lesbian siento la necesidad, bien sea por el contenido de las letras o por la voz grave de su cantante, de endurecer su música, darle más protagonismo a la guitarra o a la batería y dejarse de lado tanto soniquete verbenero que se escucha a lo largo y ancho del album.

David dijo...

jajaja lo del soniquete verbenero tiene su gracia.
Mira, yo les ví en directo este año en el FIZ y lo que menos me gustó de ellos es el espectáculo de disfraces que se llevan y tal.
A mí el disco me inspira introspección y los conciertos son como una fiesta de disfraces a lo años 80 y haciendo el payaso y tal (el "payaso" en plan respetuoso eh jajaja q nadie se enfade). Bien es cierto que un concierto tiene q ser una fiesta, pero a mí me pegaba otra cosa ahí.

Marta Fort dijo...

La verdad es que hace relativamente poco que escucho a Love of lesbian, pero me tienen completamente atrapada. Aunque es cierto que el último disco es quizás el más flojo, aunque tenga joyas como "Incendios de nieve" o "Allí donde solíamos gritar", si lo comparas con los dos anteriores... no llega al nivel. Ahora, eso sí, le acabas cogiendo el gustillo y te acaba gustando, y sigue siendo de lo mejorcito que hay en el panorama pop español.

En cuanto a los directos, a mí me sorprendió el detalle de los disfraces, pero no me desagradó, creo que tienen un gran directo, me lo pasé pipa!!

Un saludo!!

archer dijo...

Marta, esperemos que te cuente David por qué no le moló mucho lo de los disfraces. Yo también quiero saberlo.

Actualidades dijo...

Este artista está en mi lista de los mejores discos de rock del 2009. Si tienes un momento, ¿qué te parece mi lista?. O si te interesa publicarla en tu blog también, te lo agradecería.

archer dijo...

Actualidades>>

Tu lista pinta bastante bien, hay discos interesantes que me gustaría descubrir, pero es que al final ya sabes, necesitaría tres vidas para poder disfrutar de todo lo que tengo ganas.

Estaría bien poner una lista de lo mejor en español, es la que me falta. ;-) Gracias por el permiso!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...