martes, 10 de noviembre de 2009

Pereza - Aviones

David, alias "cadapartedeti", nos ofrece una extensa crónica de "Aviones" de Pereza. Así demuestra que, aunque en mi opinión no están en su mejor momento, para muchos sí que es así:



Corría el año 2003 cuando vi por primera vez a Pereza en Madrid co-telonenado junto a La Quinta Estación a Avril Lavigne. Por aquel entonces la canadiense estaba en pleno apogeo presentando su mejor disco hasta la fecha y tanto La 5ª como Pereza irrumpían con fuerza en la radio los unos con su pop con reminiscencias ranchera y los otros con una propuesta de pop adolescente macarra, todos recordamos aquel "Yo pienso en aquella tarde...".

Tras aquel single consiguieron que el album se mantuviera en ventas dignamente, al menos lo suficiente como para grabar otro largo. Llegó ANIMALES, continuación lógica de "Algo para cantar" y que consiguió subirles al top10 del mainstream en España, todo el mundo se sabía Princesas de cabo a rabo y su actitud pseudo-macarra en los conciertos les convertía en los niños mimados del pop español. Un fenómeno a mitad de camino entre Hombres G y Los Rodríguez. Tras Animales, un disco de colaboraciones con lo más granado del pop bienvisto a nivel nacional, véase Bunbury, Amaral, Sidonie etc etc.

Su penúltimo disco hasta la fecha fue APROXIMACIONES, en mi humilde opinión, lo mejor que han parido. Un disco ecléctico que supuso una evolución en la línea popera facilona que habían firmado hasta entonces. Un primer single (Aproximación) incatalogable (pero exquisito) que no terminaba de encajar en la radiofórmula y que precisó de la archirradiada "Estrella polar" para colocar al álbum dónde se merecía. Joyas como Beatles, Margot, Por mi tripa, frágiles...todo un discazo. Ecléctico como él solo pero tremendamente brillante, aunque claro, ésto supuso que algunas de las grupis quinceañeras se bajaran del barco.

Éstos son los antecedentes de AVIONES, su último disco y el que nos ocupa en este espacio. Pereza podían viajar en un Boeing 747, en clase Business y con azafatas de buen ver, sin embargo han optado en este disco por volar en avioneta chuiquitina, sin lujos, sin retoques, sin arreglos, solo la esencia. La gran pregunta es, ¿llegará la avioneta a destino o caerá estrepitosamente a mitad de viaje?

17 canciones y un rollo premeditadamente acústico supone toda un osadía comercial para la discográfica que se lo ha consentido. Si consiguen que este disco llegue a las masas, se estarán riendo de todas las demás propuestas del mercado. Si un grupo llega al público presente lo que presente dice mucho de ellos. Desgranamos el disco:

Comenzamos con Windsor, un tema pop-folk que no supondríamos nunca como primer corte de un album. No destaca en sus primeras escuchas aunque consigue calar al final con una melodía reconocible de las que incitan a testear las cuerdas vocales. Para mí es la canción estándar de este disco, cuando dentro de unos años piense en el sonido de Aviones, pensaré en esta canción como la más representativa.

Segundo corte y primer single del álbum: Violento amor. Si la discográfica hubiera hecho una encuesta entre los fans antes de sacar el disco para ver cuál podía ser el primer single más factible, por Violento Amor no hubiera votado ni el 6% que estadísticamente le toca al haber 17 canciones. Una oda al falsete y a la lírica afectada, comercialmente nula pero que deja la impronta de tema con buen gusto y supone una declaración de intenciones, se acabaron las princesas.

Lady Madrid: Segundo single del disco, y primero para la gran mayoría de las fans enloquecidas que siguen abarrotando sus conciertos. Una propuesta ochentera con estribillo recordable, con inicio muy similar a los primeros acordes de estrella polar y con éxito seguro en la lista de los 40.

4 y 26: Primer tema que firma Rubén en el disco. Una historia explicada hasta la saciedad en las entrevistas de presentación y una canción resultona, muy muy simple pero resultona.

Amelie: De los temas "pausados" del disco es el que más ha llegado a las masas. La colaboración de Calamaro y sus alusiones al film francés acompañados de una pretendida recreación en el conjunto voz-guitarra como único soporte sonoro para una balada hacen del tema uno de los más recordables del disco. Aunque con las escuchas termina empalagando cual algodón dulce...

Pirata y Leones: Si en Windsor hablábamos del sonido aviones, aquí nos encontramos con otros 2 temas claros que abanderan ese sonido propio que han fomentado en este disco. Dos canciones que invitan a corear los estribillos, pero no nos olvidemos, no son los mismos estribillos de los discos anteriores. Aquí se les da una vueltecita de tuerca, no son temas inmediatos, entran un poquito más tarde, pero entran para quedarse.

Backstage: Otro de los temas de Rubén. Muy inmediato y muy liviano, se va como las hojas en otoño. Esta historia ya nos la han contado muchas veces. Prescindible.

Champagne: Aquí por el contrario tenemos una de las joyas del disco. Un tema sosegado, una instrumentación deliciosa y un estribillo fantástico. La letra descarada pero muy brillante. "...escuchábamos Anthony and the Johnsons para ponernos tontos, no se cómo lo hacías pero yo enloquecía follando en la cocina, dos cuerpos de alfiler, se pinchan sin frenos, no miden si más o menos..."

Que parezca un accidente: Si Pereza es ésto yo me quedo en el barco para siempre. Pop del de siempre, pero de calidad. Un tema cercano al sonido de anteriores discos. Un up-tempo controlado en los estribillos, no dejan que el avión despegue del todo. Una canción que te hace mover un poquito los pies tras tan comedida propuesta. Instrumentalmente destacamos el bajo de Manolo Mejías, ex-Amaral, omnipresente en toda la canción.

La chica del Tirso: Fue la canción que más me llegó cuando escuché el disco entero por primera vez. Una balada tremenda. Preciosa en formas y en fondo. Instrumentalmente sublime, crea una atmósfera muy intensa y afectada. Sin embargo, ni la tocan en los conciertos. Está claro que nos las regalan en los cds para que veamos que son capaces de hacer algo así pero no es la cara que quieren fomentar de cara a los medios.

Está lloviendo y voy a comerte: Firmadas ambas por Rubén, prescindible ambas. En voy a comerte digo lo mismo que en backstage, aceptables pero simples. Está lloviendo es íntima pero la forma de cantarla y el estribillo pesado y machacón la tiran por tierra. Lo más destacable es el pasaje distorsionado que se marcan al final del tema, se agradece tras tanta calma.

El día que no pueda más: Con "La chica del Tirso", mis dos canciones favoritas del disco. Otro temazo de quitarse el sombrero, y otra canción que ni tocan en los conciertos. Un baladón y una historia de superación y de búsqueda de la comodidad en las relaciones.

Escupe y Sr Kioskero: Aquí quería llegar yo. ¿Cómo se pueden incluir estos dos cortes en este disco? Escupe es burda, vulgar, no solo en contenido, sino en instrumentación. Dicen que es un blues, no sé lo que es pero el inicio es tan sumamente saturante y vacuo que incitan a pasar de canción y entonces nos encontramos con Sr Kioskero, una versión de un grupo mejicano. No debe haber canciones interesantes que versionar en el mundo para hacerlo con ésta canción. Insulsa, repetitiva absolutamente prescindible. Estas 2 forman parte del setlist habitual de esta gira, son las incoherencias que me hacen amar a Pereza solo al 85%.

Llévame al baile: Espectacular cierre del disco. La parte coral del final es un broche fabuloso para el disco. Cantan a medias durante esta canción, lo cual no hace sino evidenciar las diferencias vocales entre ambos. Leiva se come a Rubén.


Conclusiones: Un disco que se debería haber quedado en 12 canciones, obviando Escupe, Sr Kioskero, voy a comerte, backstage y alguna otra...
Aunque el disco suene coherente, siguen tocando algún palo que te descoloca 100%. No sé cómo andarán mis augurios pero veo separación en Pereza a medio plazo. Leiva es un tío brillante, canta razonablemente bien y compone con gusto. Rubén es un tío que ha tenido la grandísima suerte de encontrarse dentro de este proyecto, pero cantando es muy muy flojito, componiendo es normal tirando a flojo y carisma en el escenario tb poquito. Y eso se ve en el disco, hay una diferencia enooorme entre las composiciones de ambos. Es buen tío, pero con eso nos quedamos.

Veremos a ver qué nos depara el siguiente disco, y si siguen optando por el rollo acústico. Os dejo con los que para mí son los dos mejores cortes del disco.



4 comentarios:

David dijo...

Gracias figura!!!

Anónimo dijo...

Sois muy auténticos, cabronazos!!!

Penny Lane dijo...

Más de un año después leo esto. Me parece totalmente respetable tu opinión sobre el grupo en conjunto. Nunca te he leido, no se si te gustarán Pereza o no, y como serán el resto de críticas que puedas llegar a tener sobre otros discos o artistas. Puede que en otro momento lo haga, ahora no dispongo de demasiado tiempo.
Lo que me parece que está totalmente de más es el puesto en el que estás dejando a Rubén, como muchas personas dirían Pereza son dos, Rubén y Miguel. El uno y el otro. Pude que te guste más la voz de Leiva o sus temas, pero tampoco descalifiques a Rubén. De hecho... creo que te voy a contradecir, las letras de rubén dices que son muy simplonas o fáciles, no se si pensarías lo mismo de temas suyos de anteriores discos, pero a mi personalmente me dicen bastante más sus temas. No te quedes en lo superficial que te puedan transmitir, Rubén emplea muchas metáforas y a veces puede ser necesario indagar algo más en sus letras.

Esperemos que ahora que ya acabó la gira no tarden demasiado en tener algo listo. Y a ver si esta vez es más de su gusto.

David dijo...

Pufff releo ésto 2 años después y confirmo mis impresiones de que veía separación a medio plazo.Me reitero en casi todo lo dicho.
Quizás las formas me fallaron y quizás resulté demasiado hiriente con Rubén. A Penny Lane q quería agradecerle su comentario y el hecho de que respete y valore mi punto de vista.
Si he ofendido a alguien lo siento, aunque las impresiones que vertí se acercaban mucho a mis sensaciones por aquel entonces y a las que mantengo a día de hoy.
Ojalá, los dos discos en solitario que nos esperan sean maravillosos y hayamos ganado con la separación (temporal).

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...