miércoles, 11 de noviembre de 2009

One Hit Wonders - Capítulo 1

ONE HIT WONDER: Dícese de aquel artista que triunfa y se hace popular con una única canción, pero que no consigue repetir el éxito de la misma, finalmente siendo relegado en el olvido y recordado nada más que por aquel gran hit. Este fenómeno se producía con mucha frecuencia durante los 80 y los 90 cuando las discográficas, ávidas de dinero, promocionaban desmesuradamente un tema de artistas noveles hasta la saturación y se olvidaban del resto del disco, bien porque fuera relleno para excusarse un long play, bien porque no tuviera las mismas cualidades comerciales.
En la actualidad las compañías se cuidan bastante en no repetir este proceso y suelen repartir la promoción entre varias canciones, aunque siempre haya alguna que destaque más que las demás.

En este capítulo rescataremos dos de estos One Hit Wonders. Hagamos memoria:


RIGHT SAID FRED



HIT DE HONOR: I'm too sexy (1991). #1 en USA y #2 en UK



Ver video aquí: http://www.youtube.com/watch?v=V7t0fvlJ7vI

Quiénes eran: Dos hermanos cachas de gimnasio, exhibicionistas, chulescos y con menos voz que un canario acatarrado que sacaban músculos en los videos junto a un tío muy feo que no sabíamos qué pintaba en el grupo y al que nadie echó de menos cuando desapareció de las fotos al poco tiempo de hacerse famosos.

El hito: "I'm too sexy" fue un éxito mundial que les convirtió de la noche a la mañana en grandes estrellas. Sus torsos desnudos y sus calvas brillantes estaban en todos lados, en las revistas de quinceañeras y en todos los programas musicales de televisión, claro que eso fue antes de que el cantante, Richard Fairbrass admitiera que es gay y parte del interés mediático se fumigara. Fue la única canción suya que charteó en Estados Unidos, aunque en UK colaron más singles: "Deeply dippy" fue número 1 y "Don't talk just kiss" fue #3. El disco llegó a lo más alto también allí, todo un logro al haberse publicado en una compañía independiente.



Qué hicieron después: Hasta día de hoy han publicado siete discos y tienen pendientes un recopilatorio con lo mejor de su repertorio. Ya desde el segundo disco (#35 en UK) su popularidad se vió mermada y aunque en Alemania han seguido vendiendo con dignidad, en su país natal poco se quiere saber de ellos.
Facturaban canciones instantáneas, un pop facilón energético con estribillos para mentes simples, sin complicaciones (que no se lo tomen a mal los alemanes, pero es de todos sabido que allí el pop chicloso siempre ha hecho furor).

De prueba un botón: "Stand up"



Más repertorio: "You're my mate", "Hands up for the lovers", "Where do you go to my love?"

Y ahora qué?: Richard Fairbrass es un activista en pro de los derechos de los homosexuales que recientemente (2008) sufrió un grave ataque en un acto en Moscú, donde fue agredido físicamente. Musicalmente, lo dicho, planean un resumen de su carrera con la inclusión de algún tema nuevo. En el 2007 lanzaron una nueva versión más que prescindible de su "I'm too sexy" y grabaron un nuevo video con chicas bailando desnudas con sus cuerpos pintados.



No sólo de un one hit vive el hombre: Así que rescatemos otra canción de su catálogo, "Love for all seasons", de su disco debut.






CRASH TEST DUMMIES



HIT DE HONOR: Mmm mmm mmm mmm (1993) #4 en USA y #2 en UK



Quiénes eran: Una banda canadiense comandada por el barítono Brad Roberts, cuya voz grave era su seña de identidad. Aunque catalogados como folk rock, su segundo disco, el más exitoso, "God shuffled his feet", es un disco más bien pop rock. Entre sus miembros estaba Ellen Reid, pianista que hacía los coros, la cara guapa del grupo, el hermano de Roberts y Benjamin Darvill, conocido por ser capaz de tocar varios instrumentos a la vez, una auténtica atracción en las actuaciones que los Crash ofrecían. Antes de ser famosos con "Mmm..." publicaron un delicioso disco, "The ghost that haunt me", que contenía la preciosa "Superman song".

El hito: La canción de nombre impronunciable acabó sonando hasta en los anuncios de detergente, era omnipresente y terminó por saturar al público y quemar la popularidad de la banda, que no consiguió quitarse de encima el soniquete por muchos singles posteriores que lanzaran. "God shuffled his feet" es un fantástico album atemporal que merece la pena recuperar, o descubrir, para quien no lo haya hecho. Las historias que Roberts relata en sus canciones son reflexivas y originales, planteándose cuestiones tan curiosas como "¿Cómo distingue un pato cuál es su esposa de los demás patos? o ¿Hace falta cortarse en el pelo en el cielo?". Su famoso hit contaba varias historias a modo de cuento, con moraleja incluída. En el video unos chavales representaban las historias en un teatro de colegio, ante la atenta mirada de sus padres.

Qué hicieron después: Pues varias chapuzas, porque era todo tan malo que más vale no acordarse. Fueron de mal a peor. Ellen abandonó la banda, compresiblemente, y la banda se limitó a ser únicamente el alter ego de Brad Roberts. Ni por asomo consiguieron un hit como "Mmm...". En total los Crash Test Dummies han publicado nueve discos, que se dice pronto.

Más repertorio: "God shuffled his feet", "Afternoons & Coffeespoons", "The ghost that haunt me", "Knights and maidens"



Y ahora qué?: Brad ha anunciado nuevo disco junto a Ellen Reid, solos los dos. En principio se llamará "Ooh la la" y será lanzado únicamente en formato digital. Actualmente está en proceso de masterización, pero parece que va con retraso. El propio Brad alude que los otros miembros de la banda están muy ocupados con asuntos familiares. Será que les sobra para comer...

No sólo de un one hit vive el hombre: Un desconocido segundo single como "Swimming in your ocean" mereció mejor suerte. Yo no sabía ni que había salido como sencillo este tema, que me parece de lo mejor del disco.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...