sábado, 7 de noviembre de 2009

Ash - El ocaso de los inocentes



Me gustaría dedicar esta entrada a Milhaud, confiando en que le guste tanto tanto la canción que se anime a hablar de ella algún día en su estupendo blog.

Sólo 2 estrellas le dieron los de Q al último disco de la banda irlandesa Ash, alegando que dos canciones buenas no hacen una gran obra, lo cual es cierto. Pero es más que discutible su opinión y yo no la comparto, no obstante acabaron reconociendo la grandiosidad, elocuencia y belleza del tema "Twilight of the innocents", la cual cerraba el álbum.

Con una introducción de cuerdas como de película de aventuras, a lo Spielberg, el ocaso se va abriendo formando nuevas capas que suman un bloque peligrosamente atractivo y sugerente. En cerca de seis minutos y medio las sensaciones son múltiples, se disparan en todas las direcciones, no las podemos definir, no podemos contarlas, somos totalmente vulnerables a su poder. Con varias escuchas se siguen produciendo estos destellos, descubriendo efectos que antes no habíamos escuchado.

¿Ese coro que sale en el primer estribillo siempre ha estado ahí? ¿Esos sonidos como de animales devoradores son nuevos? Es una canción mágica, no cabe duda. Será por la maravillosa partitura de la sección de cuerdas, será por esa conjunción acertada de guitarras, efectos sonoros y batería atronadora. Lo único que sabemos es que al finalizar nos hemos quedado hechos polvo. Como si hubiera pasado un fantasma por delante, no te puedes creer lo que has vivido.

Como en una montaña rusa, poco a poco nos vamos alzando hasta lo alto, creando intriga y nerviosismo, para después deslizarnos frenéticamente en un sinfin de curvas. En la parte final, ya cuando parece que la tormenta ha amainado, que nuestro coche en la montaña rusa ha parado, la batería te recuerda que la inocencia no se recupera, sonando espasmódica y firme, a golpe militar, y si esto fuera poco, los efectos sonoros producidos con la guitarra imitando a una visagra mal engrasada rememoran un estado de catarsis insuperable. Una sensación que, pensando en otros grupos, sólo recuerdo del "Knights of Cydonia" de Muse, pero en otra dimensión.

Aquí nada es casual, el acompañamiento sonoro es sólamente la justificación de una oscura composición lírica. Sumergidos en un pozo, sin ver la salida, sin alcanzar el hogar, en las profundidas más recónditas de nuestra mente. Ash consiguen ser lo suficiente ambiguos para no relatar a qué se debe ese estado de decadencia, pero el estribillo es positivo: "Aún estoy respirando y mi corazón sigue bombeando". Mientras haya vida hay esperanza.

En el disco, de igual nombre, sólo "Polaris" se le podría comparar en fuerza, pero este broche es tan soberbio (y no fue single) que sólo por eso merece más de 2 estrellas.

Imprescindible escuchar con auriculares o a un alto sonido.




Tell me the story of a boy who lived in Hell
Trapped in silence
No one there to keep him sane
Clandestine pain
Coming back from the dead
Into a world of sorrow
Making no sense
Hear the voices in his head
See through his eyes

Pass through the gateway of a banished citadel
No turning backwards
Pray for mercy to be free an unchained soul
Disembodied
When are you coming home
Youve been away too long
Too far you've wandered
Through the shadows and the dark depths of your mind

Im still breathing, My hearts still beating (x8)

Benath the arches of a cold and distant sky
Held in rapture
Infinte number I am left to wonder why
Forever after
Through the darkness starring down
Your soul denied these warnings
Took no notice
Disbelieving with the end in clearest sight

Im still breathing, My hearts still beating
Im still breathing, My hearts still beating
Im still breathing, My hearts still beating
Im still breathing, My hearts still beating

2 comentarios:

Milhaud dijo...

Llevo muchos años sin seguir la carera de los irlandeses Ash, de hecho creo que desde el "Free All Angels" no había escuchado nada de ellos hasta que hace poco oí su nuevo proyecto de sacar 26 Singles, uno cada dos semanas.

Por tanto, este tema había pasado totalmente desapercibido, y no suena mal del todo, aunque me gustaba más su estilo en el "1977".

En cualquier caso, me lo apunto y lo iré escuchando.

archer dijo...

¿no suena mal del todo? Dale más escuchas, por favor. Es una jodida obra de arte!!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...