viernes, 16 de enero de 2009

Recordando.... "Stay" de LISA LOEB

"Dices que sólo escucho lo que quiero".
Así empezaba "Stay (I missed you)", el único gran éxito que Lisa Loeb ha cosechado en quince años de carrera, en lo que era una canción inolvidable, una letra intensa en una melodía absorbente.

Lisa Loeb, nacida en Maryland pero criada en Dallas se licenció en literatura comparativa y quizás tendrá por eso esa facilidad para recrear esas imágenes preciosistas que describen sentimientos humanos utilizando inverosímiles metáforas.
Sus primeros contactos con la música se produjeron junto a sus compañeros de Universidad Elizabeth Mitchell y Duncan Sheik.

Más tarde, desplazada a Nueva York y con la perspectiva de labrarse una fecunda carrera en solitario, empezó a moverse por los selectos grupos de los artistas hasta que conoció al actor Ethan Hawke, su mecenas y descubridor.
Ethan vivía al otro lado de la calle donde Lisa se había instalado y tras ser presentados por amigos comunes, Lisa le entregó un cassette con su tema "Stay", modesta canción sin apenas arreglos escrita por ella y producida por Juan Patiño, su novio por aquel entonces, de descendencia latina.


Lisa Loeb, allá por 1994, cuando promocionaba "Stay"

Ethan estaba grabando en esos momentos la película "Bocados de realidad" de Ben Stiller. Quiso probar suerte y entregó el cassette a su director, que agradado por el tema supo que encajaba en el concepto del guión.

En aquel año, 1994, todavía muchos artistas eran presentados en sociedad mediante banda sonoras, a modo de experimento, de pequeño canapé para saber si te gustaría un plato entero de la misma comida.

"Stay" fue la tarjeta de presentación de la película. Y de Lisa Loeb. El tema pronto empezó a sonar sin parar en emisoras dada la grata recepción de la gente, y Lisa Loeb se encontró con un éxito en sus manos sin siquiera haber firmado un contrato discográfico.

Consiguió alzarse hasta el número 1 del Billboard y los ávidos comerciales de la longeva compañía Geffen Records le ofrecieron costear la publicación de todo un disco y un suculento cheque por los derechos de "Stay".

Así nació "Tails", grabado junto a varios colegas que empezaron con ella por locales de medio pelo y que la acompañaban desde entonces, los Nine Stories (nombre homenaje a las obras de J.D. Salinger, el de "El guardían entre el centeno"). Un disco que mostraba un lado mucho más agresivo, que borraba de un plumazo todo el almíbar que pudiera dejar el primer single, que para más inri, cerraba el disco.


Actualmente, el patito feo convertido en cisne, eso sí, después de unos retoquitos.

¿Cuál era la fórmula de "Stay"? ¿Por qué tanto éxito de repente?
"Stay" era la prueba de que todavía seguimos siendo humanos y que debajo de toda la ruda fachada que podamos tener, aún nos pueden los sentimientos.
Cómo una triste canción súplica, apenas acompañada de una guitarra, una leve batería y un bajo acabó llegando tan alto es un misterio. El caso es que en todos los lados se cantaba de carrerilla "Stay", sus largos versos estaban en boca de todos y la desesperanza, negatividad, crudeza y desconcierto que Lisa arrojaba, se hacía nuestra.

Todo ello compactado en un texto que contaba cuatro verdades. Nada más. Ese fue el secreto de su triunfo.


Hoy por hoy, estrella mediática más que cantautora de pub

Ella no volvió a repetir el éxito de "Stay (I missed you)" pero ha dejado un legado de tremendas canciones repletas de sentimientos contrastados, como buena licenciada en Literatura Comparativa.

Recomiendo detenerse en piezas como "Hurricane", "It's over", "How" o "Someone you should know". Gracias a "Stay", Lisa Loeb pudo quedarse, con sus gafas de pasta, con su hermoso rostro implorando que la entiendan, que todos nos podemos equivocar, que no todos somos tan fuertes ni todos lo tenemos tan claro.

Hermosa pieza para recuperar.



You say i only hear what i want to.
you say i talk so all the time so.

and i thought what i felt was simple,
and i thought that i don't belong,
and now that i am leaving,
now i know that i did something wrong 'cause i missed you.
yeah, i missed you.

and you say i only hear what i want to:
i don't listen hard,
i don't pay attention to the distance that you're running
to anyone, anywhere,
i don't understand if you really care,
i'm only hearing negative: no, no, no.

so i turned the radio on, i turned the radio up,
and this woman was singing my song:
the lover's in love, and the other's run away,
lover is crying 'cause the other won't stay.

some of us hover when we weep for the other who was
dying since the day they were born.
well, this is not that:
i think that i'm throwing, but i'm thrown.

and i thought I'd live forever, but now i'm not so sure.

you try to tell me that i'm clever,
but that won't take me anyhow, or anywhere with you.

you said that i was naive,
and i thought that i was strong.
i thought, "hey, i can leave, i can leave."
but now i know that i was wrong, 'cause i missed you.

you said, "i caught you 'cause i want you and one day i'll let you go."
"you try to give away a keeper, or keep me 'cause you know you're just scared to lose.
and you say, "stay."

you say i only hear what i want to.


3 comentarios:

penelopechain dijo...

Una buena canción, no está de más recordarla. Y el video tb me gustaba.

Me apunto su blog. Saludos!

Marta Fort dijo...

Me encanta esta canción... Verdaderamente emocionante, de esas que no se olvidarán nunca.

Como ves me paseé un poco por tu blog, la verdad es que es muy heterogéneo musicalmente y muy interesante :-)

Un saludo!!!

atticus' daughter dijo...

Bueno... veo que ya te comenté en su momento, jeje. Releyendo tu entrada me quito el sombrero... la información sobre la canción es impresionante!!

un saludo!!

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...