miércoles, 10 de diciembre de 2008

"Mercy" de Duffy - La canción del 2008



La libertad sexual que proclamaba Duffy a los cuatro vientos en este clásico instantáneo la ha convertido en una de las artistas revelación de este 2008. El lado angelical del brit soul venía a competir directamente con su contricante en el género, Amy Winehouse.

Duffy era todo lo contrario de la Winehouse a lo que aspecto y costumbres se refiere pero con el paso del tiempo y la confianza que le ha dado la fama, hemos comprobado que Duffy no tiene pelos en la lengua y ha demostrado tener más cerebro y saber estar que la sobrevaloradísima Winehouse, personaje patético donde los haya.

"Mercy" utilizaba un comienzo apabullante, una introducción que ya incita al baile y que continúa irreflenable al son que esta imitadora de Dusty Springfield marca.
Duffy ha sabido poco a poco quitarse los trozos del cascarón que la cubrían y después de un pasado que ella misma omite, el cual incluye su paso por una especie de Operación Triunfo galés y con algún kilo de más y un peinado horrible, Duffy, apoyada por el ex-guitarrista de Suede, Bernard Butler en la producción, acabó publicando "Rockferry", el disco que la ha dado la fama.

"Mercy" ha sido número 1 en varios países y todo el año nos ha acompañado sin dar tregua alguna. Ahora le llegan los reconocimientos en forma de nominaciones a los Grammy y premios a la mejor canción del año por parte de MOJO, revista británica.
No se puede estar más de acuerdo con MOJO, porque si hay un tema que puede representar al 2008, que ha sonado en todas partes y que para colmo, no resulta aburrido, éste era "Mercy".

Según la propia cantante, "Mercy" habla de la libertad sexual, como apuntábamos al principio, pero esto es todo según la percepción que cada uno tenga.
En la letra, pide piedad y que la liberen, se encuentra bajo el encanto de ese chico. No parece que haya mucha libertad, sino que se ve atrapada, más bien, y tampoco parece muy incómoda.

Probablemente querrían quitarle azúcar al asunto y hacerlo más reivindicativo, pero nada más lejos de lo que revela su signicado a primera vista, por mucho que diga la galesa y de la cual Tom Jones se declara fan incondicional (entre compatriotas es lo que tiene).

Videoclip de "Mercy":

2 comentarios:

Esther dijo...

Bueno, realmente la oleada de hordas y hordas de "Sor Citroën" que nos invaden últimamente no deja de ser sorprendente (vease mi comentario en el artículo de Sor Amaia Montero), pero más bien creo que nos encontramos ante otra cosa.

La industria musical no es tonta (y nunca lo ha sido) y tiene algo muy claro: siempre ha venido tanto lo vendible como lo invendible a golpe de escándalos y prensa negra o rosa.

Hay dos formas de vender: o bien se muere/mata el músico de turno (vease Kurt Cobain), o se le coloca día si día también en los tabloides. Y si no tengo nada interesante que contar, ya maquillo lo que tengo.

Esto me recuerda al reinado de Britney Spears; la bajada a los infiernos de una angelical y virginal niña, que pasó de ser la novia que todos los padres querrían para su hijos, a una "golfilla" de tres al cuarto, con todo tipo de problemas y adicciones. Y señores, eso vende. A ver quien queda hoy que no conozca o hable de Britney.

Pretenden vendernos lo mismo con Duffy? Un angelito que pretenden que descubramos que no lo es tanto? Pues con competidoras como Britney Spears o la propia Amy Winehouse, ya puede ponerse las pilas o no se llevará ni una columna en una Cuore de tercera.

En fin, que siendo serios y hablando de música (que lo otro ni me va ni me viene aunque es divertido), si que "Mercy" me parece un buen tema y no me parece mal el premio recibido, pero tengo que decir que escuchando el disco que lo contiene al completo, si que hecho un poco en falta (y comparándola de nuevo con Amy) la suciedad y la crudeza que se masca en el disco de la Londinense.

Duffy tiene un sonido mucho más limpio, muy bueno (lo reconozco), pero es que una siempre ha sido un poco canalla...

archer dijo...

Gracias por tu estupendo aporte, Esther.

Yo albergo la esperanza de que en breve empiecen a salir noticias amarillistas de Duffy, primero más suaves besándose con chicos, luego en las discotecas, pegando a reporteros... vamos, los trámites generales hasta llegar a la gran bomba, que visto lo alto que le han dejado el listón, como no le dé por flagelarse, no sé cómo puede superarlo...

El disco en conjunto no es tan "redondo", pero aquí, hablemos sólo de "Mercy".

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...