martes, 6 de mayo de 2008

Moby - Last night (Q review)



Nos encontramos ante un Moby perdido, pero quizás perdido con su propio consentimiento, porque vender el porrón de copias que osó vender de "Play" o "18" es una jugada difícil de repetir.
Así, en "Last night" pasa de ese soft rock para todos los oídos que fue "Hotel" y vuelve a sus inicios, a la música disco, sin olvidar, como Dorothy en El Mago de Oz, los personajes que se ha ido encontrando por el camino, y que le han hecho convertirse en lo que es hoy.

3/5

El veterano del techno redescubre su bola de luces interna.

"Last night" es un retorno y una bienvenida a la pista de baile siguiendo aquel irregular experimento de rock-dance que fue "Hotel", aunque todavía se siente como si Moby estuviera luchando por sobrevivir a las 10 millones de copias de Play. Pretendido como evocación de una noche de ocho horas en la ciudad de Nueva York, el sabor disco de la iniciática "Ooh yeah" le encuentra en su máxima euforia, mientras que "Everyday it's like 1989" le devuelve a los samples de blues gimiente que le dieron su fama a finales de los 90. Menos convincente, de todas formas, son los divertimentos mal consumados de Alice en hip-hop o la música del mundo en Hyenas, los cuales suenan como ligeramente desesperadas búsquedas por inspiración fresca.

DISCO LIES

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...